¿Cuánto deberías tener ahorrado? Calcúlalo con la fórmula Greene

fórmula Greene

El ahorro es un tema que preocupa, y mucho. Las personas que ya rozan la mediana edad sienten que, si apenas pueden llegar a fin de mes, ahorrar para la jubilación es una quimera. Pero al mismo tiempo se multiplican las voces que afirman que debe reformarse el sistema de pensiones públicas. Y entran en vigor leyes que recortan las ventajas que hasta ahora ofrecían los planes de pensiones privados.

En mitad de este dilema, muchas personas responsables se preguntan: ¿Cuánto dinero debería tener yo ahorrado para garantizarme un retiro sin ahogos? No es una pregunta fácil de responder, pero existe una fórmula que intenta afrontar el reto: la fórmula Greene.


¿Qué trata de responder la fórmula diseñada por Kimmie Greene?

Kimmie Greene es una analista financiera que un día sintió esa preocupación común: ¿he ahorrado suficiente dinero, teniendo en cuenta la edad que tengo y lo cerca que estoy de la jubilación?

La diferencia de Greene con otros ahorradores es que ella creyó saber cómo responder a esa pregunta. La virtud de la fórmula Greene radica en estar íntimamente relacionada con la edad del ahorrador.

Una persona debe tener en cuenta dos datos: el dinero bruto que ingresa y los años que tiene. De esta forma, sabrá qué recursos le estarán esperando cuando llegue su jubilación.

Antes de que te asustes, al leer en qué se traduce este principio, cabe decir que tan solo trata de marcar un rumbo para el ahorro a largo plazo. La propia Greene empieza por reconocer que cada persona se asocia a unas circunstancias determinadas. Por ejemplo, no es lo mismo vivir en países con sistemas de pensiones públicos que enteramente privados.

Porque a partir de esta edad, Greene propone que, cada cinco años, uno debe de haber sido capaz de ahorrar un salario anual completo. Vamos a verlo en la siguiente tabla.


La fórmula Greene: los porcentajes de ahorro a cada edad

La fórmula Greene parte siempre de una cifra de referencia: el salario bruto anual que ingresa una persona. Este salario está tomado como unidad. Es decir: puedes haber ahorrado medio salario bruto anual, dos salarios brutos o cinco salarios brutos.

Con tan sólo 20 años, y si trabajas, Greene propone que ya deberías tener ahorrado el 25% de tu salario bruto o, lo que es lo mismo, 0,25 salarios brutos. Es decir, si ganas 15.000 € al año (con 20 años no se puede ser mucho más optimista, lo sabemos), lo ideal es que dispongas de unos ahorros de 3.750 €.

Sin embargo, 10 años después, con 30 años, Greene afirma que ya deberías haber ahorrado el 100% de tu salario bruto. Es decir, un salario bruto completo. Por tanto, si ya ganas 20.000 € al año, esa es la cifra que deberías haber ahorrado. Difícil, ¿verdad? Pues aún se complica más.

Porque a partir de esta edad, Greene propone que, cada cinco años, uno debe de haber sido capaz de ahorrar un salario anual completo. Vamos a verlo en la siguiente tabla.


La fórmula Greene, en cifras

Kimmie Greene propone que la evolución del ahorro de una persona debe evolucionar de la siguiente manera, según su edad.


Un ejemplo para explicar la formula Greene

Si tomamos como ejemplo el caso ficticio de un ahorrador español al que le hayan ido subiendo el salario con los años (de forma bastante optimista, aunque no desmesurada), las cifras serían las siguientes.


¿Se puede realmente cumplir la fórmula Greene?

Vista la tabla y el ejemplo ficticio, algunos lectores pensarán que cumplir la fórmula Greene, en nuestro país, es cosa de ciencia ficción. La fórmula exige, a la postre, ahorrar un 20% del sueldo anual. Y eso, en esos tiempos, no es tan sencillo.

Sin embargo, tenemos que insistir en que la propia Kimmie Greene dice que su fórmula no ofrece un patrón estricto, sino meramente orientativo. En palabras de la inversora, ninguna vida es lineal, sino que va pasando por distintas fases, por lo que es lógico que haya momentos en los que un ahorrador no pueda cumplir con las expectativas.

Además, hay que señalar que Greene propone su fórmula para un trabajador estadounidense de clase media, con una mayor expectativa de ingresos, pero menos prestaciones públicas. Esto último le obliga a recomendar un mayor ahorro como fondo de emergencia.


Consejos para acercarnos al cumplimiento de la fórmula Greene

En este blog hemos hablado muchas veces de ahorro y hemos dado consejos para estimularlo. Lo primero que siempre recomendamos es asumir objetivos de ahorro. En otros artículos hemos mencionado que esos objetivos pueden ser comprarse una casa, hacer un viaje alrededor del mundo o pagar una universidad privada. Pero cumplir la fórmula Greene también constituye un objetivo concreto a plantearse, con todo el beneficio que supondría para nuestra jubilación.

Como sabes, tras marcarte el objetivo debes estudiar ingresos y gastos y establecer tu presupuesto. Recuerda que convertir los gastos variables en fijos es siempre una buena medida.

Cumplir la fórmula Greene exige, en palabras de su autora, hacer sacrificios, renunciar a gastos de ocio o, a veces, mudarte a una ciudad más económica (sobre todo, tal y como ella dice, si te gustaría jubilarte anticipadamente).

Por último, ese dinero que ahorras debe ser invertido. Así, tu dinero trabajará y ganará valor, de forma que una parte del trabajo se hará solo. Estudia los modelos de inversión más adecuados para ti y lánzate a ello cuanto antes.

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Cómo ahorrar para comprar un coche

Ahorrar luz en casa con estos gadgets, es posible

[Estudio] Las compras de segunda mano marcan tendencia en España

5 apps y un bot para consultar el precio de la luz en tiempo real

Cookies en Oney

Utilizamos cookies en nuestra web (propias y de terceros) para asegurarnos que todo funciona correctamente, darte un mejor servicio y crear experiencias más valiosas para ti, por ejemplo a través de banners online de publicidad personalizada. Además, nos ayudan a analizar y entender cómo navegas a través de nuestra web para mostrarte contenidos ajustados a tu perfil. Pincha aquí para obtener más información sobre nuestra política de cookies.