Algún día… podremos hacer cualquier cosa sin salir de casa

oneday

HOGAR DULCE HOGAR.

Debido a la crisis del Covid-19, en solo unas pocas semanas, miles de personas en todo el mundo han debido permanecer en casa sin salir, y aprovechar los espacios en casa para hacer todo lo que habitualmente se hace en otros lugares: trabajar, cocinar, relajarse, leer, pasar tiempo juntos, reunirse con amigos…

Esta situación excepcional ha dado lugar a nuevos modelos de comunicación, de ocio, de teletrabajo y también de venta entre marcas y consumidores.

¿Has oído hablar del Hygge?

Todos sabemos lo placentero que es quedarse en casa. En algunos países, incluso, es un modo de vida. Es el caso de Dinamarca, cuna del Hygge (pronunciado Hou-Ga), que se traduce como «la búsqueda constante del placer de estar en casa».

Cojines, materiales naturales y velas… Estos son los componentes esenciales de cualquier espacio interior danés que se precie, para crear un ambiente tranquilo y relajante.

Entonces, ¿funciona? La respuesta es sí, ¡y quizás incluso más de lo que podrías esperar! Dinamarca ocupa el segundo lugar en el Informe Mundial de la Felicidad de 2019, una clasificación de 156 países que mide la felicidad de acuerdo con diferentes criterios como el PIB, la asistencia social, la esperanza de vida y la libertad.

Y el movimiento ahora es parte de una moda mundial, el motor de una nueva economía: el estilo de vida en el hogar.

Los millennials se quedan en casa

«Quedarse en casa es el nuevo salir por ahí». Esta frase recoge a la perfección un estilo de comportamiento que marca a la población más jóven.

Algunos informes afirman que los millennials pasan de media, un 70% más de tiempo en casa que el resto de la población. Este factor inevitablemente afecta a su consumo, un dato que no se les ha escapado a las marcas, que han debido adaptarse a ello y están haciendo todo lo posible para fomentarlo.

Homebody, un mercado creciente

Homebody es el término inglés que significa literalmente «cuerpo en casa» y hace referencia a las personas que prefieren pasar tiempo que en casa que salir fuera.

Durante las últimas semanas de confinamiento, nos hemos visto obligados a asumir este rol. Y como tal, nuestros hábitos de consumo en este periodo también han cambiado.

Los equipos de alta tecnología, televisiones, altavoces y cualquier cosa relacionada con consolas de videojuegos, se encuentran entre los productos más demandados. Los vendedores de colchones online como TEDIBER, CASPER y EMMA, también han hecho de la comodidad y el bienestar en casa su principal atractivo en este periodo. Sin olvidarnos de las plataformas y servicios de entretenimiento (vídeo bajo demanda, podcasts, cursos en línea …), etc.

Las oportunidades que creó la Covid-19

Ha sucedido ante nosotros en poco más de dos meses.  Por un lado, todos los sectores se han reinventado y adaptado a la nueva situación. Por otro, los consumidores han tenido que aprender nuevos hábitos y adoptar de forma acelerada algunos canales y formatos a los que se resistían, como las plataformas digitales.

Podemos decir entonces que la Covid-19 ha creado oportunidades en algunos mercados, pero, ¿pondrá en peligro a otros sectores con más dificultades para adaptarse?

Conclusión

Plataformas de vídeo bajo demanda, retransmisión de conciertos, visitas virtuales a museos, deportes en línea o clases de yoga, vídeo-chat para socializar…

Durante el confinamiento, los canales digitales han revelado nuevas formas de hacer las cosas y han reforzado algunas formas ya existentes. Una oportunidad para evolucionar más allá de la actual crisis del Covid-19 e incluso inspirar nuevos modelos de cara al futuro.

Imágenes: Tediber, Casper, iStock

Si te ha interesado este artículo, te recomendamos:

Test Covid-19: ¿Cuáles son y para qué sirve cada uno?

Vuelta al cole 2020: Cómo afrontarla sin gastar más de la cuenta

Consejos para teletrabajar con niños en casa

9 planes urbanos al aire libre, para disfrutar con seguridad