Diferencias entre TIN y TAE ¿Cuáles son?

TIN y TAE

TIN y TAE son dos conceptos que te dan una información valiosa sobre una cuestión clave: qué coste tiene solicitar un préstamo o realizar el pago de una compra financiadas a plazos, entre otros.

Un préstamo o una financiación, te otorgan la capacidad de iniciar actividades que, de otra forma, no podrías realizar en un corto plazo. Pero al mismo tiempo, debes conocer bien qué condiciones tiene el producto financiero al que te vas a adherir, para hacerlo con total seguridad y sin sorpresas. Para ello debes conocer la diferencia entre TIN y TAE.

En este vídeo, Borjo te explica con mucha precisión en poco más de un minuto la diferencia entre ambos.

También te lo explicamos en detalle a continuación.


El TIN: el interés nominal de un préstamo o producto financiero

A la hora de solicitar un préstamo personal, debes tener en cuenta las condiciones de pago por el servicio contratado. El principal elemento que marca el «precio de un préstamo» es el interés nominal. O dicho de otra forma, lo que debes abonar a la entidad financiera o banco por prestarte una cantidad de dinero de forma anticipada.  Pues bien, técnicamente, este concepto es el denominado TIN.

El TIN es la Tasa de Interés Nominal. Se expresa como un porcentaje que se agrega, a la hora de devolverlo, al capital que te ha prestado el banco durante un período determinado de tiempo.

Como explica Borjo en el vídeo, el TIN (a diferencia de la TAE que veremos ahora) no tiene por qué ser anual. Puede fijarse un TIN mensual, anual, a tres años… Esto es algo que debes tener en cuenta a la hora de pedir el préstamo: un TIN anual puede representar el 2% del capital prestado, pero un TIN mensual implicaría pagar ese 2% cada uno de los doce meses del año.

Vamos a verlo con un ejemplo. Si la cantidad solicitada para el préstamo es 10.000 euros a un año, con un TIN anual del 2%, pagarías por los intereses 200 euros. Pero si el TIN es mensual, pagarías 200 euros cada mes, es decir, 2400 euros en total.


La TAE: el interés nominal y los gastos

Decíamos antes que el tipo de interés que marca las condiciones principales del préstamo es el TIN. Pero también hay otros conceptos que pueden estar asociados a la contratación. Por ejemplo, los gastos y comisiones. El TAE trata de recoger estos conceptos.

El TAE es la Tasa Anual Equivalente, y es una cifra que intenta orientar a la persona que contrata el préstamo sobre cuánto le costará en total abonar el préstamo. Al igual que el TIN, también se expresa en forma de porcentaje, pero en ella no sólo se recoge el interés nominal, sino también los costes de los gastos y comisiones que la entidad financiera asocia al préstamo.

La TAE es una cifra que debe compartirse con los consumidores por imperativo legal, y además se calcula según una fórmula normalizada, para que el consumidor disponga de toda la información posible en un solo índice, y así pueda comparar.

Actualmente, el TAE recoge los siguientes costes:

  • El TIN.
  • La periodicidad de los pagos (que, como hemos visto, marca una gran diferencia).
  • Las comisiones de apertura y cancelación.
  • Los costes de la operación.

Por el momento, sin embargo, aún hay gastos que el TAE no recoge. Por ejemplo, en los préstamos hipotecarios, tendrás que hacerte a la idea de que los gastos de notario o de ciertos productos que la entidad te obliga a contratar si quieres acceder al préstamo (como, por ejemplo, seguros de hogar) no están incluidos en la TAE.


Por qué es tan importante el TAE

Si bien hemos mencionado que el interés nominal es el tipo que marca los intereses de referencia del préstamo. Lo cierto es que a veces, tras un TIN muy atractivo se esconden otro tipo de condiciones a las que debes prestar atención, como los gastos adicionales, comisiones o la obligación de contratar productos asociados.

Como dice Borjo en el vídeo, hay ocasiones en las que incluso un préstamo a interés cero resulta más caro que una alternativa con un TIN razonable y unos gastos asequibles.

Por eso, a la hora de contratar un producto bancario o financiero, es importante consultar la TAE además del TIN. Y también el resto de condiciones del contrato.

Contratar un préstamo o una financiación te ayudará a llevar a cabo un proyecto que de otra forma no sería posible en el corto plazo. Pero también debes tomarte tu tiempo para informarte de las condiciones.

En Oney te ofrecemos esta información de forma transparente asociada a todos nuestros productos. Y también te notificamos cuando, por ejemplo, se produce una bajada de la TAE como la que recientemente ha recibido el pago a revolving con las tarjetas Oney. Porque desde el 21/03/2021, las compras en esta modalidad de pago con Tarjeta Alcampo y Leroy Merlin tendrán una nueva TAE del 20,49%.

Saber qué significan conceptos como TIN y TAE te ayudará mucho en este punto. Así, podrás tomar mejores decisiones y evitarás llevarte sorpresas.

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

¿Cuánto deberías tener ahorrado? Calcúlalo con la fórmula Greene

IVA devengado e IVA deducible: ¿Cuáles son las diferencias?

Qué es el IPC y cómo te afecta al bolsillo

¿Cuánto desgrava un plan de pensiones?

Cookies en Oney

Utilizamos cookies en nuestra web (propias y de terceros) para asegurarnos que todo funciona correctamente, darte un mejor servicio y crear experiencias más valiosas para ti, por ejemplo a través de banners online de publicidad personalizada. Además, nos ayudan a analizar y entender cómo navegas a través de nuestra web para mostrarte contenidos ajustados a tu perfil. Pincha aquí para obtener más información sobre nuestra política de cookies.