Gastos bajo control: ¿Cómo conseguirlo?

Gastos bajo control ¿cómo conseguirlo?, Oney blog, gastos bajo control,

¿A veces te cuesta organizarte para mantener tus gastos bajo control? ¿Te cuesta distribuir tus ingresos a lo largo del mes? En realidad, es más común de lo que piensas. No saber estimar el gasto total del mes, puede provocar que gastes más de la cuenta en los primeros días y estés más agobiado a final de mes. Sin embargo, con un poco de gestión, puedes conseguir equilibrar tus gastos durante el mes y ganar en tranquilidad. Es un proceso sencillo de llevar a cabo.

Consejos y trucos para mantener tus gastos bajo control

No necesitas invertir mucho tiempo o dinero, tan solo fijar una estrategia financiera y hacer uso de algunas técnicas de gestión. Desde Oney queremos ponértelo un poco más fácil, por eso hemos preparado una serie de consejos y trucos básicos para que tengas siempre controlados tus gastos.

Cuenta con un presupuesto de gastos personal

El formato puedes elegirlo tú mismo; un libro de cuentas, una hoja de cálculo en tu ordenador, un programa de contabilidad… Gracias a este presupuesto podrás estimar cuánto vas a gastar y podrás adaptarte a tus ingresos. Es importante ser constante, completarlo mes a mes e intentar no sobrepasarlo nunca, para que vaya quedando un margen para ahorrar. Así podrás ajustar mucho mejor los gastos a los ingresos.

Fija un límite de gastos inferior a tus ingresos mensuales

Es la mejor medida para ahorrar algo de dinero a final de mes. Contar con una limitación siempre te ayudará a gestionar mejor todas tus finanzas. Si te cuesta cumplirlo, puedes ingresar todos los meses una cantidad de dinero en una cuenta o depósito de ahorro para evitar tentaciones.

Destina cada mes una cantidad de dinero al ahorro

Intenta que un porcentaje de tus ingresos estén destinados al ahorro. Como norma general puedes fijarte un 20% aunque deberás ser tú quién valore qué cantidad es asequible. Hoy en día es muy valioso contar con una cuenta de ahorro regular para gastos de emergencia.

Clasifica tus gastos y compáralos con los periodos anteriores

Separa tus gastos por categorías y crea tantas como necesites; ropa, alimentos, entretenimiento, gasolina, suministros… Así sabrás con exactitud qué cantidad inviertes en cada cosa. Compáralos con el gasto de meses o periodos anteriores y mira si hay variaciones importantes, tanto al alza como a la baja. ¿Has duplicado el gasto de gasolina? Quizá debes analizar si has hecho más viajes o repostado en gasolineras más caras. ¿Has ahorrado en alimentación? Revisa qué productos has comprado y en qué establecimientos para seguir con esa tendencia de ahorro.

Utiliza una aplicación de gestión de gastos

Actualmente hay una gran variedad aplicaciones de gestión de gastos que puedes instalar en tu smartphone o tablet. Muchas de ellas son gratuitas y te ayudarán a tener siempre de un vistazo tus gastos en orden. Te recomendamos al menos contar con la aplicación de las entidades bancarias que utilizas habitualmente.

Si eres cliente de Oney, puedes utilizar la App de Oney para IOS y la App de Oney para Android. Con ella podrás gestionar rápidamente tus productos, a cualquier hora y desde cualquier lugar. Gracias a su interfaz intuitiva podrás consultar tus movimientos o el saldo disponible de tu tarjeta, ingresar dinero en tu cuenta bancaria o reducir el importe de tus recibos cambiando la forma pago de tus compras.

En caso de gasto excepcional, reajusta tus finanzas

Es inevitable que algunos meses surjan gastos extras; pagar el seguro del coche, comprar una lavadora porque la anterior se ha averiado, comprar los libros del cole… No te preocupes, estas situaciones son habituales y debes estar preparado para ellas. Lo más recomendable, es que compenses ese gasto extra reduciendo otros, es decir, hacer reajustes en aquellos gastos que pueden esperar al próximo mes o no son urgentes.

Establece objetivos financieros a corto plazo

Para mantener tus gastos bajo control, los objetivos que te marques deben ser factibles y alcanzables a corto plazo. Tener metas alcanzables, te ayudará a invertir el dinero con más cautela, cambiar algunos hábitos que tienes adoptados y a repartir mejor el dinero.

Evalúa tu presupuesto a final de mes

En los últimos días del mes te recomendamos invertir un tiempo para revisar en qué has gastado la mayor parte de tus ingresos. Puedes analizar qué tipo de gastos se repiten más, cuánto dinero destinas a tu tiempo de ocio o cuánto gastas en gasolina. Así, podrás reajustar o marcarte límites para las partidas de gastos más altas. Te ayudará a progresar, a establecer objetivos alcanzables y a encaminarte hacia un futuro financiero seguro.

Comprometerte contigo mismo es el primer gran paso para dejar de gastar más allá de lo que te gustaría. No es fácil cambiar de hábitos de la noche a la mañana, pero podrás conseguirlo si eres constante y organizado. ¡A por ello!

Recta¦üngulo 4 copia

Cookies en Oney

Utilizamos cookies en nuestra web (propias y de terceros) para asegurarnos que todo funciona correctamente, darte un mejor servicio y crear experiencias más valiosas para ti, por ejemplo a través de banners online de publicidad personalizada. Además, nos ayudan a analizar y entender cómo navegas a través de nuestra web para mostrarte contenidos ajustados a tu perfil. Pincha aquí para obtener más información sobre nuestra política de cookies.