Cómo ahorrar dinero aplicando las 4A

Como ahorrar dinero

Nadie sabe mejor que tú cuánto cuesta ahorrar dinero. Es una pena que todo el dinero que ingresas, a base de duro trabajo, se agote tan pronto. Por eso, todos los trucos y técnicas de ahorro son bienvenidos.

En este blog te hemos hablado ya de métodos prácticos de ahorro como Kakebo, la regla 50-20-30 o el método de Harv Eker.

Estos métodos te explicarán cómo ahorrar dinero de forma inteligente, pero solo serán efectivos si haces un ejercicio previo de disciplina y adaptación de tus hábitos. Para conseguirlo, te proponemos un método propio, el de las 4A. Sigue leyendo para descubrir en qué consiste.

ctitud. La batalla mental

Si de verdad quieres ahorrar dinero, el primer paso es modificar tu actitud. Se trata, básicamente, de hacer examen mental, analizar tus finanzas, establecer unos objetivos y pensar un poco más en tus decisiones monetarias. Y sobre todo, armarte de paciencia para ser firme y constante.

Establece objetivos de ahorro

Uno puede querer ahorrar por muchos motivos. Es muy práctico encontrar los que te estimulan a ti. Ya sea comprarte un coche, hacerte un viaje, mudarte a una casa más grande… todos podemos hallar una motivación para ahorrar.

Fijar un objetivo de ahorro es la primera línea de una hoja de ruta del ahorro. Porque si sabes cuánto te va a costar cumplirlo, podrás precisar qué cantidad periódica debes reservar y durante cuánto tiempo.

Tómalo como un gasto fijo

La mejor forma de adquirir el hábito del ahorro es ingresar mensualmente una cantidad en una cuenta aparte, como si tuviese que realizar un pago a un tercero. Como abonar la cuota de Netflix, de la luz o de la hipoteca.

Una vez interiorices ese gasto, como si fuera fijo, no te costará tanto acostumbrarte a desenvolverte con lo que te queda para gastar.

Sé consciente de cuánto cuesta ganar cada euro

El valor de los objetos que quieres comprar no sólo puede medirse en dinero. También puedes acostumbrarte a valorar lo que quieres en las horas de trabajo que te costará conseguirlos.

Calcula cuánto tiempo tardas en ganar lo que cuesta un Smartphone o un fin de semana de ensueño. Es una buena forma de poner a prueba cuánto deseas lo que deseas.

yuda tecnológica

A veces el ahorro depende de algo primordial: el orden mental. En este sentido, las nuevas tecnologías pueden servirte de gran ayuda. Las llamadas fintech, o tecnologías aplicadas a las finanzas, han ido consolidándose en la última década hasta convertirse en un elemento primordial de todo ahorrador, grande o pequeño. Por ejemplo:

Portales y apps para comprar barato en Internet

Desde portales de descuentos online, como el clásico Groupon, hasta apps para seguir la alteración de los precios de productos que te interesan, como CamelCamelCamel.

Financiación online

La innovación tecnológica permite la continua aparición de nuevos medios de pago: tarjetas virtuales, plataformas de pago online, pago por móvil, transferencias instantáneas, servicios de financiación online, cómodos y flexibles, como 3x 4x Oney

Si los usas inteligentemente, podrás pagar cómodamente tus compras y ahorrar a largo plazo.

Herramientas fintech de gestión

Actualmente ya no existe ningún banco que no ofrezca a sus clientes su propia app o portal web.

La propia App de Oney te ayuda a gestionar tus finanzas cómodamente. Podrás consultar tus movimientos, realizar operaciones y consultar tus gastos mensuales fácilmente.

prende a comprar

Como te decíamos al principio, cuando se trata de ahorrar dinero, aprender a consumir de forma inteligente es casi la mitad del proceso.

El consumo inteligente tiene en cuenta tres cosas: el coste para el bolsillo, la sostenibilidad y el beneficio social de cada compra. Es decir, si aprendes a consumir de forma inteligente no solo conseguirás ahorrar un poco más cada mes, sino además dejar una huella positiva.

Consumir productos de temporada, elegir comercios de proximidad, apuntarse a la tendencia Ugly Food… Hay muchas formas de ahorrar dinero adaptando tu forma de comprar. Solo tienes que echar un vistazo a estos consejos sobre consumo inteligente.

nímate a invertir

Elegir correctamente productos de inversión también puede hacer crecer tus ahorros. Existen muchos productos financieros que pueden poner tu dinero a trabajar. Una gran parte de ellos implica riesgos y molestias mínimas. Claro está que no son los que más rentabilidad te ofrecerán. Pero tus ahorros estarán mucho mejor en ellos que en una cuenta estéril.

Para animarte a invertir, tan sólo tienes que conocerte bien a ti mismo. Cuál es tu perfil (conservador, arriesgado) y cuáles son tus recursos. Y, a partir de ahí, establecer unos objetivos y encontrar los productos idóneos para satisfacerlos.

Pero, ante todo, lo primero que debe hacer un ahorrador que pueda beneficiarse de la inversión es vencer la pereza y el prejuicio de que las finanzas sólo son para los ricos.

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Conceptos financieros para no financieros: débito, crédito, descubierto e inversión

Donaciones de padres a hijos: ¿Qué impuestos pagar?

Cómo ahorrar aplicando la regla 50-30-20

Tramos IRPF: ¿Cómo funcionan y cuáles aplican en 2020?