Donaciones de padres a hijos: ¿Qué impuestos pagar?

donaciones de padres a hijos

Como en todo intercambio de bienes, las donaciones entre padres e hijos están sujetas a una tributación que puede cambiar mucho según la comunidad en la que vivas.

En este artículo te damos respuesta a las preguntas más frecuentes sobre donaciones de padres a hijos.


¿Qué dice la ley que es una donación?

Técnicamente, la donación está descrita en el artículo 618 del Código Civil como «un acto de liberalidad por el cual una persona dispone gratuitamente de una cosa en favor de otra, que la acepta».

Por tanto, la donación ha de ser un acto libre de la persona que dona, ha de ser gratuita y ha de contar con la aceptación de la persona que la recibe.

En derecho, a las personas que donan se les denomina donantes, y a las que reciben la donación, donatarios. De forma un poco menos técnica, podemos considerar que la donación es un regalo que se un donante vivo entrega a un donatario.


¿Qué bienes se pueden donar entre padres e hijos?

Las donaciones pueden ser de:

– Bienes muebles. Por ejemplo, una joya, una obra de arte, un instrumento musical… O dinero.

– Bienes inmuebles. Una vivienda, un terreno, un huerto, una nave industrial, etc.

El tipo de donación determina el proceso que hay que seguir para certificar su validez. Para que una donación de un bien inmueble se considere válida, es necesaria una escritura pública ante notario. Por el contrario, la donación de un bien inmueble sólo precisa de un documento privado en el que se declare que donante la cede y el donatario la acepta.

En este último caso hay una excepción, el dinero. Como hemos dicho, el dinero se considera bien mueble. Como tal, para hacer efectiva una donación de dinero tan solo hace falta un documento privado que lo certifique. Sin embargo, en muchas comunidades autónomas hay bonificaciones fiscales para las donaciones. Para beneficiarnos de ellas sí es necesario que exista una escritura pública que acredite la donación.


¿Qué impuestos tienen las donaciones entre padres e hijos?

Las donaciones de padres a hijos implican tributos, tanto para el donatario como para el donante. Sin embargo, depende mucho de en qué comunidad autónoma se practique la donación, y de otros factores.

Los impuestos que se aplican a una donación son los siguientes:

Impuesto de Donaciones

El Impuesto de Donaciones está cedido a las comunidades autónomas. En algunas de ellas puede estar bonificado con hasta el 99% de la cantidad a pagar. En otras, puedes llegar a pagar el 34% de la cantidad donada.

¿Cómo se calcula? Depende de la suma del valor total de la donación, a la que hay que restar las cargas o gravámenes y las deudas que arrastra la donación.

En lugares como Andalucía, Madrid, Murcia y La Rioja, la donación de padres a hijos está bonificada en un 99%, por lo que sólo hay que abonar el 1% de la base imponible.

¿Dónde se paga? Si se trata de un bien inmueble se paga en la comunidad autónoma donde se encuentra situado. Si se trata de dinero, se paga en la comunidad autónoma donde resida el donatario, es decir, el hijo.

Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Bienes de Naturaleza Urbana: plusvalía

Si el bien donado es un inmueble situado en suelo urbano, el Ayuntamiento le exigirá el pago de la plusvalía. El importe depende de lo fijado por las leyes municipales, pero puede llegar a ser alto.

Ha de satisfacerse en 30 días en el ayuntamiento en que se encuentre dicho bien inmueble.

IRPF del donante

El donante tendrá que declarar la ganancia patrimonial del bien donado. Esto se debe a que se considera que el bien ha podido ganar valor desde que fue adquirido hasta que se dona. Si distan varios años entre ambos momentos, es posible que la cantidad sea elevada.


¿Es más beneficioso donar en vida o dejar en herencia?

Esta pregunta tiene difícil respuesta. Como hemos explicado, las cuantías de los impuestos por donar bienes de padres a hijos dependen casi enteramente de las comunidades autónomas. Pero además, también entran en juego otros factores, como que el bien donado se encuentre en suelo urbano (donde se aplicará la plusvalía) o que haya ganado valor entre el momento de la adquisición y de la donación.

Por otra parte, si hay que compararlo con una sucesión, también dependerá mucho del grado de parentesco o de otras condiciones del heredero (como, por ejemplo, que tenga discapacidad). En caso de donación de padres a hijos, la reducción de la base imponible de la herencia es la más elevada; y cuanto más joven sea el hijo, más se reducirá la base imponible.


Otros aspectos que debes saber sobre donaciones de padres a hijos

– Donar a un matrimonio

Los bienes donados de un padre a un hijo casado pertenecen exclusivamente al hijo, y no a su cónyuge, a pesar de que estén casados en régimen de gananciales. Eso sí: si se va a utilizar dinero donado para comprar un bien, el cónyuge deberá comparecer ante notario para declarar que ese dinero es privativo; de lo contrario, se deduce que el bien comprado pertenece al matrimonio.

– El donante puede disponer de parte de lo donado

En una donación, puede establecerse que el donante siga disfrutando de parte de lo donado hasta que fallezca. En ningún caso podrá disponer de la totalidad de lo donado. También puede establecerse el  usufructo del donante sobre lo donado.

– Pacto de reversión de la donación

En una donación puede establecerse un pacto por el cual, si el donante lo decide, puede recuperar su propiedad en caso de que se cumplan ciertos plazos o condiciones fijadas en el momento de la donación.

– Condiciones y plazos para la donación

Las donaciones pueden depender de las condiciones que el donante establezca. Por ejemplo, pueden solo hacerse efectivas en caso de que el donatario se instale a vivir en el inmueble donado, que contraiga matrimonio, que mantenga la pertenencia a alguna sociedad filantrópica, etc.

Asimismo, la donación también puede pactarse con un plazo determinado. Por ejemplo: hacerse efectiva en un año determinado o cuando el donatario cumpla una edad concreta.

Como ves, esas novelas de misterio en las que un heredero ha de pasar una noche en una casa encantada, si quiere quedarse con ella, pueden tener su reflejo en la vida real, si hablamos de una donación… y si existen los fantasmas. Eso sí, además de enfrentarse a lo sobrenatural, el donatario tendría que enfrentarse a los impuestos.

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

¿Qué es el IPREM y cómo determina si recibirás una ayuda pública?

Conceptos financieros para no financieros: débito, crédito, descubierto e inversión

Cómo ahorrar aplicando la regla 50-30-20

Tramos IRPF: ¿Cómo funcionan y cuáles aplican en 2020?

Cómo ahorrar dinero aplicando las 4A

¿Qué es el Salario Mínimo Interprofesional y cómo afecta a los trabajadores?

Renta 2019: Cómo consultar el estado de una devolución

Cómo modificar una declaración de la renta ya presentada

Cómo ahorrar con el método Harv Eker

En el futuro, las tarjetas de pago serán elegantes, éticas y biométricas