Ayudas por tener un hijo ¿Cuáles puedo pedir?

Ayudas por tener un hijo

Tener un hijo es la experiencia más bonita del mundo, da sentido a tu existencia, te cambia la vida… Si estás leyendo este post, posiblemente ya sabes que todo esto es cierto. Ahora vamos a ocuparnos de otra parte importante: la monetaria. Y es que se calcula que el nacimiento de un hijo cuesta a las familias una media de entre 6.000 y 10.000 euros durante el primer año.

En ese contexto, cada euro extra del que puedas disponer, será una bendición. Y aquí entran en juego las prestaciones públicas, con una gran gama de ayudas que muchas veces vale la pena solicitar. En este post intentaremos orientarte.

LA GUÍA DE AYUDAS SOCIALES PARA LA FAMILIA

Todos los años, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social publica una guía para ayudar a las familias encontrar esa prestación adecuada a su caso particular. La correspondiente a 2019 puedes encontrarla aquí. Esta extensa guía recoge ayudas de diferentes entidades y niveles administrativos: las que provienen de la Seguridad Social, las que conciernen al empleo, las ventajas fiscales y otros beneficios sociales por familia numerosa, familia monoparental, hijos a cargo, personas dependientes, etc.

Hasta incluye un listado de actividades culturales y deportivas apropiadas para todo tipo de familia. Merece la pena consultarla, pero a continuación te resumimos lo más importante que te vas a encontrar, en caso de que estés esperando un bebé:

Prestaciones de la Seguridad Social

El Estado utiliza la Seguridad Social compensar la desigualdad motivada por la pérdida de ingresos e incremento de gastos propios del nacimiento de un hijo. Existen aportaciones económicas concretas para:

⇒ Partos múltiples
⇒ Para niños con una discapacidad superior al 33%
⇒ Para familias numerosas
⇒ Para niños cuyas madres tienen una discapacidad superior al 65
%

Por otro lado, la Seguridad Social también se hace cargo del permiso por nacimiento, ese período de descanso laboral al que todo trabajador tiene derecho (sea hombre o mujer), y que suele conocerse como permiso de maternidad o paternidad. Son 16 semanas (con condiciones especiales si hablamos de parto múltiple) para la madre y de 8 semanas para el padre.

A partir de 2021 se espera que ambos progenitores disfruten de un periodo igual de extenso, parte del cual será obligatorio.

Mientras este permiso dura, es la Seguridad Social, no el empleador, quien se hace cargo de los ingresos del empleado mediante el Subsidio por Nacimiento y Cuidado del Menor. Éste no es exclusivo de los trabajadores por cuenta ajena. Si estás dado de alta en el régimen de autónomos, también te corresponde. Asciende al 100% de la base reguladora correspondiente.

Beneficios Fiscales

El Impuesto de la Renta de las Personas Físicas aspira a que la contribución para sostener los gastos públicos sea equitativa.

Ante el nacimiento de un hijo, se han diseñado formas para compensar la pérdida de poder adquisitivo. Por eso mismo, se establece un «mínimo familiar» no sometido a tributación. Es decir, para el Estado, el «mínimo familiar» es el dinero que le cuesta a una persona cubrir las necesidades básicas de su familia. Dicho de otro modo, se trata de una cantidad que cambia según el número de hijos, su edad, las rentas familiares, dependientes a cargo, etc.

Por ejemplo, el Estado establece el mínimo familiar en 2.400 € anuales por el primer descendiente, 2.700 € por el segundo, 4.000 € por el tercero y 4.500 € por el cuarto y siguientes.

Estas cantidades quedarían exentas del IRPF en nuestra declaración anual. Pero el mínimo familiar sería mucho más alto en caso de tener descendientes con discapacidad, por ejemplo.


Beneficios fiscales por Comunidad Autónoma

Pero además del Estado, también las Comunidades Autónomas pueden establecer deducciones de impuestos, de las cuales se beneficiarían los residentes en sus territorios.

Te recomendamos que dediques el tiempo necesario a encontrar los beneficios fiscales que te ofrece tu comunidad, los cuales pueden deberse desde a la adquisición de libros de texto (en Baleares) hasta la adopción internacional (en Madrid).

Otras ayudas sociales

Dependiendo de las circunstancias de cada familia, existe una gran número de ayudas de las que te puedes beneficiar.

Hay dos casos paradigmáticos: el de las familias numerosas y el de las familias monoparentales.

Si el bebé que estás esperando es tu tercer hijo (o el segundo, en caso de tenga una discapacidad de más del 33%), ya tienes una familia numerosa y te corresponden una serie de beneficios importantes, como más puntos a la hora de escoger centros educativos.

Además, tu comunidad autónoma te expedirá una tarjeta con la que tendrás derecho a descuentos en viajes, tiendas, restaurantes, etc.

En caso de que tu hijo y tú constituyáis una familia monoparental, hay ciertas ayudas que conviene tener en cuenta en vivienda o contratación de cuidadores.

Ser parte de una familia numerosa o una familia monoparental también puede darnos acceso al llamado «bono social» eléctrico y térmico, por el cual se reduce notablemente el gasto de la factura de la luz y la calefacción.

Por último, hay que mencionar la labor de los servicios sociales que tratan de contrarrestar la situación desfavorecida de muchas familias, por motivos de su nivel de renta, procedencia, riesgo de exclusión, enfermedad, discapacidad, etc.

Si crees que tu familia puede encontrarse entre las beneficiarias de servicios sociales, no dejes de consultar la Guía de Ayudas Sociales y Servicios a las Familias, que te lo pondrá todo un poquito más fácil.

Invertir ahorros

Cookies en Oney

Utilizamos cookies en nuestra web (propias y de terceros) para asegurarnos que todo funciona correctamente, darte un mejor servicio y crear experiencias más valiosas para ti, por ejemplo a través de banners online de publicidad personalizada. Además, nos ayudan a analizar y entender cómo navegas a través de nuestra web para mostrarte contenidos ajustados a tu perfil. Pincha aquí para obtener más información sobre nuestra política de cookies.