¿Qué son los NFTS? La nueva moda entre inversores y coleccionistas

NFTS, qué son

Para explicar qué son los NFTS vamos a empezar hablándote de una persona que probablemente no conozcas: Beeple. Se trata de Mike Winkleman. Un artista y diseñador gráfico estadounidense que decidió un buen día no hacer dibujos en papel, sino únicamente en formato digital. Es una especie de Banksy de internet. 

En marzo de 2021 una obra digital de Beeple alcanzó en Christie’s el escalofriante precio de subasta de 70 millones de dólares. Pero, ¿qué se subastó? ¿Imprimió Beeple sus dibujos en un lienzo para poder firmarlos y así verificar su originalidad? Pues no, la obra que se vendió por semejante valor poseía un formato JPG. 

Estarás pensando que los archivos JPG, como casi todos los archivos digitales, tienen la propiedad de ser replicables hasta el infinito. ¿No atenta esto contra la necesidad de que una pieza artística sea única? ¿Quién iba a pagar 70 millones por algo que se puede multiplicar hasta que todo hijo de vecino posea una copia? 

La respuesta a este enigma está en los llamados NFTS.

NFT significa Non Fungible Tokens

Los NFT, como habrás podido intuir, son archivos digitales cuyo propietario y creador pueden verificarse en todo momento, lo que los hace perfectos para el coleccionismo. NFT son las siglas de la expresión Non Fungible Tokens. Para comprenderla bien, podemos explicar cada una de las partes de dicha expresión. 

¿Qué es un token? Un token es una unidad de valor que cualquier organización emite para diferentes fines. Token, en inglés, significa ficha. El término proviene de aquellas fichas que hacían funcionar las antiguas máquinas de los salones recreativos, o las que se usan en los casinos. En el actual mundo digital, casi todos los tokens están basados en tecnología blockchain, y sirven desde para acuñar criptomonedas (como Ethereum) hasta para ceder el uso de datos. En un blockchain, un token es cada uno de los registros introducidos por el conjunto de los nodos.

¿Qué significa non fungible? El adjetivo fungible significa que algo se consume con su uso, como por ejemplo una manzana o una vela. Por el contrario, algo “no fungible” es algo que perdura, como una obra de arte. Algo, además, que no puede ser transformado. 

Los Non Fungible Tokens son, por tanto, archivos a los que se asginan registros de datos que no se pueden replicar ni transformar. Son únicos, da lo mismo que se trate del gif de un gatito, de una carta de Pokemon o de una obra de Beeple. Su valor procede, como el del dinero, de su carácter fiduciario: si un billete de 500 no es más que papel, hasta que el acuerdo de la gente le otorga su valor, un NFT no es más que electricidad, hasta que el acuerdo de la gente decide que puede valer 70 millones de euros (o 70 céntimos). 

Un NFT es ideal para el coleccionismo digital por estos motivos

Desde cromos de beisbol hasta fotografías originales, los NFT son la adaptación de las piezas coleccionables al mundo virtual. Como tales,  de la misma manera que hay inversores especializados en sellos o en arte, también empiezan a surgir quienes se interesan por estos archivos digitales.
Esta posición se la han ganado de pleno derecho gracias a que la tecnología blockchain les dota de una serie de características: 

  • Los NFT son irreproducibles porque son nominales; el archivo puede compartirse, sí, pero el propietario de la obra original puede certificarlo en todo momento, porque su nombre queda grabado en el blockchain.
  • Los NFT son verificables; como ya hemos hablado a la hora de tratar el bitcoin, una cadena de bloques es como un libro de contabilidad inalterable e infinito. Por tanto, un NFT siempre ofrecerá datos para verificar quién fue su creador, a quién pertenece y a quién ha pertenecido en el pasado. 
  • Los NFT son indivisibles; igual que no puedes partir la Gioconda en trocitos, tampoco puedes dividir un Non Fungible Token. Así que un NFT podría tener múltiples propietarios, pero en ningún momento podrá irse cada uno con su parte, porque la propiedad posee una entidad completa. 
  • Los NFT son indestructibles: como sabemos, una cadena de bloques es imposible de hackear o borrar, porque cada nuevo registro (o token) ha de ser verificado por todos los nodos.  Por tanto, una vez que un token asigna a una persona la propiedad de una obra digital, no hay forma de destruir ese contrato. 
  • Los NFT pueden ser una nueva burbuja o pueden significar un tremendo impulso para digitalizar aún más nuestra actividad financiera. Y es que vienen a demostrar que un elemento no tiene por qué ser físico para ser único, irrepetible y muy deseado. 

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Cómo cambiar tu cuota revolving mensual en el Área Cliente Oney

Consulta los descuentos Alcampo de tu tarjeta en el Área Cliente Oney

Cómo consultar la información de cuotas revolving en tu Área Cliente Oney

Ver Extracto Tarjeta Alcampo o Club Leroy Merlin

Cookies en Oney

Utilizamos cookies en nuestra web (propias y de terceros) para asegurarnos que todo funciona correctamente, darte un mejor servicio y crear experiencias más valiosas para ti, por ejemplo a través de banners online de publicidad personalizada. Además, nos ayudan a analizar y entender cómo navegas a través de nuestra web para mostrarte contenidos ajustados a tu perfil. Pincha aquí para obtener más información sobre nuestra política de cookies.