Hacia una logística más ecológica: ¿cómo pueden los minoristas electrónicos adoptar un envío más sostenible?

Las empresas de ámbito europeo están cada vez más comprometidas con la reducción de su impacto ambiental a través de una serie de estrategias: reducción de su huella de carbono, implementación de prácticas regenerativas, adopción de principios de sobriedad digital… Hoy en día, se enfrentan a un nuevo desafío, relacionado con sus envíos: la logística sostenible.

Para enfrentar estos desafíos, las empresas deben reinventar la forma en que envían, entregan y reciclan sus productos. Como resultado, una estrategia logística sostenible se está convirtiendo en esencial para la coherencia general de las estrategias de responsabilidad ecológica de las empresas, desde la producción hasta el momento en que el cliente final recibe su producto en sus manos.

Hablamos con Anicia Jaegler, profesora sénior de Gestión de la Cadena de Suministro y decana asociada de sostenibilidad e inclusión en KEDGE Business School, para obtener más información sobre cómo la logística sostenible puede transformar las estrategias corporativas.  

Logística y regulaciones sostenibles  

El 23 de febrero de 2022, la Comisión Europea presentó su propuesta de directiva sobre Debida Diligencia de Sostenibilidad Corporativa (CSDD). Su objetivo es regular la forma en que las empresas gestionan su logística, al tiempo que las hace responsables de los impactos ambientales y sociales que generan a lo largo de su cadena de producción y suministro. El deber de cuidado de las empresas (y sus filiales) es aplicable también a su actividad comercial, pero también a sus proveedores directos o indirectos, o al uso y disposición de los bienes y servicios producidos.

Si la logística sostenible es esencial para la coherencia de la estrategia de responsabilidad ecológica de una empresa, este proyecto de directiva es vital para la coherencia de la estrategia europea, ya que hoy en día la legislación es específica para cada país. 

La logística sostenible y sus retos 

En un contexto en el que la industria del transporte y la logística es responsable de casi una cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero en Europa, especialmente tras el aumento del comercio electrónico durante la pandemia, las empresas deben transformar sus estrategias logísticas para reducir su huella de carbono.

Pero encontrar el equilibrio adecuado entre los factores económicos y ambientales no es una tarea fácil. Los actores del sector deben lidiar con alternativas limitadas a los combustibles fósiles, la gestión de devoluciones y residuos y las regulaciones relacionadas con las infraestructuras logísticas. 

Los actores de la logística deben innovar en toda la cadena de suministro para enfrentar estos desafíos y satisfacer a los consumidores que exigen soluciones de entrega rápidas, responsables y flexibles. De hecho, los consumidores son cada vez más sensibles a las iniciativas sostenibles, desde la elección de sus productos hasta su envío y entrega.

Soluciones para una logística más sostenible 

Para hacer que los procesos logísticos sean más ecológicos, los actores de la industria pueden actuar en varios niveles. Por un lado, las empresas pueden optimizar sus procesos utilizando herramientas que miden su huella de carbono. Como nos dice nuestro experta, identificar la fuente de emisiones de gases de efecto invernadero a lo largo de la cadena de suministro es la clave para reducirlas: “El primer paso es medir las emisiones de gases de efecto invernadero para apuntar a las fuentes de estas emisiones y así determinar las palancas de acción adecuadas”. 

Por ejemplo, es posible reducir la huella de carbono agrupando los envíos y optimizando las rutas de entrega. Tales estrategias ayudan a reducir la distancia recorrida y, por lo tanto, el consumo de combustible, al tiempo que limitan las emisiones de gases de efecto invernadero. Además, no solo se pueden agrupar los envíos (y así cumplir con los principios de la economía circular): para hacer que los almacenes sean más sostenibles, es posible compartirlos entre varias empresas y así optimizar los gastos de energía y el espacio utilizado.

En cuanto a los residuos, las empresas pueden optar por envases reciclables, adaptados al tamaño del pedido. Esto significa implementar los principios de la internet física, es decir, utilizar un embalaje uniforme que cumpla con las nuevas regulaciones y pueda ser utilizado por todas las partes interesadas para optimizar los envíos.  De hecho, si los consumidores de hoy eligen cada vez más productos de diseño ecológico, es importante que este enfoque se refleje en el embalaje del producto: la sostenibilidad es una cuestión de coherencia. 

Esta alineación también debe reflejarse en la selección de proveedores. Al elegir proveedores que están más cerca de sus almacenes y que ofrecen productos más responsables, las empresas se aseguran de trabajar con socios que comparten su compromiso con el desarrollo sostenible. Finalmente, también es posible compensar las emisiones de carbono que no pueden eliminarse financiando proyectos de impacto positivo que estén en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, como comprometerse a replantar árboles. 

Los beneficios de la logística sostenible 

Al cambiar sus procesos logísticos para que sean más sostenibles, las empresas pueden reducir su huella de carbono, pero también sus costos a largo plazo. Por ejemplo, la racionalización del consumo de energía en los almacenes permite a las empresas reducir sus facturas de energía.  

En Europa, las iniciativas implementadas por algunos transportistas europeos, como GLS Germany, que entrega sus paquetes de una manera 100% climáticamente neutra como parte de su programa KlimaProtect, reflejan una mejor imagen de la marca para los consumidores que son sensibles a las acciones ecológicas.

Si te ha interesado este artículo, te recomendamos:

Calendario laboral de 2024: ¿qué findes largos y festivos habrá este año?

2024 es año bisiesto: ¿qué pasa si has nacido el 29 de febrero?

Las ayudas para familia numerosa que puedes pedir

¿Cuáles son las ayudas por tener un hijo en 2024?

atencioncliente

Cookies de otro planeta

Utilizamos cookies en nuestra web (propias y de terceros) para asegurarnos que todo funciona correctamente, darte un mejor servicio y crear experiencias más valiosas para ti, por ejemplo a través de banners online de publicidad personalizada. Además, nos ayudan a analizar y entender cómo navegas a través de nuestra web para mostrarte contenidos ajustados a tu perfil. Pincha aquí para obtener más información sobre nuestra política de cookies.