Cómo afrontar la vuelta al cole sin gastar más de la cuenta

Vuelta al cole

La vuelta al cole es una fecha señalada en la economía de muchas familias. La OCU cifra en 500 euros por escolar la media de gasto que los hogares afrontan en septiembre, y en familias con varios estudiantes, el esfuerzo puede ser realmente duro. Pero se trata de un gasto en el que difícilmente se puede escatimar.

¿Cómo se puede, al menos, aliviarlo? Aquí van algunos consejos:

Antes de comprar, haz una lista de lo que realmente necesitan

Si tienes claro qué material necesitan en la vuelta al cole, podrás fijar un presupuesto y así comprar con cabeza. Sin saber los artículos que de verdad van a necesitar, es mucho más fácil acabar gastando más dinero.

Si revisas primero en casa, quizá encuentres algo de material de otros años que aún puedes utilizar.

En esta época también es fácil dejarse llevar por las ofertas de packs de material. Si solo necesitan cuatro bolígrafos, realmente no hace falta comprar un pack de 30 con colores surtidos. Además, siempre es posible dejar para más adelante la compra del material que no sea necesario en el primer trimestre, para aligerar el gasto.

Emplea el tiempo necesario en comparar

Los precios del material escolar, incluidos los libros, varían muchísimo según el establecimiento en que los compres.

A finales de agosto se lanzan ofertas en artículos de papelería que pueden ser muy jugosas, siempre y cuando ofrezcan única y exclusivamente lo que estás buscando (como hemos dicho más arriba, cualquier precio es caro cuando no necesitas el artículo que se oferta).

Presta especial atención a los libros de texto

En ellos se irá una gran parte del presupuesto. Debes memorizar la siguiente norma: a mayor comodidad, más cara te saldrá la compra. Es decir, si adquieres los libros en el colegio, no tendrás que dar muchas vueltas, y es posible que te permitan pagar a plazos, pero su precio será más elevado. En una gran superficie, por el contrario, tendrás mayores facilidades de pago y un precio mucho más competitivo, por lo que merece la pena vencer la pereza de ir a reservarlos y a recogerlos.

Por otra parte, cada vez existen más alternativas para que la compra de libros no supongan un problema. Muchos centros, o sus AMPAS, gestionan sistemas de intercambio para que los nuevos alumnos puedan reutilizar los libros de alumnos del curso anterior.

También empieza a ser frecuente adquirir los libros en el mercado de segunda mano, gracias a que las plataformas digitales favorecen el contacto entre consumidores. Si vas a recurrir a él, te aconsejamos que no adelantes ningún pago sin comprobar previamente el estado de los libros que compras, ya que pueden estar desgastados, subrayados…

Otro consejo útil es adquirir los libros online; haciendo búsquedas por el número ISBN de cada volumen, es más sencillo encontrar los establecimientos donde los vendan más baratos.

Con el uniforme, no des puntada sin hilo

Busca alternativas para la compra de los uniformes. No es necesario comprar todas las prendas en las tiendas que los centros recomiendan. Para aquellas prendas que no necesitan lucir el emblema del centro, busca unas similares, a mejor precio, en otros puntos de venta.

Aquí cabe el mismo consejo que con el material escolar: quizá septiembre, con su temperatura suave, sea aún pronto para comprar los uniformes de invierno (habitualmente más costosos) y puedas aplazar ese gasto hasta octubre o noviembre.

Echa un ojo a las becas y ayudas

Consulta si tu Comunidad Autónoma ofrece ayudas para la compra de libros, comedores, transporte escolar, etc. Para conocer qué becas hay en vigencia y cuáles son sus requisitos, visita la web del Ministerio de Educación o la de la consejería de educación de tu Comunidad.

Además, presta atención a las deducciones de impuestos que se aplican en muchas comunidades por gastos escolares. En algunas de ellas puedes recuperar hasta el 100% del desembolso en libros o una parte de la matrícula de las extraescolares.

Regatea los caprichos

Es normal que los niños, sobre todo los más pequeños, insistan en comprar determinados artículos según la imagen de quién aparezca en ellos. Lo malo es que las mochilas de Batman o las carpetas de personajes Disney son mucho más caras que los modelos normales. Sin embargo, puedes sortear esta situación con un poco de creatividad. Compra material lowcost y decóralo con pegatinas de los personajes que más les gusten.

Puedes coser algún parche de su equipo favorito en la mochila del año pasado, y así renovarla, y dejarle participar decorándola con pins, corchetes o dibujos. Insiste en que sus artículos serán los más originales del colegio. Te saldrá mucho más barato que comprar los productos oficiales de las grandes marcas.

Aprovecha las facilidades de las grandes superficies

En esta época, podrás encontrar ofertas en todo tipo de productos (ropa, material escolar, libros, mochilas…) o con facilidades de pago. Pagando, por ejemplo, con tu Tarjeta Alcampo, puedes encontrar formas de pago que se adaptan a ti, y encontrar ofertas específicas en productos.

Así, la vuelta al cole no te supondrá más esfuerzo que el que implica ayudarles a hacer los deberes.

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Cómo reciclar por colores: La Guía definitiva para aclarar todas tus dudas

PSD2, la normativa que va a revolucionar la forma de comprar por internet

Cómo sacar el máximo partido a tus viajes gracias a la tecnología

Cómo desconectar en vacaciones