¿Cómo puedo financiar mis estudios universitarios?

El artículo 27 de la Constitución española reconoce el derecho de todos los ciudadanos a la educación, a la libertad de enseñanza, aunque al respecto de financiar los estudios universitarios no se explaya mucho. Sólo en un apéndice al citado artículo (el 27.1) se habla de «gratuidad» de la enseñanza, pero en el nivel básico, y no tanto en cuanto a los estudios superiores. 

En cualquier caso, es un derecho inalienable proveerse de las facilidades económicas que el Estado brinda a los estudiantes a través de becas y ayudas públicas, tanto para centros públicos como privados. 

¿Cómo financiar los estudios universitarios con la ayuda de entidades financieras? 

En ocasiones, lo más sencillo y rápido para financiar tus estudios universitarios es solicitar un crédito a una entidad financiera. Las becas están muy bien pero, como veremos más adelante, los requisitos para conseguir una no están al alcance de todos, ni por la situación económica ni por el expediente académico.

Hay bancos que ofrecen excelentes condiciones seas o no seas estudiante.  Cualquiera de las dos opciones te servirá. Sin ir más lejos, en el simulador de préstamos de Oney puedes estudiar las condiciones. 

Además de informarte en tu banco sobre becas a estudiantes, es conveniente adscribirse a los programas de ayudas que tienen algunas entidades financieras. Cada universidad, como se puede comprobar en este enlace, cuenta con programas específicos en colaboración con distintas entidades. 

¿Cómo empezar a buscar ayudas?

El Ministerio de Educación es el primer lugar al que deberás dirigirte si estás interesado en encontrar ayudas para costearte los estudios. Sin salir de esa web, en la pestaña de Becas y ayudas, accederás a distintas subvenciones de gran interés. 

Por un lado, se encuentran las becas generales, que se adjudican curso a curso, y deben renovarse cada temporada lectiva, y, por otro, las ayudas. Es importante estar atento a las convocatorias y anticiparse en el tiempo. Suelen publicarse con meses de antelación respecto al curso que se quiere financiar. 

Por ejemplo, la convocatoria para el curso 2022-2023 se publicó a mediados de mayo de 2022, con un plazo de presentación hasta finales de septiembre. Por tanto, hay tiempo, pero no conviene dormirse en los laureles. 

Para realizar todas estas gestiones se recomienda obtener el certificado digital. Puede resultar algo engorroso realizar todos los trámites, pero una vez superado ese pulso burocrático, es muy práctico contar con acceso personalizado en internet a todos tus trámites. 

¿Qué requisitos necesito para que me den una beca?

Es reciente la polémica que se suscitó en la Comunidad de Madrid a propósito de lo que se tildó como «becas para ricos». Destinadas a familias que ganan más de cien mil euros anuales. Debates políticos aparte, lo cierto es que para obtener algunas de las becas ofertadas, hay que cumplir con algunos requisitos.

En la propia web del  Ministerio, se detallan las exigencias para la concesión de las distintas ayudas. Tanto requisitos generales (nacionalidad, residencia, etc.), como méritos académicos. Sacar buenas notas sirve y los buenos estudiantes tienen premio, como demuestra que se pide una nota media de bachillerato (NMB) de 0,6 y un 0,4 en la EBAU. Son las dos calificaciones que se conjugan para el estudio de la concesión de beca. 

Eso para el primer curso, así como solicitar una matrícula de 60 créditos. Para cursos posteriores, hay condiciones particulares que deben ser estudiadas. Lo mismo para estudiantes mayores de 25 años, estudios no presenciales, complementos de formación, entre otros.

Respecto a los criterios económicos, hay que consultar el umbral máximo de rentas, en función de la cantidad de miembros de cada familia, para saber si se cumple con los requisitos. Una cuestión que se debe estudiar en cada Comunidad, con baremos distintos en cada caso, como se ha visto con el caso de las medidas planteadas en Madrid para ‘subir’ el umbral máximo de renta y ampliar las becas a más candidatos y candidatas. 

 

Por tanto, desde los organismos públicos o desde entidades privadas, se ofrecen recursos interesantes para hacer posible la realización de los estudios universitarios para aquellas rentas que más lo precisan, o también para llevar a cabo proyectos que tengan que ver con los estudios realizados. 

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Calendario fiscal 2023: fechas clave por mes

Calendario laboral de 2023: ¿qué findes largos y festivos habrá este año?

¿Qué es el Blue Monday?

Estos son los trabajadores que recibirán un extra de 1.000 euros en su nómina por el ajuste del IRPF