El Euribor: Cómo podría afectarte a partir de 2019

Hipoteca Euribor

Si tienes hipoteca o estás pensando en firmar una para hacerte con la casa de tus sueños, es probable que ya estés prestando atención a esa palabra: Euribor.

¿QUÉ ES EL EURIBOR?

El Euribor es la principal referencia que utilizan las entidades bancarias de la Zona Euro para fijar el tipo de interés al que prestan el dinero. Significa Europe Interbank Offered Rate y lo fija la Federación Bancaria Europea tras consultar los tipos de interés con los que operan todas las entidades bancarias y crediticias de dicha zona.

Pero además, el Euribor tiene un peso específico en las hipotecas a interés variable, pues este interés se compone de dos cifras: un diferencial, que es la parte fija, y un índice de referencia, el Euribor, que es la parte que cambia. Por eso, si el Euribor sube, las cuotas de las hipotecas variables también suben.

¿CÓMO ESTÁ EL EURIBOR?

Actualmente el Euribor a 12 meses se encuentra en mínimos insólitos. Cuando se creó, en 1999, seguro que ningún experto esperaba que 17 años después el índice más importante de la Zona Euro se situase por primera vez en cifras negativas, como ocurrió en 2016. Pero así es: la crisis económica obligó al Banco Central Europeo a bajar los tipos de interés de forma que el crédito para hogares y empresas fuera más accesible, en una coyuntura especialmente dura para las familias.

La media mensual del Euribor durante los últimos 10 años está situada en 1’63, que ya es baja, pero es que la de los últimos 5 años se encuentra en 0’2. Gracias a esto, las hipotecas se han mantenido muy asequibles.

¿Y QUÉ VA A PASAR A PARTIR DE AHORA?

Por mucho que nos duela decirlo, esta extraña situación debe llegar a su fin. Un tipo de interés tan minúsculo es favorable para endeudarse, pero no para invertir, pues las rentabilidades son escasas. Además, cuando el dinero fluye con facilidad, los precios pueden empezar a subir, y existe riesgo de inflación. Por tanto, a medida que se vayan superando los últimos estragos de la crisis, es más que previsible que los tipos de interés, y con ellos el Euribor, vayan subiendo poco a poco.

Algunas entidades estiman que el Euribor rondará cifras positivas, aunque rasas, a lo largo de todo 2019 y que, ya en 2020, podrá alcanzar el 0’5% o el 0’7%. Aunque a esto se le denomina “tendencia alcista”, no hay que olvidar que es un tipo todavía excepcionalmente bajo, si lo comparamos con el de otras épocas recientes (en 2008, a las puertas de la crisis, hallábamos el Euribor al 4’5%).

Por tanto, en 2019, aunque se espera una subida, no será tan alta como para desmotivar la compra de vivienda. Eso sí: piensa que, a largo plazo, todo hace prever que el Euribor (o el índice que lo sustituya, dado que se está trabajando en una reforma) seguirá subiendo. ¿Hasta dónde? Es difícil precisarlo. Si estás pensando en hipotecarte a largo plazo, quizás sea mejor que lo hagas a tipo fijo.