Oney presenta su nuevo barómetro europeo sobre consumo responsable y economía circular

  • El 86 % de los europeos dice estar dispuesto a cambiar su consumo diario para proteger el medio ambiente.
  • Tres de cada cuatro europeos dicen haber elegido ya productos de segunda mano en lugar de nuevos al hacer sus compras en los últimos 12 meses.
  • El 76 % de los europeos compraría más productos de segunda mano si pudiera pagarlos a plazos.

Una cosa es segura: los europeos prestan ahora atención al consumo sostenible. Como parte de este nuevo enfoque y cambio fundamental, la durabilidad del producto se convertirá en un criterio de compra clave en 2022, junto con el precio, impulsado por el contexto económico. El mercado de segunda mano ha ganado un 50 % de nuevos adeptos en un año, y 1 de cada 2 europeos quiere comprar aún más este año. Para impulsar esta creciente modalidad, el precio, la confianza y los servicios asociados -sobre todo en materia de pago- son clave.

La durabilidad del producto, el principal criterio de compra en 2022

Nueve de cada 10 europeos están dispuestos a cambiar sus hábitos de consumo diario a corto plazo. Esta tendencia se traduce en un esfuerzo por no comprar productos y servicios innecesarios, por reducir el consumo diario y, sobre todo, por comprar productos duraderos.

La lucha contra el despilfarro y la durabilidad de los productos se ha convertido en los dos principales puntos de atención de los consumidores en 2022, muy por delante de la huella de carbono de los productos adquiridos o de su impacto en la salud. El 56 % de los europeos se preocupa ahora por evitar los residuos -54 % en España- y el 47 % quiere tener un producto que dure (46 % en España).

El 90 % de los europeos considera que la durabilidad de los productos es importante y casi un tercio incluso la considera «muy importante». Los electrodomésticos (53 %), los aparatos electrónicos, informáticos y de telefonía (50 %) y el menaje del hogar (muebles, decoración interior) (40 %) interesan especialmente a los consumidores.

Compras reacondicionadas o de segunda mano, un movimiento en marcha

Tres de cada cuatro europeos han optado por comprar productos de segunda mano o reacondicionados en lugar de nuevos en los últimos 12 meses, sobre todo en los siguientes sectores:

  • Productos de ocio y culturales (42 %)
  • Muebles y decoración de interiores (42 %)
  • Ropa y calzado (38 %)
  • Aparatos electrónicos, eléctricos, informáticos y de telefonía (38 %)
  • Juguetes y puericultura (36 %)

A la hora de comprar sus productos, los consumidores confían principalmente en el canal online, aunque esperan poder realizar este tipo de compras en tiendas físicas ya conocidas e identificadas: minoristas, grandes marcas y centros comerciales.

Además, para el 42 % de las personas encuestadas, el pago a plazos también se está convirtiendo en una herramienta esencial para recuperar el control de su presupuesto. Les permite seguir gastando y alcanzar sus proyectos y objetivos sin tener que recurrir a sus ahorros (78 %), ponerse en descubierto (75 %) o pedir un préstamo (55 %).

De media, los europeos gastan 301 euros en compras de segunda mano

En el espacio de un año, el número de personas que compran productos de segunda mano ha aumentado un 50 %, y el mercado representa ahora una parte cada vez mayor de los presupuestos familiares. De media, un europeo compra 301 euros de productos de segunda mano cada año y 297 euros de productos renovados.

Y el futuro sigue siendo muy prometedor, ya que 1 de cada 2 europeos está dispuesto a comprar aún más bienes de segunda mano en los próximos 12 meses, con preferencia por:

  • Muebles y decoración: 32 %
  • Productos de ocio y culturales: 31 %
  • Bricolaje y jardinería: 30 %.
  • Ropa y calzado: 30 %
  • Electrodomésticos: 30 %

Formas de desarrollar el mercado de segunda mano

Como en todos los sectores de consumo, el precio es el principal criterio de compra, sobre todo en este periodo de inflación. Pero, más que en otros sectores, parece ser un medio clave para desarrollar las ventas. El 50% de los europeos considera que los precios aplicados por los vendedores de productos de segunda mano y reacondicionados se acercan demasiado a los de los nuevos, y les hace menos propensos a comprar.

Además, los consumidores quieren que las marcas y los vendedores les proporcionen mejor información y les tranquilicen sobre la vida útil restante del producto (46 %) y sobre la calidad del producto en general (44 %).

Por último, el 31 % cree que los servicios adicionales, que ahora se han convertido en esenciales en todos los entornos de compra (devoluciones gratuitas, servicio posventa, garantía, etc.), no se ofrecen lo suficiente en los sitios web o las tiendas de segunda mano. Se mencionan en particular los servicios de pago: El 76 % de los europeos afirma que compraría más artículos de segunda mano si pudiera pagarlos a plazos. Este porcentaje, que ha aumentado un 44 % en un año, confirma una vez más el entusiasmo de los consumidores por las soluciones de pago fraccionado.

Puedes conocer más información acerca de nuestro producto de pago aplazado, 3x 4x Oney, pinchando aquí

Si te ha interesado este artículo, te recomendamos:

Cargadores de coches eléctricos, todo lo que necesitas saber

Sihem Dekhili: “Las empresas están en una buena posición para incidir en la sostenibilidad y el consumo sostenible”

¿Qué es el metaverso y qué significa para nuestra forma de consumir?

Oney España se suma a la nueva edición de la Win Win Week

Cookies en Oney

Utilizamos cookies en nuestra web (propias y de terceros) para asegurarnos que todo funciona correctamente, darte un mejor servicio y crear experiencias más valiosas para ti, por ejemplo a través de banners online de publicidad personalizada. Además, nos ayudan a analizar y entender cómo navegas a través de nuestra web para mostrarte contenidos ajustados a tu perfil. Pincha aquí para obtener más información sobre nuestra política de cookies.