Algún día… Nuestras ciudades parecerán bosques

Después de la digitalización, llega la revegetación. Ciudades, centros comerciales, edificios de oficinas… Todas ellas están integrando la naturaleza en su diseño como elemento importante. Una vía para cumplir con las demandas de consumidores y usuarios… Y también una forma de prepararse para el futuro ofreciendo alternativas reales para controlar la contaminación o el aumento de las temperaturas.

Las ciudades, cada vez más calurosas

Es un hecho científicamente estudiado. En las ciudades, hay mayor temperatura. El fenómeno se conoce como el efecto urbano de ‘isla de calor’ y se debe a la estructura  característica de las ciudades; superficies lisas, distribución de los edificios… etc. También por el tipo de actividad que se desarrolla en ellas; industria, transportes y concentración de población.

Por este motivo, si hay una ola de calor, las temperaturas en las grandes ciudades pueden llegar a subir hasta 8 °C en ciertos momentos del día en comparación con las áreas adyacentes. La revegetación podría ser la solución para aliviar esta situación considerablemente.

Mucho que obtener de las plantas

Confort térmico, acústica, bienestar… No es ninguna sorpresa que las ciudades estén integrando cada vez en mayor medida la vegetación como un elemento más del urbanismo.

En 2006, Nueva York fue pionera cuando anunció la plantación de un millón de árboles nuevos en la ciudad. Objetivo que cumplió en 2014. En esta línea, Milán construyó dos torres gigantes que albergan más de 20.000 árboles, el equivalente a 2 hectáreas de bosque.

Ya sea debido al atractivo que ha aportado a las ciudades o a la creación de empleo que ha generado; se estima que por cada euro invertido en la plantación de árboles se han generado cinco para la comunidad. No sorprende por tanto, que este tipo de iniciativas estén extendiéndose también cada vez más al ámbito privado.

Oficinas verdes

La sede de la compañía Apple (la más cara de la historia, con un coste de más de 4.000 millones de dólares) conocida como Apple Park, es uno de los grandes ejemplos de Oficinas Verdes. 3 kilómetros de vías ciclistas, 9.000 árboles plantados y una gestión energética de las instalaciones 100% renovable.

No es el único ejemplo. El campus de Quicksilver en Europa (al suroeste de Francia) sorprende por su concepto de oficinas en medio del bosque. O el caso de las oficinas centrales de Deloitte, The Edge, en Amsterdam que recibieron en 2015 el reconocimiento de ser el edificio más verde del mundo. Combina paneles solares, energía geotérmica e incluso sensores conectados que permiten a los empleados regular la luz y la temperatura en sus puestos de trabajo a través de una app.

¿Y los retailers?

También se han puesto manos a la obra. La revegetación es la protagonista de los futuros proyectos. El más emblemático: Indudablemente, el centro comercial del arquitecto Vincent Callebaut, conocido como Wooden Orchids, un espacio comercial de 20.000 metros cuadrados.

Este espacio será el hogar de no menos de 200 tiendas especializadas en la venta de alimentos orgánicos. Además incluye un mercado de agricultores, así como jardines de té llenos de flores,. Todo ello albergado en edificios ecológicamente responsables que funcionarán con energía solar, eólica y geotérmica.

Esta nueva experiencia comercial y cultural podrá ahorrar hasta un 70% de energía. El proyecto está planeado para China y podría hacerse realidad en los próximos años.

Conclusión

La temperatura del planeta subirá +1,5º entre 2030 y 2050, según los datos del último informe IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change).

Las paredes verticales de vegetación y las parcelas verdes en las azoteas de los edificios pueden suponer una ayuda para paliar esta situación. Pero no es la solución definitiva. Hasta que individuos y países asuman su parte de responsabilidad, estas iniciativas son buenos ejemplos que marcan el principio de un cambio de cara al futuro.

Imágenes: APPLE PARK / EDGE ATRIUM / FUTURA SCIENCE / WOODEN ORCHIDS

Si te ha interesado este artículo, te recomendamos:

Consumo responsable: Cuando tu compra tiene un impacto positivo

Cómo apuntarse al paro: Qué pasos debes dar

¿Comprar o alquilar casa? Resuelve tu duda en 4 preguntas

El 85% de los españoles pagarían más por productos sostenibles