Qué es el IPC y cómo te afecta al bolsillo

Qué es el IPC

Preguntarse por el IPC y cuánto afecta a nuestras vidas equivale a preguntarse cuánto nos afectan las subidas de precios. El IPC cobra especial importancia en momentos de inflación. Es decir, el aumento generalizado de los precios como resultado de una crisis económica, y que suele tener un impacto directo en los bolsillos de los ciudadanos.

Para anticiparse a esta supuesta inflación,  es fundamental tener un ojo puesto en el IPC. ¿Pero qué es el IPC? En este artículo tratamos de explicarlo.

Qué es el IPC

IPC es el acrónimo de Índice de Precios al Consumo. Se trata del principal indicador para medir la inflación. El IPC recoge precios de productos, servicios y commodities determinantes para el poder adquisitivo de los ciudadanos. Es decir, contempla casi todos los artículos más habituales del consumo cotidiano de las familias.

Algo que hay que subrayar es que el IPC no se preocupa por la media de los precios, sino por su variación. Es decir, refleja lo que han ascendido o descendido los precios en los últimos 12 meses. Por eso se expresa como porcentaje.

Si el IPC marca un 2%, esto quiere decir que una familia, por cada 100 euros que gastaba el año anterior, tendrá que gastar otros 2 euros adicionales para comprar los mismos productos.

El IPC es un indicador muy importante por muchos motivos. Por ejemplo:

  • Se utiliza para revisar los salarios públicos o las pensiones: si el IPC sube, se entiende que estos salarios deben subir para hacer frente a la pérdida de poder adquisitivo.
  • Los propietarios suelen fijarse en el IPC para ajustar los precios de los inmuebles en alquiler.
  • El IPC es uno de los indicadores macroeconómicos que se usan para predecir la tasa de crecimiento de un país.
  • El IPC es importante en los mercados financieros: indica el ritmo al que debes hacer crecer una inversión si no quieres que pierda valor. Es decir, si la rentabilidad de una inversión es menor que el incremento de los precios, esto quiere decir que estás perdiendo poder adquisitivo.

Cómo se calcula el IPC

El cálculo del IPC obedece a normas dinámicas, que se van actualizando a medida que cambian nuestras vidas. Por ejemplo, hace una década no tenía sentido introducir en la fórmula los precios de los smartphones, pero ahora sí, dado que se han vuelto indispensables.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) es el organismo que lleva el registro de cuánto cuesta cada producto mes a mes.

En su cómputo tiene en cuenta 12 categorías de productos, un total de más de 450 artículos que se hallan en la cesta habitual de las familias. Estas categorías se ordenan en virtud de su peso para el presupuesto familiar.

De más gasto a menos gasto para las familias, la lista quedaría así:

  1. Alimentación y bebidas no alcohólicas
  2. Transporte
  3. Vivienda
  4. Hoteles, restaurantes y cafeterías
  5. Ocio y cultura
  6. Vestido y calzado
  7. Menaje
  8. Medicinas
  9. Comunicaciones
  10. Bebidas alcohólicas y tabaco
  11. Enseñanza
  12. Otros

Una vez que se decide qué productos merecen ocupar un puesto en la lista, el INE pregunta sus precios en más de 22.000 establecimientos comerciales de toda España, dejando fuera los saldos y las rebajas. Esto se repite todo los meses. Una vez que el INE obtiene el dato, recurre a una fórmula matemática que da como resultado los puntos porcentuales de ascenso o descenso del precio de cada artículo, y la media de todos ellos.

El INE publica el dato del “IPC adelantado” a finales de cada mes, a modo de estimación, y la cifra definitiva a partir del día 10.

El IPC subyacente y el IPC armonizado

Otros dos indicadores que tienen mucho peso a la hora de predecir cuánto gastarán las familias son el IPC armonizado y el subyacente.

– El IPC subyacente elimina del cálculo aquellos artículos que tienen un precio más volátil. Por ejemplo, los alimentos no procesados (fruta, carne…), la gasolina, la factura eléctrica… Esto se hace para obtener una predicción más realista, aunque sea a sabiendas que un gran porcentaje del presupuesto familiar se queda sin analizar.

– El IPC armonizado utiliza un cómputo distinto. Contempla las mismas doce categorías, pero a cada una de ellas se les otorga un peso para el presupuesto familiar que no es el mismo que en el IPC general.

¿Por qué es así? Porque mientras que el IPC general pondera esos pesos teniendo en cuenta la población española, el IPC armonizado lo hace en el marco de la Unión Europea, con normas del Banco Central Europeo. Por eso se llama armonizado, porque armoniza el cálculo de la inflación de todos los países de la UE.

¿Qué nos depara el IPC para lo que queda de 2021?

La prensa especializada no para de preguntarse si la amenaza de una subida importante del IPC, que causaría una incómoda inflación, es una realidad.

El dato que más alarma a los economistas es de EEUU, donde el IPC de abril se ha situado en el 4,2%, una cifra inédita desde septiembre de 2008.

Por su parte, en España, el INE registró en el mes de abril un IPC del 2,2%, casi un punto por encima del registrado en marzo. Los precios se han visto impulsados por el alza de la energía, por lo que, una vez retirada ésta del cómputo para calcular, como decíamos, el IPC subyacente, el resultado es del 0,0%.

Para la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) este ascenso tiene, de momento, una importancia prudencial. Por eso dicen haber «revisado al alza la previsión de inflación en respuesta a la subida del petróleo». Corrigen la tasa media de inflación esperada para este año del 1,8% al 2%, mientras que la interanual de diciembre se sitúa en el 2,6%.

Todavía está por ver cuánto puede afectarnos el monstruo de una nueva hiperinflación. Pero si llega, esperemos que no sea como la de Argentina en el 89.

Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Gastos deducibles en la Declaración de la Renta

Qué es el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, en 7 preguntas

Qué es la inflación y por qué debería importarte

¿Cuánto deberías tener ahorrado? Calcúlalo con la fórmula Greene

Cookies en Oney

Utilizamos cookies en nuestra web (propias y de terceros) para asegurarnos que todo funciona correctamente, darte un mejor servicio y crear experiencias más valiosas para ti, por ejemplo a través de banners online de publicidad personalizada. Además, nos ayudan a analizar y entender cómo navegas a través de nuestra web para mostrarte contenidos ajustados a tu perfil. Pincha aquí para obtener más información sobre nuestra política de cookies.