¿Cuáles son los medios de pago más usados en Europa?

medios de pago

Cuando insistimos en que la cuarta revolución industrial está cambiando completamente la forma de entender las finanzas, no lo hacemos por mera intuición.

En nuestro reciente estudio “Medios de pago en Europa”, hemos analizado las tendencias de los consumidores de cuatro países de la Zona Euro (Francia, España, Polonia y Portugal) a la hora de pagar sus compras. Y los resultados no dejan lugar a dudas.

¿Quieres saber cuáles son las conclusiones? Sigue leyendo:

¿Cuál es el medio de pago preferido por los usuarios?

En pocos años los comercios han evolucionado notablemente a la hora de ofrecer medios de pago diferentes. Hoy en día es habitual que el usuario pueda elegir pagar en efectivo, con tarjetas de todo tipo, apps, plataformas, pago con móvil… La pregunta es ¿Se aclaran los consumidores en esta jungla?

Según los resultados del estudio parece que sí. Los consumidores emplean más de 5 medios de pago diferentes.

¿El más utilizado? Por su sencillez, velocidad y portabilidad es la tarjeta bancaria. 9 de cada 10 consumidores la utilizan con asiduidad, especialmente en Francia, donde el 71% de los usuarios la emplea con frecuencia.

El dinero en efectivo aún ocupa un importante segundo lugar. Mientras que en tercer puesto, se ha establecido la plataforma de pago online más utilizada del mundo: PayPal. Y esto puede tener que ver con la mejora de la satisfacción en las experiencias de compra online.

¿Se consolidan las compras en Internet?

No hace tanto tiempo, el consumidor de toda la vida aún recelaba del ecommerce, aunque hoy en día son pocos los que aún no han cedido a este nuevo canal de compra.

Las compras por Internet están plenamente consolidadas y forman parte de las vidas cotidianas de los ciudadanos de todos los países consultados. Según el estudio, uno de cada cuatro consumidores compra online cuando tiene opción de hacerlo.

Pero hay otro dato más revelador aún: los compradores empiezan a sentirse más satisfechos con su experiencia de compra online que al acudir a tiendas físicas. En los cuatro países consultados, el ratio de satisfacción de las compras en ecommerce es, sin excepciones, superior. Esto significa que el usuario no sólo contempla la compra digital como una opción, sino que empieza a preferirla.

Pago móvil ¿Avanza o se estanca?

El pago móvil promete convertirse en la gran revolución, por permitir al consumidor dejar la cartera en casa y efectuar sus compras de forma segura y cómoda a través de una aplicación.

Pero lo cierto es que, aunque su uso continúa avanzando (lentamente), todavía no se conoce lo suficiente. El 40% de los usuarios encuentra que esta forma de pago es práctica, pero a la hora de pasar por caja, siguen sacando su tarjeta de crédito.

Los usuarios en Francia aún son reacios a pagar con el teléfono. Sólo el 12% de los consumidores lo hace ocasionalmente, y el 42% se opone a vincular sus tarjetas bancarias en un dispositivo móvil. España, con un 23% de usuarios ocasionales, se mantiene en una posición moderada.

¿Y qué pasará con el dinero en efectivo?

La evolución de las formas de pago digital amenaza con llevarse las monedas y los billetes por delante. Los expertos coinciden en que esto no sucederá en las próximas décadas; posiblemente, incluso, nuestra generación nunca llegue a verlo. Sin embargo, la percepción del consumidor es que el efectivo tenderá a desparecer. ¿Cuál es la realidad de los consumidores?

Una vez más, Francia vuelve a ser la más conservadora: a un 47% de sus ciudadanos les preocupa la posible extinción del dinero en metálico. Por el contrario, la ciudadanía española, polaca y portuguesa piensa mayoritariamente que, si el dinero llega a desparecer, se podrá achacar a un progreso razonable. Así que no les preocupa especialmente.

Como conclusión habría que añadir que el 97% de los consumidores están satisfechos con sus experiencias de pago, sin importar a qué medio nos refiramos, pero es especialmente destacable cómo los compradores se dejan convencer cada vez más por los métodos digitales. Esta es la prueba de que las nuevas tecnologías han llegado para quedarse al ámbito de las transacciones comerciales.

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

¿Qué es la CNMV y cuál es su función?

Algún día… las criptomonedas no nos darán ningún miedo

Dos pagadores y Hacienda: ¿Te afectará en la declaración de la renta?

¿Qué son el IBAN, SWIFT, BIC y CCC?