Dos pagadores y Hacienda: ¿Te afectará en la declaración de la renta?

dos pagadores hacienda

Una extendida creencia popular dice que, cuando una persona percibe salarios de dos pagadores diferentes, el trabajador está destinado a pagar una cantidad bastante elevada en la declaración de la renta a Hacienda.

Te estarás preguntando, si la renta que percibo es la que es, ¿qué importa que ese dinero provenga de uno o dos pagadores? Si eres de los que piensa que es injusto, estás de suerte. Hoy te explicamos por qué además de poco justo, es incierto. Sigue leyendo si quieres saber de dónde proviene ese mito y cuáles son los únicos efectos en tu declaración de tener dos pagadores.

¿Pago más a Hacienda si tengo dos pagadores?

La respuesta es no. No se paga más a Hacienda por tener más pagadores. Esta confusión suele producirse por un hecho habitual: cuando tienes más de un pagador, la declaración anual del IRPF suele salir positiva. ¿Quiere decir esto que el fisco te está reteniendo más? No. Normalmente quiere decir que alguno de los pagadores te ha retenido de menos.

No te preocupes, vamos a explicarlo fácilmente con un ejemplo:

Cristina tiene un solo pagador:

Pongamos que una persona, Cristina, trabaja por cuenta ajena para una única empresa que le paga 30.000 € al año. El departamento administrativo de esa empresa calcula que, de acuerdo con ese tramo salarial, debe practicarle a Cristina una retención del 17% en cada nómina: un total de unos 5.100 € al año.

Cuando llega junio y toca hacer la declaración, la Agencia Tributaria realizará también sus cálculos y concluirá que el porcentaje que le ha retenido la empresa a Cristina durante todo el año es el adecuado a su tramo salarial, y que esos 5.100 € satisfacen las deudas de Cristina con Hacienda. Por lo tanto, la declaración de Cristina no saldrá ni positiva (a pagar) ni negativa (a devolver).

Carlos tiene dos pagadores:

Carlos también gana 30.000 € al año. Pero, en este caso, Carlos cobra 12.000 € de la empresa A y 18.000 € de la empresa B. El departamento de contabilidad de la empresa A hace sus cálculos, pero no tiene en cuenta el salario que Carlos percibe de la empresa B. Por tanto, concluye que, según el tramo salarial de Carlos (el correspondiente a 12.000 €), tiene que retenerle un 1%: 120 € a lo largo de todo el año. Por su parte, la empresa B hace el mismo cálculo, sin tener tampoco en cuenta lo que Carlos percibe de la empresa A, y el resultado le indica que debe retener a Carlos un 10% de sus 18.000 €: 1.800 € en total.

Como ves, la suma de los 120 € y los 1.800 € que le retienen entre ambas empresas es notablemente más baja que los 5.100 € que le retenían a Cristina, aún cobrando lo mismo.

¿Cómo se resuelve esta diferencia?

Al llegar junio, la Agencia Tributaria calculará el tramo de retenciones que le corresponde a Carlos en función del total de sus rentas, es decir, 30.000 €. Hacienda se dará cuenta de que a Carlos le habría correspondido pagar 5.100 € (igual que a Cristina), de los cuales sólo le han sido retenidos 1.920 €. Por lo tanto, la declaración de Carlos saldrá a pagar… y bastante. Un total de 3.180 €.

Pero, ¿quiere decir esto que Hacienda ha penalizado a Carlos por tener dos pagadores? No. Carlos ha pagado al fisco lo mismo que Cristina porque ambos han percibido las mismas rentas.

¿Cómo puedes evitar esta sorpresa?

A la Agencia Tributaria pocas veces se le escapa nada. Por tanto, si tienes más de un pagador y quieres asegurarte de que en la declaración del IRPF no te llevas un susto, te recomendamos calcular por ti mismo el tramo de retenciones que te corresponde. De esta forma te asegurarás que las empresas para las que trabajas te aplican un importe correcto.

Una vez sepas cuáles son las retenciones adecuadas a tus rentas globales, solicita al departamento de contabilidad de tu empresa un incremento voluntario de la retención del IRPF en la nómina. De esta forma, evitarás un severo desembolso cuando llegue junio.

Y si prefieres contar con esa cantidad extra durante el año, planifícate para asumir el pago de la diferencia cuando llegue la campaña de la renta.

Sí, existe una. Esta diferencia afecta al límite salarial que fija la obligación de presentar la Declaración de la Renta en junio.

Si tienes un solo pagador y ganas menos de 22.000 € anuales, estás exento de presentar la Declaración de la Renta (lo que no quiere decir que estés exento de pagar el IRPF, porque tu empresa te seguirá reteniendo lo correspondiente en tus nóminas).

Si, por el contrario, tienes dos pagadores, sólo estarás exento de hacer la Declaración si cobras menos de 12.000 €, siempre y cuando el segundo pagador supere los 1.500 €.

Es un inconveniente mínimo que no implica que vayas a pagar más por tener más de un pagador. Como ves, esta afirmación corresponde a un mito consolidado. La falta de conocimientos sobre contabilidad y fiscalidad pueden alimentar estas confusiones. Echa un vistazo a otros artículos útiles que pueden enseñarte algunas cosas interesantes que quizá te descubran cosas que desconocías.

Entonces, ¿no hay diferencia a nivel fiscal entre tener uno o varios pagadores?

Sí, existe una. Esta diferencia afecta al límite salarial que fija la obligación de presentar la Declaración de la Renta en junio.

Si tienes un solo pagador y ganas menos de 22.000 € anuales, estás exento de presentar la Declaración de la Renta (lo que no quiere decir que estés exento de pagar el IRPF, porque tu empresa te seguirá reteniendo lo correspondiente en tus nóminas).

Si, por el contrario, tienes dos pagadores, sólo estarás exento de hacer la Declaración si cobras menos de 12.000 €, siempre y cuando el segundo pagador supere los 1.500 €.

Es un inconveniente mínimo que no implica que vayas a pagar más por tener más de un pagador. Como ves, esta afirmación corresponde a un mito consolidado. La falta de conocimientos sobre contabilidad y fiscalidad pueden alimentar estas confusiones. Echa un vistazo a otros artículos útiles que pueden enseñarte algunas cosas interesantes que quizá te descubran cosas que desconocías.

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

¿Qué es la CNMV y cuál es su función?

¿Cuáles son los medios de pago más usados en Europa?

Algún día… las criptomonedas no nos darán ningún miedo

¿Qué son el IBAN, SWIFT, BIC y CCC?