Precios 2022: ¿Qué sube y qué baja?

Precios 2022

Los precios de 2022 se han revisado en el mes de enero, y aplican a los sectores estratégicos y servicios públicos con tarifas reguladas: energía, transporte público, autopistas, aeropuertos, etc. 

Con la amenaza de la inflación sobrevolando nuestros bolsillos, nos preguntamos cuáles son los precios que suben y bajan de manera más destacada.  Te lo contamos a continuación:

 


Energía: sube

Esto no hace falta decirlo, porque se lleva hablando de ello desde hace meses. Aquí tenemos la madre de todas las subidas, que puede influir en los costes de cualquier producto o servicio, provocando, a su vez, el incremento de precio de estos.

1.1 La luz: en máximos

Ha sido noticia durante mucho tiempo. La luz sigue aumentando su precio en una escalada que parece imparable, terminando diciembre marcando cotas históricas: 383 €. 

Las rebajas de impuestos no han hecho más que compensar mínimamente este encarecimiento. Y eso que los cargos y peajes ya han bajado en torno a un 30% y a un 4,6%. 

1.2 El gas: sube

El precio del gas no para de subir en los mercados internacionales. El 1 de enero comenzó con una subida del 5,48% respecto a enero de 202, en las tarifas reguladas. Y todo esto en mitad de una crisis internacional con el mayor proveedor de gas de Europa como protagonista: Rusia. 

1.3 Carburantes: suben

La gasolina ronda los 1,5 euros el litro, cerca de su máximo histórico. 

Los carburantes han bajaron durante las últimas cinco semanas de 2021, lo que no implica que comenzaran el año marcando máximos históricos, con el litro a 1,5 euros. En 2021 la gasolina sufrió un incremento del 25% y, el gasóleo, del 27%. Todo parece indicar que seguirán subiendo. 

Además, para finales de 2022 se espera una subida de impuestos a los carburantes que hará aún más costoso llenar el depósito. 


Transporte: sube

Parece que el sector del transporte y la logística consiguió doblegar la amenaza del desabastecimiento que preocupaba a algunos esta navidad. Con lo que no puede es con el aumento de los precios de la energía. Casi todo lo relacionado con el transporte sube.  

2.1 Peajes: suben

Ya en enero, las tarifas de las autopistas de peaje dependientes del estado se han ajustado al IPC, tal y como venía advirtiendo el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Esto significa un incremento del 1,97%. 

Hay cuatro tramos donde el aumento de precio ha sido mayor: La AP-66 Villaba-Adanero sube un 2,84%; la AP-7 Alicante-Cartagena, un 2,99%; la AP-9 Ferrol-Portugal un 2,99% y también un 2,99% la AP-46 Alto de las Pedrizas-Málaga.

2.2. Transporte urbano: depende

El precio del abono de transportes públicos suele depender de las comunidades autónomas o de las ciudades. Lo normal, dadas las circunstancias, será que suba o, en el mejor de los casos, que se mantenga, como ocurrirá en Barcelona. En la Comunidad de Madrid, como excepción, bajará el precio del abono para los mayores de 65 años. 

2.3 Transporte aéreo: baja

Como buena noticia, dentro de la ola de subidas que nos van a afectar este año, podemos mencionar la bajada del transporte aéreo. Aena congelará las tarifas que les cobra a las aerolíneas por operar en los aeropuertos, y Enaire, el gestor de navegación aérea español, mantendrá sus tasas por debajo de las de 2019. Todo esto debería repercutir en los billetes. 

2.4 Transporte interurbano: sube

Los autobuses interurbanos suben lo mismo que el IPC medio del año anterior. Este dato de 2021 ha resultado ser el más alto desde 2011: un 3,1%. 

Con respecto a los trenes, en el último trimestre de 2021 Adif se había atrevido a pronosticar una bajada del precio del billete, debido a la entrada de nuevos operadores Ouigo o Ilsa. Habrá que esperar a que la competencia consiga moderar la subida que debería traer consigo el coste de la electricidad.


Coches y vivienda: suben

Representan dos de las compras más importantes de la vida de una persona y, como no podía ser de otra manera, este año será más difícil lanzarse a conseguirlas. 

3.1 Vivienda: sube

Si las materias primas, los transportes y la energía suben, todo sube. Levantar un vivienda es más caro, y eso incrementa su precio final.  El precio de la vivienda ya subió un 4,3% en 2021 y se incrementará otro 4% en 2022. Los alquileres también dejarán de bajar. 

3.2 Coches: suben

La apuesta por la economía verde tiene infinitas ventajas a largo plazo, pero alguna desventaja a corto plazo. La normativa WLTP, que grava las emisiones de más 120 gramos de CO2 equivalente, hará que el aumento de matriculación aumente un 5% de media en el impuesto de matriculación. Esto afectará al 80% de los vehículos que ahora mismo están en oferta. 


Cesta de la compra: sube

También el aumento del precio de la energía y de las materias primas está detrás de la subida de los alimentos, que ya se disparó un 5% anual en 2021. 


Los envíos postales: suben

Por segundo año consecutivo los envíos vuelven a subir. El precio del sello para cartas y tarjetas de hasta veinte gramos se incrementa en un 7%, hasta los 0,75 €.


Cuota de autónomos: sube

Las noticias actuales no son muy halagüeñas para los autónomos, que se quejan de soportar sobre sus espaldas gran parte de los esfuerzos que debe afrontar la sociedad, sin lograr nada a cambio. Este año las cuotas de autónomos han vuelto a subir entre 5 y 21 €, en función de la base por la que se cotice. También han subido los tipos de cotización.

La base mínima pasa a ser de 960,60 euros mensuales, y la máxima de 4.139,4 euros.


Los tipos de interés: bajan

El Banco Central Europeo ha optado por mantener el Euribor en cifras negativas, lo que repercute positivamente en el pago de préstamos e hipotecas de miles de consumidores. 

La mala noticia de esto es que unos tipos de interés tan bajos pueden también generar el efecto de incrementar la inflación, o, al menos, no ayudan a retenerla en su sitio.


IPC: sube

Como hemos explicado, no todos los precios que componen el Índice de Precios al Consumo se refieren a tarifas reguladas ni sectores estratégicos que puedan reajustarse en estas fechas. El IPC se encuentra en revisión permanente, a través de la Encuesta Continua de Presupuestos Familiares. Sin embargo, si queremos hacernos una idea de hasta dónde ascenderá el presupuesto de una familia durante 2021, hay que recurrir a la previsión del IPC. 

 

Ya hemos dicho más arriba que la inflación media de 2021 alcanzó cotas que no se veían desde 2011. Un 3,1%, impulsada por la electricidad y los alimentos. 

Estas son las subidas y bajadas de precios más destacables que se esperan para 2021. Ahora que las conoces, puedes ajustar tu plan de ahorro y tu presupuesto para este año. 

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

IPREM 2023 ¿Qué es y cómo determina si recibirás una ayuda pública?

Tramos IRPF para 2023: ¿Cómo funcionan y cuáles aplican?

Retenciones IRPF: ¿Cuánto me tienen que retener en mi nómina?

¿Cómo puedo financiar mis estudios universitarios?