Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030: ¿Qué son los ODS?

¿Cuál dirías que es el mayor reto que afronta la humanidad en el siglo XXI? ¿El calentamiento global, el hambre, las guerras, la educación…? La clase política internacional lleva haciéndose estas preguntas algún tiempo. Y también intenta dar respuestas. En 2015, la Asamblea de las Naciones Unidas publicó diecisiete metas prioritarias para convertir este mundo en un lugar algo mejor para quienes lo habitan. Las llamó Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030, ODS. Y, desde entonces, se han fijado hojas de ruta para lograr alcanzarlas, de una forma que afecta a tus rutinas. 

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030

La ONU ha marcado un plazo para cumplir los diecisiete ODS que va desde 2020 hasta 2030. Por tanto, nos encontramos en una década determinante para lograr una sociedad más equitativa y justa. 

La hoja de ruta de los ODS se llama Agenda 2030, debido a la firme determinación de cumplirlos antes de ese año. En la Agenda 2030 se desglosa cada ODS en metas más específicas y, además, se identifican los indicadores en los que hay que fijarse para saber si el plan se está cumpliendo. 

Aunque seguir la Agenda 2030 no es obligatorio, todos los estados miembros de la organización tienen que comprometerse a trabajar para cumplirla a su manera. Para lo cual cada país ha establecido diferentes planes y políticas internas. 

Antes de los ODS, la ONU ya tuvo sobre la mesa los llamados Objetivos del Milenio, que tenían como plazo de cumplimiento el año 2015. No todos los países miembros de la ONU consiguieron cumplirlos, pero en el caso de España puede presumir de haberlo hecho. En el año de su vencimiento fueron sustituidos por los ODS, más amplios y ambiciosos. 

Los diecisiete ODS son: (1) Fin de la pobreza. (2) Hambre cero. (3) Salud y bienestar. (4) Educación de calidad. (5) Igualdad de género. (6) Agua limpia y saneamiento. (7) Energía asequible y no contaminante. (8) Trabajo decente y crecimiento económico. (9) Industria, innovación e infraestructura. (10) Reducción de la desigualdades. (11) Ciudades y comunidades sostenibles. (12) Producción y consumo responsables. (13) Acción por el clima. (14) Vida submarina. (15) Vida de ecosistemas terrestres. (16) Paz, justicia e instituciones sólidas. (17) Alianzas para los objetivos. 

Cómo te afectan los ODS a tu rutina y bolsillo

Objetivo 1: pobreza

Se calcula que el 10% de la población mundial no puede satisfacer ni siquiera sus necesidades básicas, como la salud, la educación, el agua potable y el saneamiento. Esto se define como pobreza extrema, y el ODS 1 tiene la meta de erradicarla, además de reducir la pobreza en un 50%, crear sistemas de protección social, movilizar recursos para combatir la pobreza, etc.   

  • Así te afecta: La movilización de recursos se traduce en políticas fiscales y comerciales que, aunque no lo veas, acaban por afectar a tu día a día, a través de los impuestos que pagas y los precios de los productos. 
  • Cómo colaborar: Este objetivo te interpela directamente, invitándote a practicar un consumo responsable y a estudiar la trazabilidad de tus productos y averiguar si causan pobreza en alguno de los eslabones de la cadena de producción. 

Objetivo 2 y objetivo 6: hambre y agua

El 8,9% de la población mundial padece hambre, según el Programa Mundial de Alimentos. Esta cifra puede incrementarse con el cambio climático y el agotamiento de los recursos naturales. Asimismo, más de 2 mil millones de personas carecen de acceso a agua para beber o para su higiene. Los ODS tienen como objetivo mejorar la nutrición y la seguridad alimentaria de todo el mundo, mientras se preservan las fuentes de alimentación y los acuíferos. 

  • Así te afecta: Las políticas agrícolas y alimentarias influyen directamente en el precio de los alimentos y, por tanto, en tu poder adquisitivo; sin embargo, al estar preservando la capacidad futura de producción, este objetivo también busca protegernos del aumento de los precios que conllevaría una disminución de los recursos, al mismo tiempo que persigue productos más seguros y de mayor calidad en cualquier lugar del mundo al que viajes. 
  • Cómo colaborar: Una vez más, si quieres colaborar con este objetivo, practicar el consumo responsable y estudiar la trazabilidad de los productos es lo más indicado. 

Objetivo 7 y objetivo 13: energía y cambio climático 

El objetivo 7 se define como «Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos», no sólo para hacer frente al cambio climático, sino además para hacer crecer los países en igualdad. El objetivo 13 hace una referencia más específica al cambio climático, mencionando la necesidad de tomar medidas urgentes para evitarlo.

  • Así te afecta: Como bien sabes en estos momentos convulsos, la energía es un sector estratégico que afecta a todo;  la transición a modelos menos contaminantes y más justos implica un esfuerzo que acaba por afectar a los bolsillos de los ciudadanos. Pero hay que pensar que, de no llevar estos esfuerzos a cabo, en tan solo unos años los efectos serían devastadores. 
  • Cómo colaborar: Para colaborar con los objetivos de desarrollo sostenible 2030, en este blog te hemos dado muchas ideas: desde cómo consumir menos energía en el hogar, hasta cómo llenar tu depósito de forma más económica en tiempos de alza de precios. 

Objetivo 12: consumo y producción sostenibles 

Garantizar que los ciudadanos siempre tengan a su disposición una alternativa de consumo que no degrade el medio ambiente ni perjudique a personas en riesgo de exclusión es la meta de este objetivo. 

  • Así te afecta: El consumo está presente en nuestras rutinas desde que te levantas hasta que te acuestas, y el poder adquisitivo de las personas depende de la oferta que encuentra a la venta. Pero también, nuestros salarios y modo de vida tienen que ver con que los productos se vendan a un precio adecuado.  
  • Cómo colaborar: Tus decisiones de compra impactan directamente en el consumo. Confiar en las empresas que practican una producción sostenible a la hora de consumir es una forma de colaborar con los ODS, haciendo crecer la demanda de productos “con conciencia”. 

En este artículo nos hemos detenido a analizar cómo nos afectan solo un puñado de los 17 ODS. Pero hay muchos más: desde los que interpelan a la inclusión y la igualdad de género, raza, capacidades, culturas (ODS 4, 5 y 8), hasta el que centra su atención en la forma de asentarnos en ciudades que tenemos los seres humanos (ODS 11). En realidad, los 17 ODS están conectados entre sí y parece imposible el cumplimiento íntegro de uno sin que, al mismo tiempo, se completen otros. 

Pero lo importante es saber que, como ciudadanos, podemos colaborar en su cumplimiento y exigir a nuestros gobiernos que den pasos en esa dirección. En este artículo hemos repetido que puedes colaborar con los ODS sobre todo a través de las decisiones de consumo, pero mostrar una actitud comprometida con la igualdad y empática hacia personas menos favorecidas es el comienzo imprescindible para que todo esto funcione. Y, si en algún momento detectamos que estamos siendo perjudicados por alguna política relativa a los objetivos de desarrollo sostenible 2030, lo más sabio es pensar que, sin ella, nos dirigiríamos a futuro mucho más nefasto. 

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Calendario laboral de 2023: ¿qué findes largos y festivos habrá este año?

¿Qué es el Blue Monday?

Qué es la Web 3.0 y sus principales características

7 consejos para superar la cuesta de enero