La ciencia de cultivar el suelo: ¿qué es la agricultura regenerativa?

La agricultura tradicional se encuentra en una encrucijada. Prácticas como el uso intensivo de agroquímicos o el monocultivo a gran escala han generado preocupaciones sobre la degradación del suelo, la pérdida de biodiversidad y las emisiones de gases de efecto invernadero. En respuesta a estas preocupaciones, ha surgido un enfoque agrícola innovador y esperanzador: la agricultura regenerativa, que va más allá de la mera producción de alimentos. En este artículo te explicamos qué es.

Los problemas de la agricultura tradicional

La agricultura tradicional plantea preocupaciones tanto en términos ambientales como de sostenibilidad. Uno de los problemas más urgentes es el agotamiento del suelo debido a prácticas intensivas que utilizan fertilizantes químicos y pesticidas. Con ellos, a la larga se reduce la fertilidad y la biodiversidad del suelo. 

Además, la monocultura a gran escala tiende a aumentar la vulnerabilidad a plagas y enfermedades. Esta agricultura también contribuye a la erosión del suelo y la pérdida de biodiversidad, mientras que su dependencia de combustibles fósiles conduce a altas emisiones de carbono

La agricultura tradicional a menudo no es sostenible a largo plazo. Antes estos problemas, la agricultura regenerativa está emergiendo como un enfoque transformador en la producción de alimentos y la gestión de la tierra.

¿Qué es la agricultura regenerativa?

La agricultura regenerativa es una respuesta innovadora a los problemas de la agricultura tradicional. Se enfoca en la mejora de la salud del suelo, promoviendo prácticas sostenibles que impulsan la fertilidad del suelo y aumentan la biodiversidad

Al adoptar métodos agroecológicos como la rotación de cultivos y la agroforestería, la agricultura regenerativa minimiza la vulnerabilidad a plagas y enfermedades. Además, la reducción del uso de agroquímicos y la incorporación de prácticas de manejo sostenible del suelo contribuyen a la conservación de los recursos naturales

La adición de materia orgánica al suelo, a través de la incorporación de abonos verdes, la cobertura vegetal y la reducción de la labranza, aumenta la cantidad de carbono orgánico en el suelo. Es como si el suelo actuase como un sumidero de carbono, capturando el CO2 de la atmósfera. De esta forma, la agricultura regenerativa también aborda las preocupaciones climáticas, promoviendo un enfoque más sostenible y resiliente para la producción de alimentos.

Podemos decir que estas prácticas agrícolas van más allá del enfoque ecológico. El objetivo principal de la agricultura ecológica es minimizar el impacto en el medio ambiente y en la salud humana. Por su parte, la agricultura regenerativa se centra en la mejora activa de la salud del suelo y la regeneración de los ecosistemas agrícolas. Busca no solo reducir el impacto negativo, sino también restaurar y revitalizar los recursos naturales y los sistemas agrícolas.

¿Qué tiene que tener la agricultura para ser regenerativa?

Para que una práctica agrícola sea considerada regenerativa, debe incorporar una serie de principios y enfoques que fomenten la regeneración de los ecosistemas agrícolas y la mejora de la salud del suelo. Algunos de los elementos clave de una práctica agrícola regenerativa incluyen:

1. Trabajo sostenible del suelo

La regeneración del suelo es fundamental. Esto implica la minimización de la erosión, la adición de materia orgánica para mejorar la estructura del suelo y la promoción de la biodiversidad del suelo.

2. Diversificación de cultivos

La rotación de cultivos y la diversificación de especies cultivadas ayudan a prevenir la agotamiento de nutrientes, la propagación de plagas y enfermedades, y promueven la salud del suelo.

3. Reducción de insumos químicos

Se minimiza o elimina el uso de agroquímicos y fertilizantes sintéticos, optando por métodos orgánicos y naturales de control de plagas y mejora de la fertilidad del suelo.

4. Uso de prácticas agroecológicas

Se incorporan prácticas agroecológicas, como la agroforestería, la silvicultura y la permacultura, que fomentan la integración de sistemas agrícolas con la biodiversidad y los recursos naturales circundantes.

5. Integración de la ganadería

La inclusión de animales en el sistema agrícola, como el pastoreo regenerativo, puede contribuir a la mejora del suelo y la biodiversidad.

6. Promoción de la resiliencia climática 

Se buscan prácticas que capturen carbono en el suelo, reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero y ayuden a enfrentar los desafíos del cambio climático.

7. Enfoque a largo plazo 

La agricultura regenerativa se centra en prácticas que aseguren la salud y la productividad del suelo a largo plazo, en lugar de agotar los recursos.

8. Participación de la comunidad

La colaboración con las comunidades locales y la promoción de sistemas alimentarios más sostenibles son aspectos importantes de la agricultura regenerativa.

En resumen, la agricultura regenerativa busca no solo mantener la sostenibilidad de la producción de alimentos, sino también regenerar y mejorar los recursos naturales. Esto resulta en sistemas más resilientes, saludables y sostenibles a largo plazo.

Algunos ejemplos de prácticas regenerativas

La agricultura regenerativa se basa en una serie de técnicas específicas, como por ejemplo:

  • Rotación de cultivos: Alternar diferentes cultivos en un mismo terreno durante diferentes estaciones o años.
  • Cobertura vegetal: Plantar cultivos de cobertura como leguminosas o hierbas entre los cultivos principales ayuda a proteger el suelo de la erosión, aumentar la materia orgánica y fijar nitrógeno en el suelo.
  • No labranza o labranza mínima: Reducir o eliminar la labranza del suelo ayuda a mantener la estructura del suelo y a conservar la materia orgánica, reduciendo así la erosión y la pérdida de nutrientes.
  • Integrar árboles, arbustos y cultivos en una misma parcela agrícola puede mejorar la biodiversidad, proporcionar sombra, proteger el suelo y aumentar la captura de carbono.
  • Pastoreo regenerativo: La gestión cuidadosa del pastoreo de animales en los campos puede estimular el crecimiento de pasto, mejorar la fertilidad del suelo y aumentar la biodiversidad.
  • Control biológico de plagas: Fomentar la presencia de depredadores naturales, como insectos beneficiosos y aves, para controlar las plagas en lugar de utilizar pesticidas químicos.

Y un largo etcétera. Estas técnicas se aplican de manera interdependiente y adaptada a las condiciones locales.

¿Cómo puedo saber si un producto es de agricultura regenerativa?

Para identificar si un producto es de agricultura regenerativa no basta con mirar una etiqueta o certificación específica. Todavía no existe una certificación universalmente reconocida para la agricultura regenerativa como lo hay para la agricultura orgánica. Por tanto, es importante estar dispuesto a investigar y hacer preguntas.

Pregunta a los productores de alimentos que te interesan. Muchos agricultores regenerativos están orgullosos de sus prácticas y pueden proporcionar información detallada sobre sus métodos agrícolas. Algunos pueden tener sellos específicos o certificaciones que indican prácticas sostenibles. 

Visitar granjas locales y hablar con los agricultores puede brindarte información directa sobre sus prácticas agrícolas y su compromiso con la agricultura regenerativa. También puedes ponerte en contacto con organizaciones locales o nacionales dedicadas a la sostenibilidad agrícola para obtener información sobre productos regenerativos.

Recuerda que la agricultura regenerativa es un enfoque emergente y puede haber variaciones en las prácticas entre los productores. En cualquier caso, todos coincidirán en describir la agricultura regenerativa como una respuesta a las prácticas agrícolas convencionales que agotan los recursos del suelo y causan daños ambientales

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Qué desgrava en la declaración de la Renta

Este es el SMI en 2024. El Salario Mínimo Interprofesional sube a 1.134 €

Flechazo vs tarjetazo: 5 tips para comprar de forma consciente regalos de San Valentín

Calendario laboral de 2024: ¿qué findes largos y festivos habrá este año?

atencioncliente

Cookies de otro planeta

Utilizamos cookies en nuestra web (propias y de terceros) para asegurarnos que todo funciona correctamente, darte un mejor servicio y crear experiencias más valiosas para ti, por ejemplo a través de banners online de publicidad personalizada. Además, nos ayudan a analizar y entender cómo navegas a través de nuestra web para mostrarte contenidos ajustados a tu perfil. Pincha aquí para obtener más información sobre nuestra política de cookies.