Consejos para ahorrar en casa este verano

Ahorrar en verano

Llega el verano y llega el calor, y, con él, nuestras costumbres de consumo cambian radicalmente. Este año, además, hay que tener en cuenta dos acontecimientos que se van a notar en nuestra forma de gastar.

El primero es la reciente reforma de la tarifación de la energía eléctrica. La segmentación horaria es una variable que hay que tener en cuenta a la hora de ahorrar, también en verano.

El segundo es la apertura del sector turístico tras la pandemia de covid 19. Esto implica un gasto de dinero que nos vendrá muy bien compensar con un ahorro en el consumo doméstico.

Aquí tienes unos consejos sencillos que puedes seguir para ahorrar en tu casa en verano.


Define un presupuesto según tus ingresos y objetivos

Ya sabes que todos los posts que le dedicamos al tema de ahorrar comienzan con el mismo consejo: organízate y lleva un control de gastos.

Si quieres tener disponible algo de dinero para tus vacaciones, o para afrontar la vuelta al cole con mayor desahogo, en primer lugar piensa en qué cantidad de dinero necesitas. A continuación, valora tus fuentes de ingresos. Y, por último, elabora tu presupuesto para calcular cuánto dinero puedes gastar cada semana si quieres llegar a tu objetivo.

Como bien sabes, uno de los secretos del ahorro es tratar los gastos variables como gastos fijos. Así que no olvides destinar una partida a esas cañas del afterwork o a esas terracitas imprevistas, que suelen ser un sumidero de dinero, sobre todo en verano, que es cuando más apetece.


Cumple con la segmentación horaria que propone la nueva tarifación

Recuerda que hace poco entró en vigor la nueva factura eléctrica que busca homogeneizar la demanda de energía en todas las horas del día.

Como ya sabrás, hay tres tramos de consumo con precios diferenciados:

P1. Hora Punta: lunes a viernes de 10-14 h y de 18-22 h.
P2. Hora Llana: lunes a viernes de 8-10 h, de 14-18 h y de 22-24 h.
P3. Hora Valle: laborables de 0 a 8 h; sábados, domingos y festivos nacionales, todo el día.

Para ahorrar, es más importante evitar las horas punta que aprovechar las horas valle. Hay 40 horas punta a la semana, y el reto es que coinciden con los momentos de mayor actividad en los hogares.

Por otro lado, cabe destacar que los fines de semana tenemos cuarenta y ocho horas valle seguidas. Por tanto, es buena idea organizarnos para aprovecharlas.

Veamos algunas ideas para adaptarnos a esta tarifación en verano.


Espera a que termine la hora punta para poner el aire acondicionado

Si estás trabajando en casa, sentirás la tentación de conectar el aire acondicionado. Intenta evitarlo siempre que puedas, aunque es evidente que hay momentos que pueden llegar a ser asfixiantes.

La buena noticia es que las horas de mayor calor en el día coinciden con hora llana: de dos de la tarde a seis de la tarde. Si puedes esperar a poner el aire acondicionado a que comience este tramo, tu factura lo notará.


Y si puedes, evita ponerlo aplicando estos trucos

Y es que el acondicionador de aire es de los aparatos que más gastan en las casas durante el verano.

Para minimizar su consumo, regúlalo a una temperatura de entre 24 y 26 grados. Pero además, tratar de conservar la temperatura de la casa. Baja los toldos y las persianas, e incluso cierra las ventanas en las horas de más calor.

También debes tener en cuenta que, en muchos casos, un ventilador se basta y se sobra para combatir el calor dentro de una casa. Son mucho más económicos y sostenibles que los aparatos de aire acondicionado, y además requieren de mucho menos mantenimiento. Prueba los modelos de techo, que son capaces de remover el aire de una habitación entera.

Y, por último, ¿te gusta la jardinería? Pues debes saber que algunas plantas de interior, como la palma de bambú o el helecho de Boston, ayudan da refrescar el ambiente, mediante un proceso llamado transpiración, en el cual evaporan agua.


En la cocina: opta por las comidas frías y evita poner el horno

Las vitrocerámicas y los hornos consumen mucha energía y emiten muchísimo calor que aumenta la temperatura del hogar. Pero el verano es una época perfecta para comer más sopas frescas, como gazpachos o salmorejos, fiambres y ensaladas. Siempre que puedas, opta por estas opciones para tu dienta.

Si necesitas calentar algún alimento, escoge el horno microondas. Gasta entre un 60% y un 70% menos que los tradicionales y no emite tanto calor.

En verano, además, los frigoríficos y los congeladores deben hacer el doble de esfuerzo para mantener la temperatura. Por tanto, debes tomarte más en serio que nunca el uso responsable, conservando su temperatura y evitando abrir la puerta innecesariamente.


Lava a baja temperatura y seca la ropa al sol

Si pones la lavadora, intenta hacerlo en hora valle. Ya, ya, sabemos que es muy tarde. Por eso sólo decimos que lo intentes.

Si no puedes, no te tortures, hay otras formas de compensar el gasto. Por ejemplo, lavar a baja temperatura. En verano puedes secar la ropa al sol, que es el mejor desinfectante para tu ropa, por lo que no es necesario que selecciones temperaturas de lavado muy altas.

Y, por supuesto, olvídate de planchar. Estamos en verano, nadie se va asustar porque lleves la blusa arrugada.


Desconecta todo lo desconectable

Las pantallas, los cargadores, y otros tantos dispositivos que se quedan conectados o en stand by, no sólo consumen electricidad, sino que además emiten calor. Tu mejor amigo, en este caso, es el botón off. Y desenchufar, por supuesto.

Además, pon a cargar los aparatos en horas valle, que también son las más frescas. Y ahorra batería cuanto puedas: a más horas de uso, menos cargas y, por tanto, menos gasto.


Aprovecha la luz diurna ahora que los días son más largos

Cuando llegue el atardecer, levanta toldos y persianas y abre las ventanas. Aprovecha la luz diurna y ahorrarás en gasto de electricidad y en emisión de calor.

Recuerda que la que la tecnología LED puede ahorrar hasta un 90% y emite mucho menos calor residual que las lámparas de incandescencia.

Con estos consejos, notarás el descenso de la factura, para que te lo puedas gastar en esas vacaciones que tanto te mereces.

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Aerotermia y suelo radiante, ¿el futuro del ahorro en el hogar?

8 preguntas para entender el nuevo DNI 4.0 o DNI europeo

Cómo ahorrar para comprar una vivienda

Vuelta al cole 2021-2022 y medidas contra el covid 19

Cookies en Oney

Utilizamos cookies en nuestra web (propias y de terceros) para asegurarnos que todo funciona correctamente, darte un mejor servicio y crear experiencias más valiosas para ti, por ejemplo a través de banners online de publicidad personalizada. Además, nos ayudan a analizar y entender cómo navegas a través de nuestra web para mostrarte contenidos ajustados a tu perfil. Pincha aquí para obtener más información sobre nuestra política de cookies.