Ciberseguridad: tómatela en serio y aplica estos consejos

A principios de abril se supo de una reciente filtración masiva de los servidores de Facebook por una brecha en la ciberseguridad. Los datos de más de 533 millones de usuarios fueron robados y expuestos públicamente. Entre esos datos hay direcciones de e-mail y números de teléfono. En esta web puedes averiguar si tus datos se encuentran entre los filtrados y podrían estar en peligro.

Gracias a este tipo de filtraciones, los ciberdelincuentes lo tienen más fácil para asociar tu identidad con tu e-mail y tu teléfono, recurrir a distintas técnicas para romper tu contraseña y acceder a tus cuentas bancarias o información confidencial. Por ello, te animamos a tomar tus propias medidas de seguridad para evitar quedar expuesto. Puedes empezar aplicando estos consejos.


Toma conciencia de la importancia de la ciberseguridad

La principal causa de las brechas de ciberseguridad es el fraude informático (phishing, hacking, malware, ransomware) seguida, muy de cerca, por los errores personales (compartir una contraseña, por ejemplo). Dos factores previsibles y evitables si eres realmente consciente de lo que está en juego.

Una brecha en tu seguridad puede hacer que desaparezcan tus ahorros, que se cometan delitos en tu nombre o que te sometan a extorsión. Para evitarlo, hay dos herramientas básicas: la prudencia y la dedicación.


Mantén tu software siempre actualizado

Los ataques con programas informáticos diseñados para robar tus datos (ransomware, malware, etc) son tan frecuentes en empresas como en hogares. Para mantenerlos a raya es importante actualizar el sistema operativo, los programas y las aplicaciones. Las actualizaciones lo mantienen protegido.

¿Qué puedes hacer para que te resulte más fácil realizar estas actualizaciones?

Conecta las actualizaciones automáticas de tus dispositivos.
Asegúrate de que tu navegador de web utiliza actualizaciones automáticas, y que sus plugins (por ejemplo, Java) están siempre actualizados.


Utiliza antivirus y firewall

Los antivirus representan la solución más eficaz para prevenir los ataques desde software malicioso. Eso sí: el antivirus que instales en tus dispositivos debe ser de un proveedor fiable, y sólo debes utilizar uno.

El firewall también es una herramienta importante para bloquear todo tipo de software malicioso. Cuando navegas por Internet, el firewall diferencia el tráfico que puede entrar en tu dispositivo del que debe quedarse fuera. Los sistemas operativos principales, como Windows y Mac OS X incorporan su propio firewall. Por eso, entre otras cosas, es importante mantenerlos actualizados.


Cuida de tus contraseñas

Debido a las filtraciones masivas de datos, un ciberdelincuente lo tiene más fácil para asociar tu identidad a un e-mail y a un número de teléfono. Esto significa que, a veces, sólo le falta saber una cosa para acceder a tus cuentas: tu contraseña. De aquí la importancia de que sea una contraseña fuerte, difícil de averiguar:

– No uses la misma contraseña dos veces.
– Incluye, al menos, una letra en minúscula, una letra en mayúscula, un número y cuatro símbolos que no sean ninguno de los más comunes (&%#@_)
– Escoge algo difícil de recordar, pero nunca expongas pistas.
– Cámbiala una vez al año.


Usa la doble autenticación

La identificación mediante dos factores se está convirtiendo en una herramienta fundamental. Y, en algunos casos, obligatoria, dada la nueva legislación europea.

Con una  autenticación de dos factores tendrás que introducir al menos dos elementos para identificarte. Hay muchas opciones: puede ser otra contraseña, puede ser tu huella dactilar, o puede ser un código que te llegue a tu teléfono móvil por sms.

Te lo contamos en más detalle en este artículo.


Atento a los ciberdelitos más comunes

Estar al día de los tipos de ciberdelitos más comunes te ayudará a no caer en sus trampas. Actualmente, por ejemplo, es importante:

– Nunca dar tus datos y contraseñas en una ventana emergente que no hayas visto antes.
No descargar archivos recibidos por email de usuarios desconocidos. Cuidado especialmente con los .exe o con las carpetas comprimidas (.zip o .rar). Tampoco accedas a los enlaces que te ofrezcan, ni siquiera en formato de código QR.
– Sospechar siempre de los e-mails de renovación de pagos de servicios. Hay que fijarse bien en la dirección de email del remitente, no quedarse solo con el asunto del email.
– Nunca introducir pendrives o dispositivos periféricos cuya procedencia no conozcas en tu ordenador.
– Quizá te escriba por whatsapp un amigo para pedirte un código que te acaba de llegar por sms y que tú no has solicitado: nunca se lo des. No es tu amigo, es un delincuente que intenta acceder a tu cuenta y necesita la doble autenticación.


Haz copias de seguridad

Muchos ciberdelitos consisten en hacer desaparecer los datos de tu almacenamiento. Lo hacen, o simplemente porque sí, o para pedirte un rescate si quieres recuperarlos. Si tienes un back-up reciente, esta posibilidad no tiene por qué preocuparte.


Evita las Wi-Fi públicas

Las redes Wi-Fi abiertas, ya sea de aeropuertos, ayuntamientos, estaciones de tren… son un coladero. Es mucho más seguro utilizar la red de datos móviles de tu teléfono. En caso de necesitar acceder a una Wi-Fi pública, utiliza una red privada virtual (VPN), que mantendrá tu navegación encriptada.


Revisa tus cuentas

¿Cuántas cuentas digitales de redes sociales, apps, servicios que no utilizas… tienes abandonadas en el ciberespacio? Cada una de ellas representa un riesgo para la exposición de tus datos. Elimina las que ya no necesites y actualiza las contraseñas de las que aún te sirvan de algo.

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Cómo ahorrar luz en casa con estas 5 apps

Cómo instalar un punto de carga para coches eléctricos en tu vivienda

Vuelta al cole: Cómo afrontarla sin gastar más de la cuenta

Consejos para ahorrar en casa este verano

Cookies en Oney

Utilizamos cookies en nuestra web (propias y de terceros) para asegurarnos que todo funciona correctamente, darte un mejor servicio y crear experiencias más valiosas para ti, por ejemplo a través de banners online de publicidad personalizada. Además, nos ayudan a analizar y entender cómo navegas a través de nuestra web para mostrarte contenidos ajustados a tu perfil. Pincha aquí para obtener más información sobre nuestra política de cookies.