Destinos y consejos para viajes ecológicos

La reputación del turismo low cost no está en su mejor momento. Hemos atravesado una pandemia. La inflación ha recortado la capacidad de viajar de las familias. Y, sobre todo, el impacto ecológico de un viaje no siempre está justificado. Pero viajar es una experiencia demasiado enriquecedora como para desestimarla. ¿Qué podemos hacer para conciliar viajes y ecología? ¿Qué son los viajes ecológicos? ¿A qué destinos de ecoturismo podemos encomendarnos? Toma nota y volverás a viajar

¿Qué son los viajes ecológicos? Descubre el eco travel o ecoturismo

La Sociedad Internacional de Ecoturismo considera que un viaje ecológico es el que posee tres características: 

  1. Su destino es un área natural con un alto grado de conservación del medio ambiente.
  2. El viaje ayuda a sostener el bienestar de la población local.
  3. Se orienta al aprendizaje del viajero. 

El ecoturismo, por un lado, minimiza el impacto del turismo de masas. Por otro, impulsa positivamente las comunidades de destino y refuerza la conservación de hábitats. El ecoturista es un viajero concienciado, que busca, a través de esta experiencia, aprender y reforzar aún más sus valores. 

A continuación, vamos a darte algunos consejos para acercarte más al turismo verde. Y, para abrir tu apetito de viajero responsable, los acompañaremos de ejemplos de destinos que te devolverán la fe en el turismo. 

Para los viajes ecológicos, escoge un destino ecológico: Eslovenia

Está claro que uno sólo puede mantener una actitud ecológica en la medida en que se lo permite su entorno. Y que algunas sociedades han logrado una forma de vida más sostenible que otras. De esto se deduce algo obvio: viajar a los lugares donde se ha avanzado más en sostenibilidad es más recomendable desde el punto de vista ecoturista. 

Como destinos contraindicados, podríamos mencionar Catar o Las Vegas, cuyo emplazamiento en sí mismo ya es un disparate desde el punto de vista ecológico, energético y acuífero. Ten en cuenta que Catar emite cada año 34,04 toneladas de CO2 por habitante, mientras España no llega a 5. 

En el otro extremo, hay un país que se pone como ejemplo de superación en retos de la sostenibilidad: Eslovenia. En 2016 fue proclamado Primer País Verde del mundo por la organización Green Destinations. También es una de las administraciones que mejor cumple los ODS de cuantas los han suscrito. 

El modelo de desarrollo sostenible adoptado por este estado europeo también alcanza su propuesta turística. En primer lugar, su turismo rural, en los Alpes, posee  infraestructuras y actividades de bajo impacto para el medio ambiente. El montañismo allí es toda una tradición, sin masificaciones ni degradación del entorno. Por otra parte, Eslovenia es un país concienciado con la política de cero residuos, la movilidad verde, y ofrece todo un abanico de posibilidades para ejercer un turismo de inmersión y desconexión

No hace falta ir lejos para un viaje ecológico en profundidad: España

No importa lo lejos que vayas, sino cuánto profundices en tu viaje. Nuestro país es uno de los más ricos y variados de Europa en cuanto a culturas, tradiciones y paisajes. Tenemos un número sorprendente de espacios naturales protegidos. Nada menos que quince Parques Nacionales. Nuestra red de alojamientos rurales es muy amplia, y puedes encontrar certificaciones que garantizan que escoges hoteles respetuosos con el medio ambiente. 

Además, alcanzarás cualquiera de estos destinos en transportes como trenes o autobuses, que no necesitan quemar toneladas de queroseno por minuto. Por no mencionar la posibilidad de desplazarte en bicicleta una vez que estás allí. 

Por eso, antes de emprender un lejano viaje internacional, te recomendamos que pienses si conoces bien nuestra riqueza turística. Quizá parajes como la Selva de Irati (Navarra), las Médulas (Castilla y León), las Lagunas de Ruidera (Castilla-La Mancha) o las Cuevas del Drach (Mallorca), entre otros muchos, puedan darte mucho más que el más caro de los billetes de avión. 

Siéntete igual que en casa… Igual de responsable: Islandia

Este consejo apela a tu sentido común. Si en tu casa apagas las luces. Ahorras toda la calefacción y el agua que puedes. No desperdicias alimentos. No compras por capricho artículos que vayan a tener un alto impacto en el medioambiente. Moderas el consumo de carne por motivos de salud y sostenibilidad. Reciclas. Evitas en lo posible el uso de plásticos… Ya sabes por dónde vamos, ¿no? 

Si eres un consumidor responsable en tu lugar de origen, también debes seguir siéndolo en el destino. Para ello no necesitas más que informarte sobre las normas de reciclaje y gestión de residuos, las alternativas de transporte más ecológicas, los alimentos de cercanía y temporada… Lo mismo que haces en casa. Añade alguna conducta básica de quien se aloja en un hotel: no tires a lavar las toallas a diario, pide que no te cambien las sábanas y modera el consumo de climatización

Un destino que te facilitará este comportamiento es Islandia. Entre otras cosas, porque casi todos sus lugares de interés son impresionantes parajes naturales, y tendrías que tener poca conciencia para dejar ahí tu huella indeseada. 

La militancia de Islandia en favor de la biodiversidad es notable. Sus instituciones suelen levantar su voz contra la contaminación de los océanos. Y se considera que sus costas son las más limpias del mundo. 

Dado que este país soporta una carga cada vez mayor de turismo, las autoridades intentan canalizarlo de dos formas. La primera, ofreciendo a los visitantes actividades de impacto mínimo centradas en el aprendizaje, la concienciación y la cultura autóctona. En segundo lugar, exigiendo prácticas de consumo responsable a los turistas, apostando por las compras en comercios de cercanía y las empresas de servicio islandesas. 

De esta forma, el visitante nota que Islandia no es un país rendido al éxito comercial, a toda costa, sino que sus normas y ofertas buscan reforzar y conservar su patrimonio natural

Financia tu viaje ecológico mediante préstamos eco: Maldivas

Está bien, sabemos que muchas veces la atracción por los destinos remotos es irresistible. Ya imaginas que es más difícil justificar una conducta ecológica cuanto más lejos se viaja, por un mero cálculo de las emisiones de CO2. Por eso los dos últimos consejos irán destinados a aliviar este problema. 

Lo primero que te proponemos es que, si quieres realizar un viaje y tienes que financiarlo, apuestes por un préstamo ecológico. Los préstamos eco, como el que ofrece Oney, han sido creados para financiar proyectos socialmente responsables con condiciones exclusivas. 

Hablamos de productos financieros para ayudarte a conseguir un vehículo más ecológico o para hacer tu casa más energéticamente eficiente. Un viaje ecológico entra dentro de esta categoría. Las ventajas son muchas: las condiciones son mejores que en un préstamo ordinario, pero además estás colaborando al éxito de un producto que puede ayudar a llevar a cabo muchos proyectos sostenibles; además, con el Préstamo Eco de Oney comienzas a compensar tu huella de carbono desde el primer momento, pues se planta un árbol por cada préstamo firmado. 

Se trata de una forma inmejorable de viajar a un destino como Maldivas. Este archipiélago es el país más pequeño de Asia, y recibe más de un millón y medio de turistas cada año. La necesidad de preservar su entorno es  crítica. Y hay resorts que se lo toman muy en serio, como el Gili Lankanfushi, un hotel de lujo que trabaja codo a codo con EarthCheck, grupo líder en la certificación del turismo sostenible. Hablamos de un puñado de cabañas sobre el océano con una huella diminuta en el medio marino. 

En este hotel no sólo hay recepcionistas y camareros. También residen de forma permanente dos biólogos que monitorizan la salud del coral y la biodiversidad del arrecife. Los proyectos del hotel Gili Lankanfushi también pasan por repoblar el pasto marino. De esta forma que no sólo se reduce el perjuicio en el entorno, sino que también se revierte

Es cierto que esta es una propuesta para unos pocos privilegiados, incluso teniendo en cuenta las condiciones del Préstamo Eco de Oney. Pero la compartimos como ejemplo de que hay una forma distinta de hacer las cosas, también en el turismo de lujo. 

Compensa tu huella de carbono para un viaje más ecológico: Nueva Zelanda

Las emisiones de CO2 del transporte de turistas pueden llegar a representar hasta el 5,3% del total. Con estas cifras, es difícil legitimar como viaje ecológico un desplazamiento muy largo. Y los viajes en barco de vela no son una opción demasiado plausible. Existe, sin embargo, una forma de aliviar las emisiones por nuestros desplazamientos. Se denomina compensar la huella de carbono. Y existen varias empresas que se dedican a ello. 

Antes de seguir, no olvides esto: un ecoturista, en primer lugar, intentará hacer un viaje ecológico con cero emisiones. Sólo cuando esto no sea posible, compensará la huella de carbono pagando dinero. Es decir, compensar la huella de carbono no debe ser un “green washing” de conciencias. 

Sabiendo esto, hay formas de calcular nuestra huella de carbono y compensarla comprando créditos para programas de reforestación, medioambientales, etc. Sólo tienes que investigar en Internet. 

Con esta práctica, es más lícito llegar a ese destino de ensueño, tan lejano que, si vas más allá, vuelves. Nos referimos a Nueva Zelanda. Un icono del turismo de naturaleza, tan ecológico como sorprendente. Un país plagado de Parques Nacionales, con una infraestructura pensada para paliar la afluencia de turistas y una oferta de actividades inigualable. 

Las autoridades neozelandesas son muy celosas en cuanto al respeto de la biodiversidad se refiere. Son muy conscientes del valor de sus especies endémicas y sus parajes inigualables. Los visitantes son invitados a formular la Promesa Tiaki. Un juramento por el cual uno se compromete a cuidar la tierra, el mar y las costumbres ancestrales, y a no dejar ninguna huella al finalizar las vacaciones. Esto sí es concienciación. 

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Este es el SMI en 2024. El Salario Mínimo Interprofesional sube a 1.134 €

Flechazo vs tarjetazo: 5 tips para comprar de forma consciente regalos de San Valentín

Calendario laboral de 2024: ¿qué findes largos y festivos habrá este año?

Previsión del IPC para 2024 en España

atencioncliente

Cookies de otro planeta

Utilizamos cookies en nuestra web (propias y de terceros) para asegurarnos que todo funciona correctamente, darte un mejor servicio y crear experiencias más valiosas para ti, por ejemplo a través de banners online de publicidad personalizada. Además, nos ayudan a analizar y entender cómo navegas a través de nuestra web para mostrarte contenidos ajustados a tu perfil. Pincha aquí para obtener más información sobre nuestra política de cookies.