8 conceptos financieros que debes conocer

Conceptos financieros - Oney

Cuando hablamos de temas financieros, a menudo surgen dudas sobre el significado de algunos términos técnicos. Es algo más común de lo que piensas y por eso queremos ponértelo fácil.

A continuación, te proponemos 10 conceptos financieros básicos que te ayudarán a desenvolverte con soltura en el ámbito de las finanzas personales y comprender mejor el funcionamiento de tus productos financieros:

Tarjetas bancarias

Actualmente, son los medios de pago más comunes y extendidos, ya que han sabido adaptarse a las necesidades de los clientes y ofrecer un buen número de ventajas. Los dos tipos de tarjeta bancaria más comunes son los siguientes:

  • Débito: se caracteriza por realizar los cargos directamente en la cuenta del titular asociada a la tarjeta, permitiendo solo efectuar cobros hasta el límite de los fondos disponibles de la cuenta.
  • Crédito: permite pagar al cliente incluso cuando no dispone de fondos en la cuenta, pudiendo aplazar el cobro hasta el siguiente mes. Este tipo de tarjeta permite financiar y cobrar unos intereses al titular al retirar dinero o fraccionar pagos.

Financiación o crédito al consumo

La financiación o crédito al consumo, es una forma de pago aplazado que se solicita a una entidad financiera y está vinculado a la compra o contratación de un servicio (compra de un mueble, un viaje, un coche, una reforma). El pago en varios plazos lleva asociado un porcentaje de intereses que pueden cambiar en función del número de plazos o incluso ser de interés 0% (no implica abonar ninguna cantidad adicional) según las condiciones que ofrezca la entidad.

Préstamo personal

El préstamo personal es la cantidad de dinero que se solicita a una entidad financiera y que establece un compromiso entre las partes. De esta manera, la entidad financiera presta el dinero al solicitante y a cambio recupera el dinero prestado más un porcentaje en concepto de intereses.

Crédito o línea de crédito

A diferencia del préstamo, el crédito es una cantidad de dinero con un límite fijado que una entidad financiera pone a disposición de su cliente. A diferencia del préstamo, no se puede disponer de toda la cantidad en una sola vez, pero sí es posible disponer y utilizar una cantidad parcial mediante una cuenta o tarjeta de crédito.

Amortizar un préstamo

La amortización de un préstamo es la devolución íntegra del dinero que se había obtenido previamente en concepto de préstamo. Dicho de otra forma, es la forma de saldar la deuda contraída con la entidad financiera. Dependiendo del tipo de préstamo, el sistema de amortización puede variar, y con ello, la cuota de amortización del préstamo cubrirá una parte del préstamo y los intereses que se hayan generado desde el pago anterior.

TIN y TAE

TIN y TAE son dos índices que verás siempre especificados en la contratación de préstamos al consumo o hipotecas. Especifican el porcentaje adicional que hay que aplicar a la cantidad solicitada y que se debe abonar a la entidad financiera en concepto de intereses.

  • El TIN (Tipo de Interés Nominal) es el porcentaje de interés que se pacta al pedir un préstamo como concepto de pago, e indica el tanto por ciento que recibe el banco al prestar el dinero.
  • La TAE es la Tasa Anual Equivalente o Tasa Anual Efectiva. La TAE recoge sobre una base anual, además del tipo de interés nominal (TIN), otro tipo de comisiones como las de apertura o cancelación. Por este motivo es un índice más exacto que el Tipo de interés nominal (TIN) a la hora de calcular el coste final de una hipoteca o préstamo.

Endeudamiento

La capacidad de endeudamiento es la cantidad máxima de dinero con la cual se puede contraer una deuda sin hacer peligrar la integridad financiera. La capacidad de endeudamiento es variable y depende de tus ingresos y gastos. Una de las mejores herramientas para evitar el endeudamiento es hacer un presupuesto familiar.

Inversión

Hacer una inversión implica poner una cantidad de dinero en manos de terceros con la finalidad de obtener un beneficio mayor en el futuro. Las inversiones se consideran un riesgo porque lo que invertimos puede:

  • Multiplicarse, si es una buena inversión.
  • O no recuperarse, si es una mala inversión.

Algunos expertos indican que la mejor manera de ganar dinero es realizando una inversión a largo plazo. En ese caso obtendrías una rentabilidad financiera, o, dicho de otro modo, el conjunto de beneficios resultantes tras realizar una inversión.

Conocer el significado de estos conceptos financieros es clave para que puedas planificar tus principales decisiones económicas. El éxito financiero no consiste tanto en ‘ganar mucho’ como en tener unas finanzas saludables y en adoptar unos buenos hábitos financieros con los que ser constantes.

Si quieres leer más consejos y tips sobre cómo puedes ahorrar y gestionar mejor tus finanzas no te pierdas estos artículos:

Recta¦üngulo 4 copia

Cookies en Oney

Utilizamos cookies en nuestra web (propias y de terceros) para asegurarnos que todo funciona correctamente, darte un mejor servicio y crear experiencias más valiosas para ti, por ejemplo a través de banners online de publicidad personalizada. Además, nos ayudan a analizar y entender cómo navegas a través de nuestra web para mostrarte contenidos ajustados a tu perfil. Pincha aquí para obtener más información sobre nuestra política de cookies.