Google y la explicación del juego del dinosaurio en Chrome

Intentas abrir una página de Google Chrome pero, vaya por Dios, te has quedado sin internet. Pulsas un botón, cualquier, accidentalmente. Y entonces aparece. Un sencillo juego en blanco y negro protagonizado por un dinosaurio que parece venido de los 80. Al principio no te resulta muy atractivo, pero tienes la necesidad de matar el tiempo hasta que regrese internet. Así que echas una partidita. Saltas cactus, esquivas pterodáctilos, todo cada vez más rápido. Mueres, vuelves a empezar. Y, oye, ¡resulta que el Dinosaurio de Google engancha!

Te estamos hablando de Chrome Dino Run, o el Dinosaurio de Google, videojuego protagonizado por el ya famoso Loneley T-Rex. Un fenómeno mundial que engaña: parece fruto de la casualidad o de la viralidad (o del hyppe). Pero puede enseñarnos muchas cosas de nosotros mismos. Tras él hay una gran demostración de conocimiento de la sociedad y de la psicología humana. Y un buen conjunto de preguntas que podemos hacernos. 

El Dinosaurio de Google es User Experience

Así fue creado el Chrome Dino Run: como una táctica de User Experience. ¿Pero qué es User Experience, UX o Experiencia de Usuario? Habrás oído hablar de ella muchas veces. Se trata de una estrategia para que el usuario obtenga más satisfacción al emplear un producto o servicio. 

Si tú estás, por ejemplo, reservando un viaje por internet y notas que el proceso ha sido fácil, fluido y breve, eso no es fruto de la casualidad. Probablemente detrás de ese portal haya una buena estrategia de UX. En un negocio físico, si tienes que hacer cola, pero dispones de una pantalla en la que se proyectan vídeos que te amenizan la espera, eso es Experiencia de Usuario. Si al comprar un producto complejo, el vendedor te habla en términos comprensibles y sencillos, también podemos hablar de User Experience. 

También sumar valor a tu oferta habitual es una táctica de UX. Como por ejemplo añadir entretenimiento a un servicio financiero, como ha hecho Oney para el Black Friday: proponemos una competición del clásico juego Snake con 100 premios de 100 euros cada uno.¡Cuantas más participaciones, más opciones de ganar! Podrás hacerlo del 1 al 30 de noviembre.   

Y otras veces, el User Experience se utiliza para hacer de la necesidad virtud. Y este es el gran logro del Dinosaurio de Google. 

Así se creó el Dinosaurio de Google, para hacer de la necesidad virtud

Una parte importante de las estrategias de User Experience consiste en la investigación. Los “researchers” estudian el comportamiento de los consumidores para saber qué se puede mejorar en el uso de sus productos o servicios. Es pura psicología

¿Recuerdas Enjuto Mojamuto, el genial personaje creado por Joaquín Reyes que se desesperaba cuando perdía la conexión a internet? Los investigadores de Google se dieron cuenta de que, en el mundo, la reacción de Enjuto era  bastante común. Los usuarios se desesperan y pierden la paciencia cuando no va la conexión. 

Por este motivo, en 2014 pusieron a un pequeño equipo de desarrolladores a pensar una solución que ofreciera una experiencia un poco más amable para aquellos usuarios que se desconectaban. Así fue como Sebastien Gabriel diseñó The Loneley T-Rex, y Alan Bettes y Edward Jung le ayudaron a crear el sencillísimo, pero adictivo, videojuego. Un dinosaurio que se desplazaba de izquierda a derecha, cada vez más rápido, y tenía que saltar cactus y agacharse ante el paso de pterodáctilos en una carrera sin fin

El objetivo del juego es mantenerse tantos minutos como sea posible sin chocar con ningún obstáculo. Fíjate en la genialidad desde el punto de vista del UX: cuando un usuario está frustrado por tener que esperar un tiempo a que regrese internet, tu le ofreces un juego en el que tiene que aguantar tiempo. ¡Eso es hacer de la necesidad virtud! 

Ahora, esto también nos lleva a preguntarnos algo sobre nosotros mismos: el hecho de que los usuarios necesiten soluciones como Dino Run para superar la frustración de la espera, ¿no indica que la hiperconectividad está llenando nuestra mente de ansiedad

El Dinosaurio de Google es la evolución en la involución

Hay una contradicción divertida en el fenómeno de Dino Run. Cuando los tres desarrolladores presentaron a sus jefes el proyecto, obtuvieron una respuesta positiva inmediata. Sólo se les pidió una cosa: hacer que el videojuego pareciese lo más antiguo posible. Esto es, que la animación de Loneley T-Rex o de los pterodáctilos apenas tuvieran movimiento. Todo debía asemejarse a los viejos arcades de los 80, como Donkey Kong, o Asteroids. 

Esto tiene que ver con otra curiosidad: ¿por qué un dinosaurio? Por si no lo sabes, el t-rex es uno de los símbolos de Alphabet, la empresas matriz de Google. Incluso en su campus de Mountain View tienen expuesto un esqueleto de tiranosaurio. Esto es un recordatorio de uno de los lemas de la compañía: si no evolucionas, estás condenado a extinguirte. Por eso, Dino Run, a modo de broma, parece congelado en el tiempo en que había que ir a los recreativos con monedas de 25 pesetas. Y, al mismo tiempo, recrea una época jurásica en la que no había internet.

Lo curioso es que este “involucionado” videojuego, lejos de extinguirse, ha supuesto un grandísimo éxito a nivel mundial. En 2018, más de 270 millones de jugadores disfrutaban de Dino Chrome cada mes. Se habla de que algunos usuarios ya han alcanzado los 99.999 puntos. Un éxito que muchos videojuegos AAA (es decir, superproducciones) quisieran.

Es decir, con Dino Chrome, Google ha alcanzado una evolución apostando, aunque fuera de broma, por la involución. Y esto puede llevarnos a una nueva cuestión. Que, frente a la tecnología por la tecnología, la investigación de las necesidades y su satisfacción desde un punto de vista creativo es una estrategia mucho más poderosa.   

El Dinosaurio de Google demuestra que vivimos en una burbuja

Pero si hay un dilema que el éxito de Dino Chrome pone sobre la mesa es el de la desigualdad global. Como te hemos contado, el dinosaurio fue creado para amenizar las desconexiones. Estas son mucho más habituales en países en los que internet tiene un alcance mucho menos elevado, las redes son inestables o la conexión es demasiado cara. Los países que más juegan a Dino Chrome son India, Indonesia, México y Brasil. Mientras que, en Europa, mucha gente ni siquiera lo conoce, porque estamos habituados a dar internet por hecho. 

No es así, y de hecho, el acceso a la información es imprescindible para el desarrollo y la educación. Esto debería llevarnos a reflexionar sobre nuestros privilegios, pero también sobre nuestra ciberdependencia

Piénsalo, ¿cuándo fue la última vez que, como Enjuto Mojamuto, te pusiste a gritar “Interneeet” con desesperación? ¿Aprovechaste para leer un libro, dar un paseo o conversar con alguien? 

Bonus: otras curiosidades del Dinosaurio de Google

  • El nombre secreto de su fase de desarrollo fue Bolan Project, en honor a Marc Bolan, cantante del grupo de los 70 T-Rex. Dino Chrome no es infinito, pero como si lo fuera: un jugador tendría que estar corriendo 17 millones de años, el tiempo que el tiranosaurio vivió sobre la Tierra, para terminarlo. 
  • The Loneley T-Rex se ha vuelto tan popular que Google lo ha adoptado como mascota, incluyéndolo en muchos artículos de merchandising. 
  • Algunos desarrolladores sugirieron incluir rugidos o movimientos, pero la idea fue rechazada en favor del look retro
  • El cumpleaños de Chrome Dino Run motivó la única variación del videojuego desde su creación: solo durante un mes se incluyeron gorros de fiesta, globos y elementos en color. 
  • Muchas personas desconectan los datos, el WiFi o ponen el móvil en modo avión para jugar al Dino Run. 

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

¿Cómo se calcula la paga extra?

PcComponentes, nuevo partner de pago aplazado 3x 4x Oney para su marketplace

IPREM 2023 ¿Qué es y cómo determina si recibirás una ayuda pública?

Tramos IRPF para 2023: ¿Cómo funcionan y cuáles aplican?