Cargadores de coches eléctricos, todo lo que necesitas saber

Los beneficios de usar un coche eléctrico son muchos, tanto para ti como, es sabido, para el medioambiente. Sin embargo, el proceso de adaptación a tu nuevo vehículo y, sobre todo, su carga, requiere de una serie de pasos que aquí te explicamos al detalle. Un poco de paciencia al principio te permitirá conocer todo lo que necesitas saber sobre cargadores de coches eléctricos. 

Hablamos de cargadores domésticos, es decir, para que puedas cargar tu vehículo en tu propio garaje, siempre que vivas en un chalé, adosado o dispongas de plaza propia con un enchufe a la red. En ese caso, puede que tengas que pedir permiso a los propietarios del parking para disponer de la electricidad general. 

¿Qué enchufe necesita mi cargador eléctrico?

A menudo escuchamos que basta con una toma de tierra, una conexión a la red eléctrica “de toda la vida”, para empezar a cargar tu coche eléctrico. Por desgracia, no es tan sencillo. Es cierto que puedes salir adelante con ese tipo de instalación, pero a la larga quizá te dé problemas al cargar tu coche eléctrico y, desde luego, la eficiencia no es la misma. 

Para usar tu wallbox en casa, que es como se conoce también a los cargadores eléctricos domésticos, se recomienda instalar un conector con disyuntor. ¿Qué es un disyuntor? Pues un interruptor automático que actúa como diferencial, asegurando una correcta carga. Además, protege tu instalación, ya que cargar un coche son palabras mayores, y canaliza la electricidad de tal modo que el montaje permanece seguro, también ante cambios de tensión.

¿Necesitaré un electricista para instalar mi cargador eléctrico?

A no ser que seas el manitas de la casa, la respuesta es sí. Un electricista te ayudará en el proceso de adaptar tu enchufe y te curarás en salud para evitar sobrecargas en la red, caídas de la misma y consumos excesivos, así como facturas de la luz fuera de control debido a averías que se te escapen. Un pequeño gasto al principio puede ahorrarte muchos euros futuros. 

¿Aumenta la factura de la luz cargar el coche eléctrico?

Respuesta rápida: sí, pero poco. En torno a un 5 y un 10%, cifras que se convierten en calderilla si se comparan con el coste que supone llenar cada mes el tanque de gasolina, más aún en estos momentos. Además, si se contrata un programa especial para carga de baterías de coches eléctricos, es probable que las compañías ofrezcan tarifas especiales, reducidas, para este tipo de clientes.

¿Es recomendable instalar una potencia trifásica?

Sí. Esto permite que el coche, a la hora de cargarse, se alimente con toda la potencia que necesite, gozando de todo el flujo eléctrico para sí solo, cosa que no sucedería si se compartiera la corriente con un aire acondicionado u otro electrodoméstico. 

Por todo ello, conviene contar con una instalación trifásica, que en España se traduce en un voltaje de 380 V. (Recordemos que la corriente alterna o AC, la monofásica, en España es de 220 o 230 V). 

¿Qué tipos de cargador eléctrico existen en el mercado?

El tipo de cargador vendrá relacionado con la compra de tu coche, ya que el conector, es decir, el enchufe al vehículo mismo, lo decide el fabricante. Es cierto que hay adaptadores para distintos conectores, pero en general se dividen entre enchufe Tipo 1 y Tipo 2. El conector Tipo 1 es válido para marcas como Nissan, Chevrolet, Opel, Toyota, Renault o Kia, es decir, coches eléctricos de primera generación. 

Luego puedes encontrar los de Tipo 2, para coches híbridos enchufables de nueva generación que usan modelos como Peugeot 3008 HYbrid4 o el Kia XCeed PHEV. 

En los últimos modelos de coches eléctricos (no híbridos) el modelo de ‘wallbox’ que se usa es el Combo CSS 2, que podrás ver en los Tesla Model 3, Porsche Taycan o Renault Zoe. 

 ¿Qué modos de recarga hay?Además de tipos de conectores, también se han estandarizado hasta 4 modos de carga. No hablaremos del Modo 4, puesto que es el reservado para carga en espacios públicos. 

Si nos centramos en el espacio privado, el Modo 3 de carga es el más recomendado para llenar la batería de tu coche eléctrico y evitar problemas en tu instalación eléctrica casera. Esta modalidad de carga suele requerir un conector Tipo 2 y contempla la carga tanto monofásica como trifásica. 

Grosso modo, el Modo 1 puede ser descrito como conectar tu coche a cualquier enchufe de tu casa con una alargadera. Pero, ojo: este modo de carga sólo es válido para VMP (vehículos de movilidad personal, es decir, patinetes, hooverboards, bicis, etc).  Así que si pretendes cargar así tu coche, debes saber que está prohibido para uso doméstico

Modo 2, si bien es válido, ofrece ciertos problemas de sobrecargas e interrupciones que lo hacen menos aconsejable. Por todo ello, los especialistas en carga de vehículos eléctricos en casa recomiendan el Modo 3, que además ofrece cargas hasta ocho veces más rápidas que los Modos 1 y 2. 

Tanto si eres de los que ya se ha decidido a pasarse a las emisiones cero o tienes la intención de hacerlo, ahora ya dispones de toda la información para elegir la mejor forma de cargar un coche eléctrico. Recuerda, además, que el Préstamo Eco de Oney te ayuda con tus proyectos eco-responsables disfrutando de condiciones exclusivas.

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

PcComponentes, nuevo partner de pago aplazado 3x 4x Oney para su marketplace

¿Qué es el spoofing y cómo evitarlo?

Consumo sostenible: cómo nuestras creencias están cambiando nuestros hábitos

3x 4x Oney, en los principales teatros de la Gran Vía madrileña