¿Qué es una tarjeta revolving y cuáles son sus ventajas?

Una tarjeta revolving es un tipo de tarjeta de crédito que ofrece al usuario la opción de aplazar y financiar el pago de las compras que se realiza con ella. Ofrece al comprador una estupenda alternativa para no tener que abonar en el momento el valor del producto que se adquiere.

Cuando se paga con una tarjeta revolving, es la entidad financiera la que realiza el pago en el momento. Posteriormente, el cliente lo abona cómodamente en los plazos definidos.

Diferencias entre una tarjeta revolving y una tarjeta de crédito:

La principal diferencia con las tarjetas de crédito es la forma de pago de las compras. Mientras que las tarjetas de crédito incluyen una opción de pago a fin de mes, las tarjetas revolving permiten realizar la liquidación mediante dos fórmulas diferentes. En ocasiones, es la entidad financiera quien define la fórmula de pago. En otros casos, es el propio usuario:

  • Pago a través de una cuota mensual: El cliente fija el importe que desea abonar mensualmente para pagar el importe de sus compras. Normalmente el importe mensual tiene una cantidad mínima mensual, pero cuenta con la ventaja de que el cliente puede decidir si aumentar o reducir su cuota (en base a esa cantidad mínima) en función de sus necesidades.
  • Pago con un porcentaje de la deuda pendiente: El cliente decide qué porcentaje abona mensualmente. Es decir, si debe 100 euros y tiene fijado un pago del 25%, el primer mes pagará 25 euros; de forma que este porcentaje se calculará sobre el importe pendiente de abonar a la entidad. Siempre teniendo en cuenta que hay una cuantía mínima por cada recibo.

Además, algunas tarjetas unifican las modalidades de pago a fin de mes y pago a revolving, dando mayor flexibilidad al cliente para elegir la forma de pago más acorde a sus necesidades.

En Oney, nuestras tarjetas incluyen la opción de pago a Fin de mes, financiación especial y la modalidad de cuota mensual a revolving. Están asociadas a comercios líderes en alimentación, Tarjeta Alcampo; material deportivo, Tarjeta Decathlon; o la decoración para el hogar, Tarjeta Club Leroy Merlin.

Ventajas de tener una Tarjeta Revolving:

Este tipo de tarjetas cuentan con unas ventajas evidentes que pueden facilitarnos mucho la realización de esas compras que, por una razón o por otra, no queremos o no podemos pagar de una sola vez:

APORTAN LAS BONDADES Y BENEFICIOS DE LAS TARJETAS DE CRÉDITO

Te permiten adquirir productos y realizar gastos sin que tengas que preocuparte en ese momento de que dispones del saldo necesario.

NO EMPIEZAS A PAGAR HASTA EL MES SIGUIENTE

Cuando compres, dará igual que estés en los primeros días del mes o en los últimos. Con las tarjetas revolving siempre comenzarás a pagar a partir del primer día del mes siguiente, lo que seguramente suponga un respiro para tu economía y además te ayude a planificar tu presupuesto para las siguientes semanas.

FINANCIACIÓN APLAZADA QUE PUEDE LLEGAR A 36 MESES

Ni siquiera es necesario saldar el total de la deuda a corto plazo, porque como cliente podrás tomártelo con calma y fraccionar el gasto en cómodos plazos. Por ejemplo, la Tarjeta Alcampo de Oney, permite financiar las compras de 3 hasta 36 meses, y la Tarjeta Club Leroy Merlin hasta 60 meses.

PERMITEN UNA FLEXIBILIDAD TOTAL A LA HORA DE ENCARAR EL PAGO DE LA DEUDA PENDIENTE

Como cliente de la tarjeta, eres tú el que decide si quiere pagar todos los meses la misma cantidad del crédito pendiente o si, por el contrario, prefieres que el valor varía en función de lo que debes. Así, en este caso si el crédito consumido es pequeño, también lo será el gasto en este concepto.

EL PROPIO USUARIO FIJA EL LÍMITE DE CRÉDITO

Esta libertad de elección permite que seas tú, como propietario de la tarjeta, el que decida de cuánto va a disponer para gastar con ella. En consecuencia, siempre podrás poner un límite para evitar luego llevarte sorpresas a la hora de hacer frente a tus facturas.

NO SUELEN LLEVAR APAREJADAS COMISIONES POR SU EMISIÓN, MANTENIMIENTO O RENOVACIÓN

No cuesta nada solicitar y disponer de una de ellas. Las entidades emisoras dan plenas facilidades a sus clientes, de forma que se evitan los engorrosos gastos extras que suelen incluir otros tipos de tarjetas.

PERMITEN OPTAR A DESCUENTOS Y OFERTAS EXCLUSIVAS

Su facilidad de uso y sus ventajas hacen posible que las entidades también incluyan descuentos y ofertas por utilizarlas. Tener una te puede abrir un abanico de oportunidades muy interesante.

Si quieres resolver otras dudas comunes sobre conceptos financieros, te recomendamos leer: «8 conceptos financieros que debes conocer«.

Recta¦üngulo 4 copia