Cómo calcular un presupuesto familiar en 9 pasos

Presupuesto familiar - Oney

Cualquier época del año es perfecta para echar un vistazo a nuestras finanzas y preparar un presupuesto familiar. Hacer esta evaluación de tus finanzas domésticas te ayudará a gestionar de forma ordenada todos los posibles gastos de los próximos meses, incluidos los viajes, el hogar o la vuelta al cole; así como a tomar las mejores decisiones en cada momento.

El objetivo de este examen es ayudarte a gestionar de forma ordenada todos los posibles gastos de los próximos meses, incluidos los viajes, el hogar, las vacaciones de verano, la vuelta al cole…

Tomar las mejores decisiones en cada momento es más sencillo si conocemos los recursos con los que contamos y los objetivos que tenemos.

Ahorrar requiere fuerza de voluntad, pero también una planificación que te ayude a saber en todo momento cuándo es más conveniente invertir en determinadas cosas.

Cómo hacer un presupuesto familiar en 9 pasos


REÚNE TODA LA INFORMACIÓN NECESARIA

La clave para hacer un buen presupuesto familiar y tomar buenas decisiones es disponer de información y entender con claridad con qué recursos cuentas para cada ocasión.

Las áreas a las que debes prestar especial atención para crear tu presupuesto son:

  • Los ingresos y los gastos fijos familiares de cada mes.
  • Los ahorros.
  • Los gastos variables o necesidades que puedan surgirte.

Más adelante veremos un desglose más detallado.


PREPARA LAS HERRAMIENTAS NECESARIAS

Existen muchas herramientas que pueden ayudarte a realizar el cálculo de tu economía doméstica, tanto digitales como analógicas. Todas son fáciles de conseguir.
Puedes comenzar escogiendo entre dos opciones:

  • Una libreta de apuntes o un cuaderno, para hacer tu presupuesto a mano.
  • Hojas de cálculo digitales (Excel, Google Sheets, Numbers…), si prefieres desglosar tu presupuesto en tu ordenador.

Recuerda que algunos de estos programas son gratuitos y pueden compartirse entre varias personas, como el caso de Google Sheets.


CALCULA TUS INGRESOS

Suma todos tus ingresos mensuales fijos. Incluye también los que percibas como freelance y por colaboraciones ocasionales.

Por ejemplo:

  • Un alquiler
  • Domiciliación de recibos
  • Una nómina o pensión
  • Los intereses generados por un depósito
Oney


CALCULA TUS GASTOS FIJOS

Algunos de tus gastos mensuales son fijos: la hipoteca, el alquiler, el transporte… Enumera todos los gastos fijos y el total de este gasto.

Una lista de gastos fijos o habituales debería incluir:

  • Los créditos mensuales del hogar o los gastos del alquiler.
  • El transporte.
  • Internet y teléfono.
  • Los gastos estacionales: jardinería, veterinario…
  • Los impuestos y las tasas urbanas.
  • El seguro e inspección de tu vehículo.
  • Los gastos escolares fijos.
  • Otros gastos.


CALCULA TUS GASTOS VARIABLES

Los gastos variables son los que están sujetos al consumo que realizamos cada mes: electricidad, agua, comestibles…  En función del uso que hagamos de ellos, y del mes en el que nos encontremos, pueden variar.

Una lista de los gastos variables puede incluir, entre otras cosas:

  • La electricidad
  • El agua
  • La alimentación
  • El ocio
  • La salud
  • Los deportes
  • Actividades extraescolares
  • La ropa
  • La educación
  • Las vacaciones
  • Los regalos de cumpleaños
  • Otros gastos


PREPARA TU PRESUPUESTO FAMILIAR

Una vez que hayas desglosado todos los gastos, es interesante que calcules los siguientes conceptos:

  • El gasto medio mensual fijo: Suma tus gastos fijos y divídelos entre 12. Esto te permitirá conocer el desembolso medio habitual por mes.
  • El gasto medio mensual variable u ocasional: Repite el mismo proceso con los gastos ocasionales o variables.
  • El gasto medio mensual total: Suma los dos conceptos anteriores y divide entre 12 meses para calcular el gasto medio mensual.
  • Los ingresos medios mensuales: Suma tus ingresos anuales y divídelos entre 12 meses para calcular el ingreso medio mensual.
  • El ahorro medio mensual: Toma como referencia tus ingresos mensuales y resta los gastos que has generado ese mes. Si el resultado es negativo es que estás gastando más de lo que ingresas. Si el resultado es positivo obtendrás  el importe ahorrado ese mes.


ESTUDIA TU PRESUPUESTO Y TOMA DECISIONES

Una vez hayas calculado los datos que te interesan, lo primero que debes hacer es analizar si los gastos son mayores que los ingresos. Como recomendación general, los gastos no deberían superar el 90 % de los ingresos. Esta es una parte crítica del control mensual de gastos.

Además, no basta con tener un buen presupuesto, también necesitarás tomar algunas decisiones.

Si el saldo es positivo quizás puedes plantearte liquidar el pago de alguna financiación o préstamo, o por ejemplo, invertir esos ahorros en un fondo de pensiones.

Si, por el contrario, tu saldo es negativo es indicador de que no tienes suficiente dinero para financiar todos los gastos. Es el momento de valorar si necesitas financiar alguna compra reciente o pedir un préstamo para conseguir equilibrar tu economía.

Este es el motivo por el cual es importante hacer seguimiento de tu economía familiar, para tomar las mejores decisiones que te ayudarán a lograr tus objetivos y a mejorar tus finanzas.


FIJA OBJETIVOS REALIZABLES Y MEDIBLES EN BASE A LOS RESULTADOS

El último paso es crear una lista de objetivos financieros realistas y realizables, que te ayudarán y motivará a cumplir con las decisiones de tu presupuesto. Algunas ideas para estos objetivos pueden ser:

  • Invertir en la educación de los niños
  • Planificar unas vacaciones familiares
  • Adquirir un coche nuevo
  • Realizar alguna reforma y mejora en el hogar


MENTALÍZATE PARA SER CONSTANTE SI QUIERES AJUSTARTE CON ÉXITO A TU PRESUPUESTO FAMILIAR

Tu economía doméstica logrará un equilibrio siempre y cuando los ingresos sean superiores a los gastos.

Revisar regularmente tu presupuesto, te ayudará a alcanzar tus metas financieras, ya que te permitirá saber exactamente cuánto puedes o quieres gastar y facilitará tu previsión a medio y largo plazo.

Mantente al día con todas las novedades en el blog de Oney, donde podrás encontrar más respuestas a tus dudas financieras cotidianas.

Y recuerda, estamos aquí para lo que puedas necesitar y para ofrecerte más consejos financieros responsables.

Recta¦üngulo 4 copia

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

¿Qué es el PER? El indicador que te ayuda a invertir

Qué desgrava en la Declaración de la Renta 2019

Pensiones: ¿cómo quedan tras los ajustes de 2020?

Hipotecas a tipo fijo, variable y mixto. ¿Qué son y en qué se diferencian?