Pago electrónico: ¿Se acabó el echarse la mano a la cartera?

Las ventajas de pagar sin dinero físico hacen que cada vez existan más posibilidades para efectuar transacciones de manera electrónica, tanto a través de internet como en las mismas tiendas.
¿Cuáles son las tendencias más sólidas del pago electrónico, hoy por hoy?

Tarjetas virtuales: los bits sustituyen al plástico

En 2017, el gasto medio de compras realizadas a través de Internet aumentó en un 38%. Estamos perdiendo el miedo a comprar online, pero el gran reto es garantizar la seguridad. Para ello, se ofertan las tarjetas virtuales. ¿Qué es? Lo mismo que una tarjeta de crédito… pero sin tarjeta, es decir, sin plástico, sin soporte físico. Cuando un cliente la solicita, recibe un número, una fecha de caducidad y una cifra de control. Y eso es suficiente para realizar pagos a través de Internet.

Las ventajas: que, al ser prepago (hay que recargarlas), la seguridad de tus cuentas está garantizada, lo que aporta una gran tranquilidad cuando se opera online.

Pago por móvil: una realidad

  • El pago por móvil tiene un potencial extraordinario. Los TPVs de las tiendas se preparan ya para esta modalidad, que puede realizarse desde cualquier teléfono que disponga de tecnología NFC. Al mismo tiempo, los desarrolladores más importantes están lanzado las aplicaciones necesarias: ApplePay, Samsung Pay, Bizum, Vodafone Wallet…
  • El pago por móvil proporciona más seguridad (mejor cifrado, pago con huella dactilar o con reconocimiento de rostro…) y un mundo tecnológico al servicio de la compra, que aún puede deparar gratas sorpresas (como, por ejemplo, la posibilidad de intercambiar dinero entre amigos que ya permiten algunas aplicaciones).

¿Y qué será lo próximo en pago electrónico?

En el mercado ya disponemos de medios de pago imaginativos, seguros y eficientes.

Tu propia huella dactilar es uno de ellos. De momento es un método muy utilizado para pagar con el móvil o para comprar en Internet, permitido por plataformas como PayPal. Pero nada parece impedir que pronto haya escáneres de huella en cualquier puntos de venta. Entonces no necesitarás más que tu dedo para hacer la compra.

Otro buen ejemplo es Automatric, un sistema de pago rápido por reconocimiento de matrícula desarrollado por Oney, disponible en gasolineras y parkings. Con sólo un número PIN y la lectura de tu matrícula, podrás pagar cómodamente el repostaje y el aparcamiento sin pasar por caja.

Oney también ha sabido añadir valor a las nuevas formas de pago electrónico, sumando la posibilidad de financiar la compra. Hablamos de 3x 4x Oney, un sistema con el que Oney facilita el aplazamiento o el fraccionamiento del pago sin necesidad de papeleos. Puedes encontrarlo en las tiendas físicas y online de Worten, Leroy Merlin,  Showroomprive.es,  Norauto, Midas,  Alain Afflelou…

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

– Pago móvil ¿qué es y cómo usarlo?
– Cuatro tendencias que han cambiado la forma de consumir

Cookies en Oney

Utilizamos cookies en nuestra web (propias y de terceros) para asegurarnos que todo funciona correctamente, darte un mejor servicio y crear experiencias más valiosas para ti, por ejemplo a través de banners online de publicidad personalizada. Además, nos ayudan a analizar y entender cómo navegas a través de nuestra web para mostrarte contenidos ajustados a tu perfil. Pincha aquí para obtener más información sobre nuestra política de cookies.