«En Decathlon nos hemos comprometido a obtener el 100% de nuestra energía eléctrica de fuentes renovables»

En el marco de nuestra política RSC y con motivo de la Semana Europea de la Sostenibilidad, en Oney hemos querido profundizar en el papel que la sostenibilidad y el consumo responsable juegan en las estrategias de empresas líderes en el mercado. Para ello, hemos hablado con los líderes y referentes de estas estrategias en empresas como Decathlon, Leroy Merlin, Alcampo y Back Market, además de nuestra propia compañía.

Arrancamos esta serie de entrevistas con Íñigo García, Lider de Desarrollo Sostenible de Decathlon España, que te invitamos a leer a continuación:

Pregunta: Cuéntanos, ¿Cuáles son las líneas de trabajo que definen vuestra estrategia responsable y objetivos de sostenibilidad para los próximos cinco años?

Respuesta: Todo el equipo humano que formamos Decathlon estamos totalmente involucrados en este proyecto integral de Sostenibilidad que aborda los impactos ambientales generados con nuestra actividad. Queremos dar respuesta a los cinco principales riesgos ambientales ligados a nuestro modelo de negocio: el cambio climático, la polución del aire, la contaminación del agua y los suelos, y la escasez de recursos.

Por ello, en este proyecto incluimos cinco líneas estratégicas de trabajo:

  1. Economía Circular: Ecodiseño, gestión de residuos, upcycling y economía de uso.
  2. Movilidad saludable y sostenible.
  3. Protección de la biodiversidad.
  4. Cambio climático.
  5. Comunicación como herramienta de empoderamiento para la ciudadanía para tomar decisiones de consumo más responsables.

Todas estas áreas han sido dotadas de los recursos económicos y humanos necesarios para poder avanzar con la urgencia y solidez que precisa la problemática ambiental mundial.

Íñigo García, Lider de Desarrollo Sostenible de Decathlon España

El enfoque de la compañía en el desarrollo de un modelo económico circular pasa por nuestra oferta (materias, ecodiseño), nuestra respuesta a los nuevos patrones de consumo (reparación, segunda mano, alquiler) y la gestión del fin de vida de nuestros productos.

Pregunta: Los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 de la ONU marcan el camino a seguir de las políticas de responsabilidad social ¿Hasta qué punto están integrados los ODS en vuestra estrategia de negocio y cuáles son los que afrontáis en vuestra estrategia?

Respuesta: Para conducir y medir el crecimiento sostenible de Decathlon, hemos elaborado nuestro “Plan de Transición”, que se construye sobre los ODS. En este plan fijamos objetivos y compromisos para cada área de acción ambiental y lo conforman tres pilares fundamentales:

1 #DESARROLLO DE LAS PERSONAS: realizamos un especial esfuerzo en garantizar nuestros objetivos fijados en 8 grandes áreas de trabajo: Los Derechos Humanos, el bienestar de las personas, la diversidad y la inclusión, la salud y la seguridad, las habilidades, capacidades y desarrollo personal, el valor compartido, el trabajo en red y el entusiasmo por nuestros productos.

2 #PRESERVAR LA NATURALEZA: ponemos el foco en la “Lucha contra el cambio climático” y la “Economía Circular”. Como diseñador y distribuidor de productos deportivos, asumimos la responsabilidad de reducir nuestras emisiones de CO2 a través del apoyo en iniciativas como Science Based Target (SBTi), que ha aprobado sus compromisos relacionados con el clima.

También nos hemos comprometido con el enfoque RE100 para obtener el 100% de nuestra energía eléctrica de fuentes renovables.

Todos estos objetivos van acompañados de un objetivo grupal: reducir en un 40% las emisiones de CO2 por producto vendido entre 2016 y 2026 para todas las actividades de DECATHLON (alcances 1, 2 y 3). Además, colaboramos con otros actores del sector en cumplimiento de la Carta de la Industria de la Moda para la Acción Climática.

Por todo ello, el enfoque de la compañía en el desarrollo de un modelo económico circular pasa por nuestra oferta (materias primas, ecodiseño), nuestra respuesta a los nuevos patrones de consumo (reparación, segunda mano, alquiler) y la gestión del fin de vida de nuestros productos.

3 #CREAR VALOR DURADERO: contamos con una estructura de gobierno que asegura que nuestros accionistas, directores y responsables, tengan en cuenta los temas de desarrollo sostenible a través de diversos comités y círculos de toma de decisiones y acción.

De la misma forma, integramos criterios de desempeño no financiero en las herramientas de medición del desempeño de la empresa para obtener una lectura más completa. Incluimos criterios de desempeño no financieros en la compensación de nuestras posiciones de liderazgo y en la evaluación del valor de las acciones de la empresa. Estamos integrando gradualmente un precio interno del carbono en nuestras herramientas de toma de decisiones para ayudar a fomentar la reducción de nuestras emisiones de carbono.

Pregunta: La economía circular no es un concepto nuevo, sin embargo, hoy se erige como uno de los pilares de la sostenibilidad ¿Cómo entendéis en Decathlon la Economía Circular?

Respuesta: Consideramos que es una gran oportunidad para fortalecer nuestra misión común: hacer accesible, de manera sostenible, el placer y los beneficios del deporte al mayor número de personas.

En primer lugar, queremos cuidar la tierra, nuestra biodiversidad y para ello buscamos alternativas para frenar la escasez de recursos en la fabricación de productos finales. En segundo lugar, es una oportunidad para hacer aún más accesible el deporte a un mayor número de personas a través de soluciones de economía de uso como el alquiler o la venta de segunda mano y, a su vez, una nueva manera de alargar la vida útil del material deportivo.

Asimismo, es importante que destaquemos nuestra estrategia de Upcycling, en la que estamos realizando un importante esfuerzo de innovación y descubrimiento de nuevos procesos de transformación, como convertir material deportivo usado y que haya agotado su vida útil en nuevos productos diferentes, pero de un valor igual o superior a la inicial. Por ejemplo, la transformación de pelotas de tenis en calzado.

 

Pregunta: Según el estudio de Oney sobre consumo responsable en Europa, los consumidores claramente reclaman a las empresas mecanismo para consumo más responsablemente ¿Podrías adelantarnos algunas de las acciones que estáis desarrollando en esta materia?

Respuesta: En Decathlon escuchamos lo que tanto la sociedad, como nuestros clientes nos están demandado y, por ello, en 2020 decidimos trabajar una estrategia de comunicación sobre nuestros proyectos, productos y servicios de sostenibilidad, con el objetivo de descubrir a la ciudadanía un estilo de vida más sostenible y saludable.

Hemos incluido la información sobre los procesos de ecodiseño en los productos y los lineales, lanzado campañas en redes sociales explicando estas promesas de ecoconcepción y añadido en nuestra página web toda la información detallada sobre nuestros productos concebidos de una manera sostenible.

También creemos que podemos contribuir de manera importante a mejorar nuestras ciudades y la vida de las personas, a través del impulso de una movilidad sostenible y saludable. Por lo que, organizamos de manera anual, más de 300 talleres gratuitos sobre educación vial, reparación de bicicletas, aprendizaje de uso, descubrimiento de productos como patines…

Es el momento de impulsar iniciativas ambiciosas de RSE con el fin de guiar la transformación del país hacia una sociedad y una economía más competitiva, eficiente, sostenible e integradora.

Pregunta: ¿Habéis notado un cambio o una evolución en el comportamiento de consumo de vuestros clientes en este sentido?

Respuesta: Hemos detectado que nuestros clientes, aunque previamente no hubieran pensado en otra manera más responsable de consumir o vivir, cuando vienen a nuestras tiendas o entran en nuestra web y descubren nuestras propuestas sostenibles, lo valoran enormemente y comienzan a incluir estos criterios en sus decisiones de consumo futuro.

 

Pregunta: ¿Cuál es la situación actual de la RSE en vuestro sector y sus principales barreras y obstáculos?

Respuesta: Como empresa del sector del retail deportivo, la voluntad de la compañía es enorme, nuestros equipos están formados por practicantes apasionados de diferentes disciplinas deportivas que muchas veces tienen como terreno de juego la naturaleza y empujan a la empresa a encontrar procesos menos dañinos para el medio ambiente. Sin embargo, estas voluntades a menudo se topan con los elevados costes de los poco desarrollados procesos productivos más sostenibles.

Aquí es donde las grandes empresas juegan un papel importante en la transición hacia modelos sostenibles de producción. A través de la exigencia hacia sus proveedores irán consiguiendo que el contexto vaya cambiando, pero es importante que sea algo conjunto, y que todas las grandes empresas colaboren igualmente, asumiendo costes en las etapas iniciales que a l/p serán compensados. El consumidor juega un papel clave, ya que puede penalizar el consumo en aquellos distribuidores poco responsables con el cuidado de las condiciones humanas y medioambientales de sus centros de producción.

Pregunta: En la mencionada encuesta sobre consumo responsable de Oney se desvelaba que 9 de cada 10 consumidores españoles adoptan en su día a día hábitos de consumo responsable; y 7 de cada 10 compran productos reciclados o reutilizados ¿Qué más podemos hacer como ciudadanos para tener un consumo más sostenible?

Respuesta: Además del ecodiseño y la segunda vida, como ciudadanos deberíamos demandar más servicios de reparación de productos, antes que priorizar la compra de nuevos. Reparar las suelas del calzado cuando se desgastan, las piezas de la mochila, la cremallera de la chaqueta o el agujero en la tienda de campaña; así como plantearnos opciones de alquiler de productos, antes que la propia compra directa.

Una buena costumbre que debemos incorporar a nuestras vidas es apostar por el uso de materiales reutilizables, descartando cualquier artículo de un solo uso.


Preguntar: ¿Qué puede hacer una empresa como Oney dedicada a financiar y facilitar las compras de las personas para contribuir a un consumo?

Ofrecer condiciones de crédito más favorables para las “compras sostenibles” (productos ecodiseñados, compra de segunda mano, alquiler de larga duración, reparación…).

De esta manera, es posible que la toma de decisión en el proceso de compra del cliente se vea condicionada. Además, desde el punto de venta en el que se ofrece esta ventajosa financiación sostenible se pondría en valor una oportunidad de consumo responsable.

Consumir responsablemente también supone un ahorro y esto se traduce en una repercusión positiva tanto en el planeta como en las personas y en su economía.

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Cómo ahorrar para comprar un coche

Ahorrar luz en casa con estos gadgets, es posible

[Estudio] Las compras de segunda mano marcan tendencia en España

¿Qué son los NFTS? La nueva moda entre inversores y coleccionistas

Cookies en Oney

Utilizamos cookies en nuestra web (propias y de terceros) para asegurarnos que todo funciona correctamente, darte un mejor servicio y crear experiencias más valiosas para ti, por ejemplo a través de banners online de publicidad personalizada. Además, nos ayudan a analizar y entender cómo navegas a través de nuestra web para mostrarte contenidos ajustados a tu perfil. Pincha aquí para obtener más información sobre nuestra política de cookies.