Qué es el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, en 7 preguntas

Impuesto de Transmisiones Patrimoniales

El IVA no es el único impuesto indirecto vigente en nuestras leyes. Si has comprado una casa de segunda mano, sabes que existe otro tributo, conocido como ITP, que grava la compra. El ITP es el nombre familiar del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, el cuál deberás tener muy en cuenta cuando planees transacciones importantes.

En este artículo te explicamos todo lo que tienes que saber .


Qué es y qué grava el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales

El ITP es un impuesto indirecto, como el IVA, que repercute sobre tres actividades totalmente distintas:

  • Las transmisiones patrimoniales onerosas (TPO): como compras de viviendas de segunda mano, coches, alquileres, etc.
  • Las operaciones societarias: como la ampliación de capital de una empresa.
  • Los actos jurídicos documentados (AJD): como las escrituras públicas de una vivienda.

Como ves, es un impuesto que se manifiesta en hechos imponibles muy diversos. Tanto que a veces es una sorpresa para quien debe pagarlo. En este artículo daremos prioridad al TPO, impuesto de Transmisiones Patrimoniales Onerosas, por ser el más frecuente para el ciudadano común.


¿Qué tiene que tener una transacción para ser considerada Transmisión Patrimonial Onerosa?

Para que una transacción se considere hecho imponible por ser una TPO, transmisión Patrimonial Onerosa, deben darse las siguientes condiciones:

  • Que se de un negocio jurídico acompañado de la entrega de un bien, es decir, una transmisión. Esto es, habitualmente, una compraventa. Pero también se da ante una permuta, un concurso, una expropiación forzosa, una subasta…
  • Que la transmisión sea entre personas vivas, y que tenga un precio o contraprestación. Es decir, este impuesto deja fuera a las herencias, que no son entre personas vivas, y a las donaciones, que no se realizan a cambio de una contraprestación.
  • Que se transmitan bienes pertenecientes al patrimonio de personas físicas o jurídicas. Algunos bienes, como los inmuebles, forman parte del patrimonio de una persona. Otros, no.


¿Quién tiene que pagar el ITP?

El ITPO debe ser satisfecho por quien va a disfrutar del bien que se está transmitiendo. Es decir, en el caso de la compraventa de una casa, quien debe pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales Onerosas es el comprador, en el momento de la compra.

En el caso de un alquiler, quien lo ha de pagar es el arrendatario. Este se abonará en el momento de la firma de contrato, y su cuantía tendrá en cuenta el precio mensual del alquiler y la duración.


¿Cómo se fija la base imponible del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales Onerosas?

Para conocer el importe del ITPO, hay que distinguir la base imponible de la cuota. La base imponible del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales es el valor del bien transmitido. Pero, ojo, hablamos del valor real, lo que puede provocar algún malentendido cuando, por ejemplo, lo que se transmiten son bienes inmuebles.

El valor real para Hacienda no tiene por qué ser el precio por el que un comprador adquiere un bien inmueble. Si uno compra un piso a un familiar que se lo deja a precio de ganga, Hacienda puede considerar que este precio no es real. En ese caso, realiza una comprobación de valores.


¿Cómo se fija la cuota del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales Onerosas?

La base imponible del ITPO, como hemos visto, se calcula de igual manera en todo el Estado. Pero la responsabilidad de fijar las cuotas a esa base imponible está transferida a las autonomías, y aquí nos podemos encontrar con una gran variedad de casos.

Si tienes pensado comprar una vivienda de segunda mano, deberás consultar el tipo que impone tu comunidad a esta transacción, que puede ir desde el 6% de Madrid hasta el 11% de Baleares.


¿Cuál es la relación del ITPO con el IVA?

Los dos impuestos indirectos por excelencia, el ITPO y el IVA, son incompatibles entre sí. Es importante saber si una transacción estará sujeta al pago de IVA (como la compra de una vivienda de primera mano) o al pago del ITPO (como la compra de una vivienda de segunda mano).

Esto depende de variables como que el vendedor es una persona física o jurídica, o la naturaleza del inmueble. Sus tipos aplicables pueden ser muy distintos.

No es posible precisar de antemano si, para el comprador, va a ser más beneficioso abonar IVA o abonar ITPO. El IVA suele ser más caro en casi todas las comunidades. Sin embargo, algunas operaciones se benefician de la exención o la reducción del IVA.


¿Qué es el Impuesto por Actos Jurídicos Documentados?

Como hemos dicho al principio, otro de los tres hechos imponibles en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales son los actos jurídicos documentados (AJD).

El impuesto sobre AJD grava los documentos notariales, mercantiles y administrativos. Cada uno de estos documentos tiene un importe distinto. A la hora de comprar una vivienda, lo que más nos interesa son los Documentos Notariales (DN), para los que hay que pagar dos cuotas:

  • La cuota fija: se calcula en función del papel timbrado en el que deben redactarse los documentos notariales, 0,30 euros por pliego y 0,15 por folio.
  • La cuota variable: fijada por cada Comunidad Autónoma, entre el 0,5% y el 2%.

Es importante recordar que desde el cambio de la Ley Hipotecaria en 2018, quien debe pagar el AJD de la suscripción de una hipoteca, es decir, el ITP por Actos Jurídicos Documentados, no es el cliente, sino la entidad financiera.

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Dos pagadores y Hacienda: ¿Afecta al IRPF en la Renta?

Cookies en Oney

Utilizamos cookies en nuestra web (propias y de terceros) para asegurarnos que todo funciona correctamente, darte un mejor servicio y crear experiencias más valiosas para ti, por ejemplo a través de banners online de publicidad personalizada. Además, nos ayudan a analizar y entender cómo navegas a través de nuestra web para mostrarte contenidos ajustados a tu perfil. Pincha aquí para obtener más información sobre nuestra política de cookies.