¿Cómo impacta la retribución flexible al IRPF de mi nómina?

IRPF

En el complejo mundo laboral, la búsqueda de alternativas para mejorar los salarios se ha vuelto cada vez más importante. Una de esas alternativas es la retribución flexible, un concepto que ha ganado popularidad en los últimos años. Permite a los empleados personalizar su remuneración y obtener beneficios adaptados a sus necesidades individuales. Pero lo más importante de la retribución flexible es el impacto en la reducción del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en la nómina. Al asignar parte del salario bruto a servicios y beneficios específicos, los empleados pueden disminuir su base imponible y obtener ahorros fiscales significativos. En este artículo te explicamos cómo la retribución flexible puede reducir tus impuestos y ofrecerte beneficios personalizados

Conceptos esenciales: salario bruto, salario neto y base imponible

Para que comprendas cómo funciona la retribución flexible, vamos a refrescar brevemente algunos términos que ya hemos explicado en profundidad en otros artículos. 

Cuando recibes tu nómina, es importante comprender los diferentes conceptos que la componen. Dos de los términos más relevantes son el salario bruto y el salario neto. El salario bruto se refiere al monto total acordado en tu contrato antes de cualquier deducción o impuesto. Por otro lado, el salario neto es la cantidad final que recibes después de aplicar las deducciones fiscales y las contribuciones a la seguridad social.

La diferencia entre el salario bruto y el salario neto radica en las retenciones que se realizan, IRPF y las cotizaciones a la seguridad social. Estos impuestos y contribuciones se calculan en función de tu base imponible, que es el resultado de restar las deducciones y las cotizaciones obligatorias del salario bruto.

Es esencial entender que la retribución flexible puede influir en tu base imponible y, por lo tanto, en tu salario neto. Veamos cómo. 

¿Qué es la retribución flexible?

La retribución flexible es una forma alternativa de pagar parte del salario de un empleado que se basa en la siguiente premisa: hay servicios que se consideran básicos para que un trabajador desempeñe una tarea (el transporte, la guardería de los niños, la comida) y, por tanto, la ley considera que estos servicios deben estar exentos de tributar IRPF cuando son ofrecidos como parte del salario. 

Es decir, si un trabajador renuncia a parte de su salario bruto para sustituirlo por un pago en especie de uno de estos servicios, su base imponible desciende. Y, por tanto, pagará menos impuestos. Por tanto, en total, su salario neto aumenta. 

Según la legislación que describe la retribución flexible, la cifra total asignada a pago en especie no puede superar el 30% de la retribución anual. El empleado no recibirá dinero en efectivo, sino que obtendrá productos gratuitos o a un costo inferior al mercado. El uso de estos servicios es voluntario y no debe suponer un costo para el empleado. Además, no puede cubrir gastos relacionados con la actividad profesional directa (por ejemplo, viajes de trabajo). 

¿Cómo funciona la retribución flexible?

Como ves, la retribución flexible permite a las empresas ofrecer una variedad de servicios y beneficios atractivos para sus empleados, como tickets de comida, transporte, guardería, seguros médicos y cursos educativos. El funcionamiento es sencillo: la empresa diseña un plan de retribución flexible y los empleados eligen qué servicios desean y cuánto dinero de su salario destinar a cada uno de ellos.

La clave está en que el 30% del salario bruto anual puede destinarse a servicios exentos de IRPF, como los mencionados anteriormente. Esto genera un ahorro significativo y optimiza el salario neto anual, ya que reduce la base imponible en la declaración de la renta, disminuyendo así el tramo de tributación.

Para calcular la retribución flexible, se toma como límite el 30% del salario bruto anual. Por ejemplo, si el salario bruto es de 22.000€, el valor de la retribución flexible o en especie puede ser de hasta 6.600€. Este monto se distribuye entre los servicios ofrecidos por el plan, como el cheque restaurante (1440€), el transporte (900€) y el cheque guardería (2.000€). Al final, la base imponible se reduce a 15.400€.

En resumen, la retribución flexible permite a los empleados reducir la carga fiscal al destinar parte de su salario a servicios exentos de IRPF. Pero además, están ahorrando pues obtienen estos servicios por debajo del precio de mercado. Es una forma inteligente de personalizar la compensación y optimizar el salario neto anual, obteniendo ventajas tanto económicas como fiscales.

¿Qué productos y servicios son habituales en un plan de retribución flexible?

La Retribución Flexible ofrece a los empleados una amplia gama de productos y servicios atractivos, dentro de los límites establecidos por el 30% del salario bruto anual. Entre los productos más habituales se incluyen comidas, transporte público, guardería, seguro médico y formación. 

El beneficio estrella son las comidas, que pueden disfrutarse con descuento mediante cheques o tarjetas. El transporte público es fomentado por el Estado y cuenta con límites mensuales y anuales establecidos. La guardería, exenta de IRPF, permite un ahorro significativo para los empleados. El seguro médico, altamente demandado, puede deducirse hasta 500 € y ofrece cobertura para los miembros cercanos de la familia. La formación incentiva la motivación de los empleados sin costo adicional para la empresa. Los planes de pensiones prometen complementar la pensión pública del empleado a largo plazo.

Otros productos menos habituales incluyen el gimnasio, el seguro de vida, acciones o participaciones en la empresa, renting de vehículos o incluso vivienda.

Cada producto tiene condiciones particulares y peculiares, por lo que es importante analizar su impacto financiero antes de incluirlos en un plan de Retribución Flexible. 

En resumen, la retribución flexible ofrece a los empleados la oportunidad de personalizar su compensación y obtener beneficios adaptados a sus necesidades. Este enfoque beneficia tanto a los empleados como a las empresas al brindar flexibilidad, ahorros fiscales y una mayor satisfacción laboral.

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

¿Qué son los gases de efecto invernadero y cuáles son sus efectos?

Aceleradoras de startups: qué son y para qué sirven

Cheque Guardería: qué es, requisitos y cómo se obtiene esta ayuda de hasta 1.000 euros

Plusvalía municipal: ¿qué es y cuáles son los coeficientes en 2024?

Cookies de otro planeta

En el blog de Oney utilizamos cookies (propias y de terceros) para asegurarnos que todo funciona correctamente, analizar tu navegación y mostrarte contenido personalizado en base a nuestra oferta de productos y servicios. Consulta nuestra política de cookies para más información.