Cómo ahorrar en carburante, incluso antes de arrancar el coche

como ahorrar carburante

El carburante es uno de los gastos fijos de la mayoría de las economías familiares. Y aunque difícilmente se puede prescindir de ello, sí hay formas de reducir de forma importante el consumo.

Preparar bien tu vehículo, escoger dónde repostar y conducir correctamente conlleva un significativo ahorro que, a final de mes, se nota.

Vamos a hacer un trayecto imaginario para explicarte cómo ahorrar en carburante sin darte a penas cuenta. Como casi todos los trayectos, comenzamos en tu casa.

Cómo ahorrar carburante preparando el coche


Si puedes, aparca en garaje

El viaje empieza cuando bajas a al garaje donde aparcas tu coche. Porque sí, aparcar tu coche en un lugar cubierto y protegido como un garaje, te ayuda a ahorrar.

Un coche aparcado en garaje no está sometido a temperaturas tan extremas como en el exterior. Por tanto, le costará menos refrigerarse en verano o calentarse en invierno, lo que hará que gaste menos combustible.


Retira cargas innecesarias

Antes de poner el motor en marcha, revisas el maletero. Compruebas que ahí está la caja de botellas que compraste en tu escapada rural. Rápidamente, la coges y te la subes a casa.

Un coche con carga extra necesita más potencia para moverse a la misma velocidad que un coche vacío. Por tanto, consumirá más carburante.


Mantén el coche a punto

Al subir al coche, recuerdas que hace muy poco pasaste la última revisión.

Efectivamente, es importante no saltarse ninguna puesta a punto. No solo porque previene problemas y averías, sino porque el aceite renovado optimiza los procesos de tu motor. Y lo más importante, un filtro de aire limpio no obstaculiza la entrada del oxígeno necesario para que se produzca la combustión. Todo esto reduce el consumo.


Retira cofres, portabicis y bacas

Tómate un par de minutos para desmontar el cofre que instalaste para el viaje del fin de semana. Los cofres son muy útiles cuando necesitas espacio extra, igual que los portabicicletas o bacas. Pero su alta resistencia al viento obliga al coche a hacer un esfuerzo extra para desplazarse, y el consumo se incrementa.

Ahora sí, arrancas el coche. Y por supuesto, te olvidas de dejar 30 segundos el motor al ralentí: los coches del siglo XXI no necesitan precalentamiento, ya sean diesel o gasolina.

Una conducción adecuada ahorra hasta un depósito cada 4000 kms


Conduce con suavidad

Tras el primer impulso, utiliza las inercias para subir la rampa del garaje, de forma que apenas debas tocar el freno para detenerte arriba.

Este juego de alternar los mínimos impulsos con el aprovechamiento de inercias, acelerar de forma gradual, anticipándote a los obstáculos, y usar el freno motor te permite llevar el coche con suavidad.

Al incorporarte a la autopista, asegúrate de dejar una distancia adecuada con el vehículo que te precede. Así no tienes que reaccionar bruscamente con frenazos o acelerones que exigirán mayor consumo a tu motor.

Esto mantiene tu coche en un desarrollo óptimo de entre 1700 y 2500 revoluciones por minuto, si es diesel, y entre 3000 y 4000 rpm si es gasolina. En este régimen, sabes que el consumo es el mínimo.

Los expertos han demostrado que conducir con delicadeza es la mejor forma, no sólo de ahorrar carburante, sino también otros consumibles, como las pastillas de freno, y de conservar el motor en el mejor estado.


Conduce despacio

Si quieres ahorrar gasolina, también debes renunciar a la velocidad. Y quizá este sea el punto más importante.

Por eso, en este viaje virtual en coche, te asegurarás de cumplir siempre el límite de velocidad de la vía que transitas, pues pasar de 120 km/h a 140 km/h implicaría una media de un 30% más de consumo.

Los días que vas con tranquilidad, puedes reducir la media de marcha a 100 km/h, velocidad a la que el carburante es aún más eficiente y además produce menos emisiones contaminantes.


Sírvete de los instrumentos del coche

Quizá no tengas un coche híbrido, pero en estos años casi todos los modelos vienen dotados con instrumentos que te ayudan a consumir menos.

Por eso, por ejemplo, en tu trayecto, asegúrate de prestar atencion a la guía de conducción que te indica cuándo cambiar de marcha para un menor consumo. Y, cuando dejes la autopista y vuelvas a la ciudad, no olvidas conectar el start-stop que detiene el motor en los semáforos.

La gasolina low cost, gran aliada del ahorro


Escoge gasolineras económicas

Llega el momento de repostar.

La diferencia de precio entre la gasolina más barata y la más cara ha llegado a superar los 0,50 € el litro en nuestro país en algunas ocasiones. Peor tú estás cerca de tu gasolinera low cost de referencia, la más económica y próxima a tu domicilio.

Como te preocupa el ahorro, te has tomado el trabajo de localizar una gasolinera Alcampo, donde además de repostar más barato, puedes pagar sin contacto más rápido con Automatric.

Es buena idea llenarlo hasta arriba, así ahorras en trayectos a repostar.

Un truco importante: Intenta acudir siempre a las horas más frescas del día. Cuanto más caliente está la gasolina, más volumen ocupa. Por eso, por el mismo precio, obtienes algo menos de carburante en los días calurosos.


Confía en el carburante low cost

Mientras esperas a que se llene el depósito, te da tiempo a repasar las ventajas de la gasolina low cost. Sabes que las grandes marcas comerciales añaden algunos sobreaditivos adicionales a la mezcla de gasolina, que no justifican la diferencia de precio.

Por supuesto, renuncias a todo producto que lleve la etiqueta «Premium». Sabes que la gasolina es gasolina, y que ninguna carencia dañará tu motor a largo plazo.


Comprueba la presión de las ruedas

Ya que estás en la estación de servicio, te recomendamos cómo ahorrar en carburante comprobando que la presión de las ruedas es la recomendada. Si los neumáticos están bajos, aumentará su superficie de contacto con el asfalto y la fricción exigirá más rendimiento al motor.

Un último truco extra. En verano, busca estacionar el coche a la sombra y colocar el parasol para no abusar del aire acondicionado después.

Acuérdate de cumplir siempre estos consejos y notarás poco a poco el peso de las monedas que te acabas de ahorrar en el bolsillo.

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Cómo ahorrar aplicando el reto de las 52 semanas

Cambio de hora en octubre de 2020. ¿Será el último?

¿Qué es el Singles Day? El día de los solteros es tendencia

¿Es la bicicleta el futuro de la movilidad urbana?