¿Es la bicicleta el futuro de la movilidad urbana?

bicicleta ciudades

La bicicleta promete convertirse en el vehículo del futuro. Y lo cierto es que motivos no le faltan. Sostenibilidad, ahorro, movilidad… Las ventas de bicicletas se han disparado en los últimos tiempos por varios motivos. La repentina preferencia de los consumidores por este medio de transporte es uno. La apuesta de los ayuntamientos por la innovación verde es otro. Y la proliferación de las e-bikes, o bicicletas eléctricas, quizá sea el más importante.

¿Estamos ante el vehículo del futuro?


¿Qué está pasando con las e-bikes o bicicletas eléctricas?

Las bicicletas clásicas, autoimpulsadas, ya gozaban de una gran número de defensores. Pero también se encontraban con algunos obstáculos que dificultaban su expansión.

Las ciudades con pendientes excesivas, las personas con menos capacidad física, la ausencia de infraestructura, el miedo a depender sólo de nuestras piernas cuando estamos rodeados de tráfico… Son razones que reservaban la bicicleta para los lugares y las personas adecuadas.

Pero la irrupción de la bicicleta eléctrica ha cambiado las cosas. Se trata de un vehículo versátil, rápido, ligero, económico que cuenta con cada vez más opciones. Gracias a ella, las pendientes ya no son un problema, muchas más personas se atreven a pedalear y las ciudades están aligerando su tráfico rodado.


¿Cuáles son las mejores ciudades para circular en bicicleta?

Como en otras muchas cosas, el avance de nuestro país en movilidad viene motivado por Europa. Europa no sólo nos marca los objetivos de recorte de emisiones y tráfico que debemos cumplir, sino que también nos brinda modelos de éxito de otras ciudades que podemos imitar.

Carriles bici, sistemas de bici-sharing, calles de circulación exclusiva para bicicletas… Hay muchas ideas que nuestros vecinos del norte están poniendo sobre la mesa.

En España, se puede mencionar el gran esfuerzo de la ciudad de Barcelona para ampliar la red de carriles bici, una medida con la que además pretende reducir riesgo de contagio por coronavirus. En Madrid, cabe destacar la nueva red pública de sharing, con 454 e-bikes que no necesitan depositarse en ninguna estación.

Pero si hablamos de la extensión del carril bici, la medalla de oro se la llevan las capitales de provincia. En concreto, la ciudad con más metros de carril bici por habitante es Albacete, con 1,4 metros, 190 kilómetros en total. La apuesta por la innovación de la ciudad manchega y la idoneidad de la orografía la han convertido en un referente del transporte sostenible. La siguen Vitoria, con 0,59 metros de carril bici por habitante, y Castellón de la Plana, con 0,51.

planes al aire libre en la ciudad


¿En qué lugares hay ayudas económicas para comprar bicicletas eléctricas?

De momento, la Comunidad Valenciana y la Comunidad de Madrid son las dos administraciones que han anunciado ayudas para la compra de patinetes y bicicletas eléctricas. Esto es así porque el plan estatal Moves II, diseñado para favorecer la adquisición de vehículos ecológicos, no contempla ayudas a este tipo de MVI.

En la Comunidad de Madrid se han anunciado ayudas de hasta el 50% del precio del vehículo. En el caso de las bicicletas eléctricas, puede llagar a los 500 euros.

La Comunidad Valenciana ofrece ayudas de hasta 250 euros para comprar bicicletas de un precio menor de 1400 euros. También se pueden optar a ayudas de hasta 200 euros para kits de electrificación de bicicletas.


¿Cómo elegir una bicicleta eléctrica?

La comercialización de e-bikes ha sido una explosión que ha llenado de modelos el mercado. Pero a la hora de escoger la que mejor nos viene, debemos plantearnos la misma pregunta que cuando vamos a comprar una bicicleta clásica: ¿para qué la queremos? Hay e-bikes de competición, de montaña, de paseo…

Como este post trata de movilidad urbana, vamos a centrarnos en qué bicicleta eléctrica es más idónea para la ciudad. En este sentido deberíamos hacernos algunas preguntas:

  • ¿Tiene batería extraíble?

Cuando hacemos trayectos cortos, de casa a la oficina, por ejemplo, es muy práctico que se pueda extraer la batería de la bicicleta para llevarla con nosotros y ponerla a cargar mientras estemos en algún interior.

  • ¿Qué asistencia al pedaleo proporciona?

Las e-bikes no son motos: siempre debes contar con que te tocará dar algún que otro pedal, aunque sea para poner en marcha el motor eléctrico. Si es así, deberás calcular las pendientes que has de subir en tus trayectos cotidianos (y tu estado de forma), para determinar cuanta ayuda del motor vas a necesitar.

  • ¿Dónde la vas a dejar?

Hay bicicletas eléctricas grandes, pequeñas y plegables. No todo el mundo vive en un palacio, y dejar una buena e-bike en la calle es un atractivo para los amigos de lo ajeno. Así que piensa qué tamaño te conviene comprar, según el espacio que tengas.

  • ¿Cuánto quieres invertir?

Los modelos más económicos de e-bike no llegan a los 600 euros, mientras que los más avanzados pasan de los 3000. Ten en cuenta que si superan un determinado precio podrías dejar de disfrutar de ayudas para su compra.

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Cómo ahorrar aplicando el reto de las 52 semanas

Cambio de hora en octubre de 2020. ¿Será el último?

¿Qué es el Singles Day? El día de los solteros es tendencia

Cómo ahorrar en carburante, incluso antes de arrancar el coche