Actividades al aire libre para niños y adultos, compatibles con la desescalada

Actividades desescalada

Tras semanas de confinamiento en las que te hemos dado algunas ideas para hacer planes diferentes en casa, llegan las fases de la desescalada en las que las actividades al aire libre comienzan a ser posibles, aunque, con ciertas limitaciones.

Los beneficios de estas salidas, según los expertos, son innumerables… siempre y cuando se mantengan las medidas de seguridad necesarias.

Por eso, esta vez te sugerimos algunas actividades que pueden ayudarte a sacar el máximo partido a esa escasa hora de paseo, especialmente si lo haces con niños, para disfrutar al máximo de sus beneficios cumpliendo siempre las normas vigentes, en este caso, para la Fase 0 de la desescalada.


Actividades para adultos

Durante la Fase 0, la principal limitación es el radio de actividad permitido. El ya conocido kilómetro de distancia desde tu casa.

Algunas aplicaciones gratuitas y páginas web te permiten averiguar cuáles son los “límites virtuales” por los que puedes moverte sin saltarte las normas. Es el caso de UnKm. En esta página web, podrás calcular 1 kilómetro de radio desde tu casa y automáticamente obtener la ruta más larga posible que puedes hacer sin salir del perímetro.

Recorre las calles del barrio que no conoces

El ritmo frenético del día a día te lleva de casa al trabajo, colegio, compra y de nuevo a casa. Y cuando llegan los fines de semana, aprovechas a viajar, salir al campo, o disfrutar de la oferta de ocio en el centro. Así que, posiblemente, tu barrio sea un gran desconocido para ti.

Aléjate de tus zonas de paso habituales (sin salir del perímetro marcado por las normas de seguridad) y te sorprenderá descubrir que a solo dos calles hay una tienda de pasteles artesanos, que a una manzana de casa han abierto un nuevo local para hacer yoga o que tienes una tienda de productos orgánicos a solo 10 minutos caminando desde casa.

Activa tu cuerpo con ejercicio

Si no practicas deporte con regularidad y en casa no has hecho ningún ejercicio regular, es posible que en los primeros días de salidas al exterior notes un poco de fatiga al caminar, e incluso agujetas. Después de varias semanas de una actividad casi sedentaria para muchos, volver a coger el ritmo puede costarte un poco.

Para volver a ponerte en forma, puedes empezar alternando 15 minutos de paseo con 5 de carrera o trote, e ir incrementando el ritmo gradualmente. Dos días después puedes caminar 12 y correr 8. Y una semana después, caminar 10 y correr otros 10.

Quizá incluso puedas incorporar un nuevo hábito deportivo que antes no tenías, a tu rutina diaria.

Practica deportes diferentes

Montar en bici, salir a correr hacer surf, patinar… Todos los deportes no federados son posibles actividades para practicar durante los paseos al aire libre de la Fase 0.

Por ejemplo, si hace años que no montas en bici, la ausencia de tráfico en estas semanas puede ser un gran aliado para volver a dar aire a las ruedas y recordar viejos tiempos.

Recuerda que durante la Fase 0 todos estos deportes son posibles, pero debes realizarlos dentro del perímetro de tu zona.

actividades desescalada con niños


Actividades con niños

Los menores de 14 años también pueden pasear durante una hora al día acompañados de un adulto.

Las condiciones son conocidas: no alejarse más de un kilómetro, no violar la distancia de seguridad interpersonal, no interactuar con otros niños, no entrar en parques ni zonas comunes…

Las limitaciones son importantes, por eso te damos algunas ideas.

Actividades para desarrollar su psicomotricidad

Por el momento los niños no pueden entrar en parques infantiles. Sin embargo, la calle está llena de elementos que se pueden aprovechar.

Equilibrios: Cuando veas bordillos resaltados o muretes bajos, puedes retarles a jugar a los equilibristas, caminando sobre ellos sin caerse.

No pisar las trampas: ¿Quién no ha jugado alguna vez a evitar pisar las líneas de las baldosas en la acera? Con un poco de narrativa, los niños entrarán al juego de cabeza: explícales que si pisan las líneas activarán trampas, o que son lava, por ejemplo. Imaginación al poder.

Salto de obstáculos: Cualquier elemento que destaque en una acera (una tapa de alcantarilla, una reja, un bordillo) puede ser un obstáculo que el niño debe saltar si quiere seguir adelante en su aventura.

Carrera de estatuas: Si llevas un Smartphone contigo puedes animar el paseo con algo de música; y cuando pulses el botón de pausa, los niños tendrán que quedarse parados como estatuas hasta que la canción vuelva a sonar.

Circuitos: Si vives en un barrio con espacios abiertos, puedes plantear circuitos cronometrados. Recuérdales que no se puede tocar nada, si lo hacen, les penalizarás con tiempo. Después define un circuito ¡y a cronometrar!

Tampoco olvides lo cognitivo ni la vista

Salir a la calle ayudará a multiplicar los estímulos que recibe el niño. El confinamiento forzoso ha sido el paraíso de la tele y los videojuegos.

Por eso, en la desescalada debes motivarles para que vuelvan a utilizar sus sentidos, su inteligencia y su imaginación.

Cerrar los ojos y escuchar: Una actividad muy interesante es proponerles que se detengan en un punto concreto y cierren los ojos. Entonces, deberán describir la escena a partir de lo que escuchan. Concentrando toda su atención en un sentido distinto al habitual, pueden descubrir cosas de su entorno que no sabían que existían: pájaros, viento, automóviles lejanos, voces…

El clásico veoveo: Los oftalmólogos recomiendan descansar los ojos focalizando la vista a distancias superiores a los seis metros al menos cada 25 minutos. Por eso, puedes aprovechar los paseos para mirar a lo lejos al tiempo que los niños se entretienen jugando al clásico veovevo.


Actividades con niños no tan pequeños

A medida que los niños crecen, los retos para jugar deben ser más sofisticados. De lo contrario, se aburrirán. La curiosidad es un estupendo juguete, sobre todo cuando se lleva tanto tiempo confinado en casa. Así que salir a explorar es una propuesta de lo más atractiva.

Gincanas

Antes de salir a la calle puedes plantear una serie de pruebas para que el menor resuelva durante el paseo con herramientas como Google Maps.

¿Puedes encontrar un cartel que contenga la palabra “Brillante”? ¿Puedes completar el itinerario sin pisar nada que sea de color blanco?

Safari fotográfico

Si el niño es algo mayor, proponle participar en un safari fotográfico.

Elabora una lista de elementos a “capturar” con la cámara, y asigna una puntuación a cada elemento, según su dificultad para encontrarlo. Al volver a casa, el recuento dirá si se ha cumplido el reto.

Dominar las ruedas

El escaso tránsito de coches convierte estas salidas en una oportunidad perfecta para practicar con bicicletas, patinetes, hoverboards…

Quizá sea el momento idóneo para quitarle las ruedas de apoyo a la bici.

Ejercicio explosivo

A los niños les gustan competir consigo mismos y mejorar. Aceptarán cualquier actividad que les propongas si les cronometras y mides sus progresos: carreras cortas, saltos a pies juntos, salto de longitud…

Aprovecha los espacios y dale rienda suelta a tu imaginación.

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Cómo ahorrar aplicando el reto de las 52 semanas

Cambio de hora en octubre de 2020. ¿Será el último?

¿Qué es el Singles Day? El día de los solteros es tendencia

¿Es la bicicleta el futuro de la movilidad urbana?